Indiana Jones cumple años y te contamos uno de los secretos mejor guardados de la saga

Indiana Jones cumple años y te contamos uno de los secretos mejor guardados de la saga

La querida historia de acción y aventura cumple años y para acompañar la celebración, traemos algunos datos desconocidos, especialmente uno que cambia la forma de ver la saga.

Fernando Bedini

La saga de Indiana Jones es una de las mejores del cine y una indiscutida referente de la cultura Pop. Mayo es un mes importante para la historia creada por George Lucas y dirigida por Steven Spielberg y es porque su segunda y tercera película cumplen años. Indiana Jones and the Temple of Doom se estrenó en Estados Unidos un 23 de mayo de 1984, mientras que Indiana Jones and the Last Crusade hizo lo propio un 24 de mayo de 1989.

El propósito de esta nota es contar uno de los detalles mejor guardado de la historia, uno que pocos han notado y que le da un interesante cambio a la historia. Antes de hablar de esto, vamos a repasar algunas curiosidades de la película que festeja sus 33 años, The Last Crusade.

La última, pero no la menos importante

De las tres películas que componen la saga (sí, no se está considerando Indiana Jones and the Kingdom of the Crystal Skull), La Última Cruzada es la que consiguió un mayor presupuesto, $48 millones de dólares y es la que más recaudó en taquilla, consiguiendo más de $474 millones de dólares. 

Harrison y Steven el set de The Temple of Doom.

El verdadero origen del nombre

Al cierre de la cinta se da una divertida charla entre Henry Jones padre (Sean Connery), Henry Jones Junior (Harrison Ford) y Sallah (John Rhys-Davies). En ese momento Henry revela que Indiana, el nombre que con orgullo lleva su hijo, es en honor al perro que Indy tenía cuando era pequeño.

Lo curioso de esa charla es que hay mucha verdad. Cuando George Lucas creó la historia se centró en darle el mejor nombre posible a su personaje, más teniendo en cuenta que el arqueólogo aventurero fue fuertemente influenciado por las ilustraciones encargadas al artista Jim Steranko. En el primer borrador de la historia el personaje recibió el nombre de Indiana Smith. A Spielberg le gustó el nombre, pero no el apellido, por lo que decidió cambiarlo por algo más contundente, como Jones. Cuando Steven consultó a su amigo de dónde provenía el nombre Indiana, el creador de Star Wars le reveló que es por el nombre de su perro Malamute de Alaska, llamado Indiana.

Indiana también fue de mucha inspiración para Star Wars.

Un detalle importante es que cuando en La Última Cruzada el joven Indy (River Phoenix) llega a su casa huyendo con la Cruz de Coronado, se puede ver que en la residencia Jones hay un perro Malamute de Alaska.

El único para el papel

Cuando Lucas y Spielberg hicieron arreglos en el primer guion del filme, Steven logró persuadir a Lucas para que la historia incluyera al padre de Indy. Ya convencido de que el personaje debía estar sí o sí en la historia, tuvo una sola persona en mente para el papel: Sean Connery.

Normalmente las películas siempre tienen varias opciones de estrellas para los papeles, pero esta vez no había que pensar mucho, el actor que dio vida a James Bond era ideal y perfecto para ser Henry Jones padre.

La mejor dupla padre e hijo del cine.

Sin tiempo que perder la producción se puso en contacto con Connery. El escocés leyó el guion y si bien le pareció interesante la historia, respondió que no estaba interesado porque pensaba que no se notaría la diferencia entre padre e hijo y es que Connery nació en agosto de 1930 y Ford en julio de 1942, es decir, había 12 años de diferencia.

Afortunadamente Sir Sean recapacitó y decidió unirse a La Última Cruzada pero con la condición de tener la libertad para dar un nuevo tratamiento al personaje, algo que benefició a la historia.

Podríamos seguir con más detalles del filme, pero es tiempo de la revelar lo que da el el título a esta nota:

¿Indiana Jones tiene una cronología para ser vista?

Quienes han visto el filme hasta el hartazgo, ya sean viejas o nuevas generaciones, han seguido el orden de presentación. Es decir, comenzando con Riders of the Lost Ark (1981), The Temple of Doom (1984) y The Last Crusade (1989). Esto es principalmente porque ninguno de los filmes tiene un hilo conductor que da pie a las secuelas.

De todas formas, aunque esto no exista, podemos decir que Indiana Jones tiene una cronología para ser vista y la prueba está en los años de cada historia.

Riders of the Lost Ark está ambientada en 1936, poco después de la expedición de Indy al Perú en busca del ídolo de oro. Temple of Doom comienza con Indy en Shanghái tras la pista de las cenizas del primer emperador de la dinastía manchú. La acción transcurre en 1935. Por último, The Last Crusade se remonta a la adolescencia de Indy y luego hace el paso a la actualidad del personaje, llevándonos al año 1938.

La acción comenzando en Temple of Doom.

Teniendo en cuenta estas fechas, el orden cronológico de la historia comenzaría con Temple of Doom, siguiendo por Riders of the Lost Ark y finalizando con The Last Crusade.

De la misma manera que sucede con Star Wars, cada persona elige cómo quiere ver la historia, lo importante es que no dejen de ver las aventuras de Indy en esta fecha de celebración.

Por último, la saga de Indiana Jones aún no tiene un hogar en el streaming, así que tanto para Latinoamérica como para España, la saga está disponible para renta en servicios como Apple TV, Google Play, entre otros.

 

Déjanos tu mensaje con tu opinión o comentario sobre alguna serie, película o programa. ¿Qué te gustaría leer sobre celebridades, películas, series o plataformas? ¡No dejes de escribirnos a contacto@quever.news!

Temas