3 películas veraniegas para maratonear en vacaciones

3 películas veraniegas para maratonear en vacaciones

Tres largometrajes y un bonus track para que sumes a tu lista de imperdibles.

Agustina Agost

La tranquilidad del verano puede tener como resultado el tedio. Interminables y sofocantes vacaciones que llevan al más intenso aburrimiento; hasta que algo explota y despierta un volcán emocional. De esa premisa parten las tramas de estas tres películas -y una serie- que seleccionamos para que descubras o mires una vez más en tus vacaciones.

My Summer of Love

My Summer of Love es una película de 2004 dirigida por el director polaco Pawel Pawlikowski, quien ganó reconocimiento internacional con el largometraje Ida (2013), primera obra polaca en llevarse el premio Oscar a la mejor película de habla no inglesa, y más tarde con Cold War (2018), film que triunfó en diversos festivales internacionales.

La historia sigue a Mona, una joven de 16 años de belleza peculiar que vive con su hermano mayor en un pueblo de Yorkshire. Entre el típico aburrimiento de verano y su hermano en medio de una crisis mística, la joven anhela algo más. Tasmine, una chica de buena familia se cruzará en su camino y fascinará a Mona. Su relación evolucionará de una siempre amistad a una más intensa.

Protagonizada por Natalie Press y Emily Blunt, la película -basada en la novela homónima de Helen Cross- nos sumerge en un escenario fresco de verano, donde los atardeceres, el verdor del exterior y la luz dorada característica de esta estación son el contexto perfecto para los descubrimientos, el amor, la libertad juvenil y los aprendizajes.

Bonjour, tristesse

La escritora francesa Françoise Sagan supo retratar en sus novelas a la clase media francesa, inmersa en la amoralidad, el hedonismo y el hastío. Sus obras propusieron un espíritu de culto al placer y al exceso de los casinos y las fiestas, temáticas que se ven reflejadas en su primera novela Bonjour, Tristesse (Buenos días, tristeza), publicada en 1954. La misma despertó controversia a causa de la retorcida temática que abordaba y de la corta edad de la escritora, quien tenía sólo 18 años.

Buenos días, tristeza fue dirigida por Otto Preminger (1958)

Seducido por la polémica, dos años después, Otto Preminger la llevó al cine. la icónica Jean Seberg interpreta a Cécile, una adolescente malcriada y de personalidad compleja que, en unas vacaciones en la Riviera francesa, ve con disgusto la relación entre su padre, un atractivo y mujeriego viudo, y Anne, una mujer seria, disciplinada y culta, amiga de su difunta madre. El miedo a perder el cariño de su padre y los celos que le inspiran Anne la llevarán a hacer todo lo posible por separarlos.

Filmada en formato Cinemascope y con procedimiento Technicolor, el tratamiento de la luz y los colores, sumado a los exteriores de la costa francesa y el increíble diseño de vestuario y banda sonora, tienen como resultado una pieza audiovisual impactante; aunque la adaptación del guion es un poco insípida comparada con la contundencia que transmite la novela.

Una película algo olvidada, pero que no defrauda en absoluto. Se puede ver en Filimin. 

Skate Kitchen 

Elogiada por la crítica, Skate Kitchen es una joya indie de 2018. La misma está dirigida por Crystal Moselle, una documentalista que aporta a la cinta un tono súper realista. Y es que la mayoría de los personajes que salen en la película son reales. @theskatekitchen es una cuenta de Instagram creada por un grupo de chicas skaters como respuesta irónica a los mensajes misóginos que recibían en sus videos.  La directora propone un acercamiento a este deporte y lo hace con un discurso feminista y LGTBIQ+.

Crystal Moselle dirige este drama indie estrenado en 2018 

La trama sigue a Camille, una adolescente de los suburbios de Nueva York que cambia repentinamente cuando conoce a un grupo de chicas que hacen skate. Según se va adentrando en esta subcultura, empieza a entender el valor de la amistad y a conocerse a sí misma.

Rápidamente el largometraje se convirtió en una película de culto y en 2020 HBO lanzó Betty, un spin-off en forma de serie que cuenta con seis episodios. El proyecto sigue la vida cotidiana del grupo de chicas mientras se deslizan por un mundo del skate dominado por los hombres. 

Bonus track: Sharp Objetcs

Es una miniserie de solamente ocho episodios dirigida por Jean-Marc Vallée y basada en la novela del mismo nombre escrita por Gyllian Flynn, escritora de grandes obras como Gone Girl (Perdida), que también tuvo su adaptación en pantalla grande.

Sharp Objects (Heridas abiertas) nos cuenta la historia de Camille Preaker, una periodista alcohólica interpretada por Amy Adams. Camille es enviada a Wind Gap, su pueblo natal, para investigar sobre la desaparición de dos adolescentes. Durante años, Camille apenas ha hablado con su madre neurótica e hipocondríaca y con Amma, su media hermana. Instalada en su antiguo dormitorio en la mansión victoriana de su familia, Camille pronto se encuentra identificándose con las jóvenes víctimas. Atrapada por sus propios demonios, debe desentrañar el rompecabezas psicológico de su propio pasado si quiere obtener la historia y encontrar al culpable de los crímenes.

Un thriller psicológico con elementos súper cuidados: la cinematografía, el guion, el diseño de producción, el vestuario y maquillaje, el soundtrack y la edición se alinean de manera perfecta para narrar esta sofocante historia. Sophia Lillis, Patricia Clarkson, Chris Messina y Eliza Scanlen -entre otros- terminan de darle forma al elenco y cada uno se luce de manera increíble.

Sin dudas es una serie para ver mil veces. La puedes encontrar en HBO Max

Suscríbete a nuestro newsletter para recibir todas las novedades y participar de concursos exclusivos desde aquí.

Temas