Kill Bill cumple 20 años y te contamos 10 curiosidades del clásico de Quentin Tarantino

Kill Bill cumple 20 años y te contamos 10 curiosidades del clásico de Quentin Tarantino

Se cumplen dos décadas del lanzamiento de la icónica película protagonizada por Uma Thurman como La Novia. A continuación te contamos una serie de datos y curiosidades de la cinta que se transformó en un clásico del culto.

Magela Muzio

Magela Muzio

Hace dos décadas, Quentin Tarantino nos sumergió en un mundo de venganza y acción como nunca antes habíamos visto en el cine con su magistral obra Kill Bill. Esta película, protagonizada por la talentosa Uma Thurman en el emblemático papel de la Novia, se ha convertido en uno de los títulos imprescindibles del séptimo arte que todo cinéfilo debe ver al menos una vez en su vida.

Con su estilizada mezcla de géneros que abarca desde el spaghetti western hasta el cine de artes marciales, Kill Bill es una película que destaca por su narrativa no lineal y su estética visual única, además de contar con un reconocido elenco que incluye nombres como Lucy Liu, Michael Madsen, Daryl Hannah, Vivica A. Fox y David Carradine. 

Es por eso que a 20 años de su estreno, repasamos 10 curiosidades de Kill Bill. Desde su inspiración en las películas de artes marciales de los años 70 hasta los detalles detrás de las icónicas escenas de acción. 

Uma Thurman junto a Quentin Tarantino durante el rodaje de Kill Bill
Foto: Miramax Films

1. Fue planeada como una sola película

Quentin Tarantino no es ajeno a las películas de larga duración. De hecho en su filmografía cuenta con algunos títulos extensos, pero cuando ideó Kill Bill se dio cuenta que un solo largometraje no sería suficiente para narrar la historia de venganza de La Novia, el personaje de Uma Thurman. Es por eso que decidió lanzar dos volúmenes, en lugar de un filme de cuatro horas.

2. El regalo de Uma Thurman

Previo a convertirse en la heroína de Kill Bill, la actriz Uma Thurman había trabajado con Tarantino en Pulp Fiction. Sin embargo el director volvió a elegir a la actriz para su nuevo filme y no tuvo mejor idea que ofrecerle el papel de La novia el día de su cumpleaños número 30.

3. Un homenaje a las artes marciales

Uno de los aspectos centrales de Kill Bill es la presencia e importancia de las artes marciales, algo a lo que Tarantino quiso rendir homenaje, ya que es gran fanático de las producciones asiáticas del género. De hecho, el director ideó la cinta como un homenaje a Lady Snowblood, una película japonesa de 1973, dirigida por Toshiya Fujita, que a su vez está basada en el manga del mismo nombre escrito por Kazuo Koike.

Tanto la primera como la segunda entrega de Kill Bill guardan una inmensa cantidad de guiños al mundo de las artes marciales. En el filme hace su aparición la leyenda de artes marciales Sonny Chiba, quien interpreta a Hattori Hanzo, el elaborador de espadas.

Uma Thurman entrenó durante meses para lucir como una guerrera especializada en artes marciales
Foto: Miramax Films 

4. Litros de sangre

Debido al violento contenido que abunda en la trama de la película, se hizo necesaria la utilización de gran cantidad de sangre falsa. Para ello se utilizaron más 1700 litros de sangre que se realizó en base a una receta especial de jarabe de chocolate.

5. David Carradine no fue el actor elegido para interpretar a Bill

Uno de los personajes centrales del filme es Bill, quien a pesar de no estar físicamente visible en la primera película, es una figura clave de la historia. Originalmente, Quentin Tarantino escribió el rol para el actor Warren Beatty. Luego que este lo rechazara, le sugirió que contratara a David Carrdine, quien había protagonizado la serie Kung Fu.

6. El peligroso accidente de Uma Thurman

En una escena de Kill Bill, el personaje de Uma Thurman aparece conduciendo un auto. Para dicha secuencia la actriz solicitó un doble, pero Tarantino le pidió a ella que la hiciera. Al momento del rodaje, Thurman perdió el control del vehículo y chocó contra un árbol, lo que le provocó una contusión y el daño de sus rodillas. Este hecho debilitó la relación entre Thurman y Tarantino durante años.

7. Largas horas de rodaje

Desde luego que una película ambiciosa como la de Kill Bill tuvo largas horas de rodaje. Sin embargo, una de las escenas más complejas de filmar fue la de La Novia llegando a La casa de las Hojas Azules. La secuencia en cuestión llevó 6 horas de ensayo y 17 de filmación.

 

8. El cameo de Quentin Tarantino

Tal vez muchos no lo sepan, pero en la primera entrega de Kill Bill, Tarantino tiene un breve cameo en la cinta. El director aparece como uno de los cuerpos que deja la masacre de los 88 Locos.

9. Kill Bill inspiró una parodia noruega

En 2007, se lanzó la película Kill Buljo. Se trata de una parodia noruega de Kill Bill que involucra aspectos muy específicos de la cultura nórdica. Según trascendió, el mismísimo Tarantino dio el visto buena para que se haga la película.

10. No ganó ningún Premio Oscar

A lo largo de su filmografía, Quentin Tarantino y sus películas han sido ampliamente galardonadas. Sin embargo, Kill Bill parece haber sido la excepción. Ni el Volumen 1 ni el Volumen 2 recibieron ninguna nominación por parte de la Academia. Una verdadera rareza, ya que es considera por muchos como una de las mejores películas de Tarantino.

Suscríbete a nuestro newsletter para recibir todas las novedades y participar de concursos exclusivos desde aquí.

Temas