Las grandes revelaciones que dejó el nuevo documental de Jennifer Lopez

Las grandes revelaciones que dejó el nuevo documental de Jennifer Lopez

Jennifer Lopez apostó por los contenidos audiovisuales para abrirse con sus fans a través de dos cintas para Amazon Prime Video. Te contamos algunas de las mayores revelaciones de su último documental.

Redacción QueVer

Redacción QueVer

Jennifer Lopez ha abierto las puertas de su vida a aquellos seguidores que siempre la han acompañado. A raíz del estreno de su nuevo album This Is Me... Now, la artista creó dos cintas audiovisuales para Amazon Prime Video que lo acompañan: en primer lugar This Is Me...Now: A Love Story, una película experimental de fantasía que resulta tanto un documental como un musical y que salió el 16 de febrero; y por otro lado, llegó La mayor historia de amor jamás contada, estrenado este martes.

 La mayor historia de amor jamás contada lleva el nombre de una de sus nuevas canciones y se trata de un documental que retrata la producción de su nuevo álbum independiente y de la película original mientras navega por cuestiones de su vida personal y de su carrera.

Estas son algunas de las mayores revelaciones que pudimos ver en este franco y personal retrato de Lopez:

1. Una durísima infancia en el Bronx

Jennifer se sincera sobre sus primeros años de vida y contó que no recibió suficiente amor por parte de sus padres, Guadalupe Rodríguez y David Lopez, por lo que optó por convertirse en una mujer muy trabajadora para llamar su atención y ganar la aprobación que anhelaba. 

"No era la mayor ni la más joven, estaba en el medio", explicó y añadió que durante su crianza tuvo una madre con rasgos narcisistas que siempre quería ser el centro de atención en las reuniones sociales, mientras que su padre, quien trabajaba como técnico en informática, estaba emocionalmente distante debido a sus turnos nocturnos y largas horas de sueño durante el día.

La revelación llamó mucho la atención considerando que en el último tiempo se ha visto a Jennifer muy unida a su mamá. Sin embargo, ella ya había hablado de sus progenitores donde comentó que su padre siempre la apoyó a pesar de todo. 

Lopez junto a su madre y su hija. Foto: @jlo

2. Un pasado romántico de maltrato

Jennifer Lopez hizo mención sobre el abuso que experimentó en relaciones anteriores. En el documental, mientras discutía las escenas de una de sus canciones titulada 'Rebound', se puede ver una coreografía que sugería la presencia de violencia doméstica en una relación tóxica.

"Ser tirada y maltratada de esa manera no es divertido", dice la protagonista de la historia. "Nunca estuve en una relación en la que me golpearon, gracias a Dios, pero definitivamente me maltrataron y un par de otras cosas desagradables... duras... irrespetuosas".

3. La relación con Ben Affleck

La historia de amor entre JLo y el actor Ben Affleck no es historia reciente. A pesar de que se casaron en 2022, su amor se remonta a más de 20 años y tuvo durante todos estos años muchos altos y bajos.

Lopez y Affleck se comprometieron por primera vez en 2002 y planeaban casarse en 2004 . Sin embargo, sólo tres días antes de su boda cancelaron todo. Es que la presión de los medios y de lo que representaban sus figuras fue mucho más fuerte que el amor que los unía en aquel momento. Diecisiete años después, reavivaron su relación hasta casarse (ahora si) hace dos años.

“Hace veinte años, me enamoré del amor de mi vida y durante ese tiempo estaba haciendo un álbum llamado 'This Is Me...Then'", se escucha a Lopez decirle a una multitud en el documental. "No he hecho un álbum desde entonces. Dieciocho años después, volvimos a estar juntos y me sentí muy inspirada”. Dentro de esa secuencia, reveló que la inspiración del nuevo album se dio también por “una biblia” que Affleck le regaló por Navidad que contenía cada carta y cada correo electrónico que se escribieron  desde hace 20 años hasta el presente. 

Affleck tuvo una gran participación en el documental y se mostraron desde su hogar. Foto: Amazon Prime Video

4. Aparición pública juntos

La realidad de los artistas es muy diferente a la que era hace 20 años. El documental sorprendió a los fans porque se trata de la primera conversación entre ellos con audio que han escuchado en todo este tiempo. Incluso en 2002 no había mucha idea de cómo era la relación y las dinámicas que existían entre la pareja. 

Al principio, Affleck no estaba seguro de que Jennifer compartiera su historia de amor en la cinta. "Realmente no me encanta estar haciendo documentales sobre mi vida personal, por eso me siento tan aliviado de no estar realmente, parece que podría estar en esto, pero en realidad no estoy", dice él. "Me preocupaba sin motivo alguno. La película no era sobre mí. Se trataba de la capacidad de amarte a ti mismo y esa historia de amor es mucho más difícil de encontrar que el Príncipe Azul".

Pero no solo esto, Ben compartió que para volver a estar juntos tuvieron que hacer acuerdos, entre ellos, la flexibilidad con respecto a su exposición en redes. Al final, Affleck aparece en gran medida en el documental, compartiendo dulces momentos con Lopez mientras las cámaras graban y también siendo quien entrevista a la artista en las entrevistas.

5. La producción de “This is me… now” involucró muchos nombres y asuntos personales

Una de las confesiones que se revelan en el documental es que Anthony Ramos rechazó un papel en el proyecto de Jennifer porque es amigo de Marc Anthony. El actor de “In the Heights” iba a aparecer en el número de Rebound que va sobre una relación abusiva con una pareja borracha. La cantante nunca menciona específicamente de quién trata la canción y la escena, sin embargo, el actor no quería ser parte de algo que podría llegar a interpretarse en contra de Marc Anthony, quien fue pareja de Lopez por 10 años.

"No sabía que tú y Marc eran buenos amigos. No lo sabía. Eso es lindo. Él es el padre de mis hijos, obviamente. Nunca haré nada que realmente pueda identificarlo", decía Jennifer mientras hablaba por teléfono. "Sí, creo que la gente va a pensar que... ya sabes cómo son los medios". Dije: 'Pero si sólo hiciéramos nuestro arte pensando en lo que van a decir los medios, ¿qué carajo estamos haciendo?'”, termina reflexionando luego con su supervisor de vestuario, Shawn “Beezy” Barton.

Otra cosa que compartió es que varios nombres conocidos tuvieron el ofrecimiento de aparecer en cameos pero no ocurrió por diversos motivos, principalmente de agenda. Entre ellos estaban Taylor Swift, Jason Momoa, Jennifer Coolidge, Lizzo, Vanessa Hudgens, Ariana Grande y Snoop Dogg. La cantante también quería que Khloe Kardashian fuera parte de su proyecto, pero no funcionó.

Jennifer en el video musical de "This is Me... Now".

6. Jennifer pagó todo

"Hacer una película con tu propio dinero es el pecado capital más famoso de Hollywood", narra Ben Affleck en voz en off. El documental muestra como Jennifer Lopez tuvo que aportar $20 millones de dólares de su propio bolsillo para que el proyecto no fracasara, ya que no conseguía quien lo financiara.

La socia productora de Lopez, Elaine Goldsmith Thomas, explicó que la decisión de de pagarlo ella misma "se trataba de invertir en uno mismo, literalmente". Finalmente, la producción fue adquirida por Amazon aunque no revelaron el precio final.

Temas