La razón por la que Timothée Chalamet y Florence Pugh no podían cruzarse durante el rodaje de Dune 2

La razón por la que Timothée Chalamet y Florence Pugh no podían cruzarse durante el rodaje de Dune 2

La dupla de actores tenía prohibido encontrarse en el set ya que cuando se juntaban era imposible rodar sin distracciones ya que ambos son muy amigos y cruzarse implicaba un sinfín de bromas que desconcentraba al resto del elenco. Los actores se volvieron muy cercanos tras protagonizar "Mujercitas".

Redacción QueVer

Redacción QueVer

Cuando Denis Villeneuve convocó a Florence Pugh para formar parte de Dune: Parte 2, jamás se imagino que sería una de las peores decisiones de su vida.

La actriz, íntima amiga de Timothée Chalamet, fue objeto de enfados en el set ya que tanto ella como el protagonista de la cinta no dejaban de bromear, lo que dificultaba el proceso de rodaje ya que hacían que todo el equipo perdiera el foco.

“Ambos son muy alegres y traviesos. Les encanta que el trabajo sea como un juego”, reveló Villeneuve.

Con la incorporación de Florence Pugh al cast, Denis Villeneuve debió prohibir que se cruzase con Timothée Chalamet para evitar distracciones 
Crédito: Warner Bros. Pictures

Debido a esto, el director se vio obligado a mantenerlos alejados en el set y prohibir que se cruzaran salvo que tuvieran que rodar una escena juntos y sólo se encontraban para ello.

Como si las bromas no fueran suficientes, la británica llamaba al actor Chalamala Bing Bong, sobrenombre que le puso luego de que su abuela lo llamara así en privado al no poder pronunciar su nombre.

“Accidentalmente lo llamé Timothée Chalamala-bing-bong en su cara. Él estaba como, '¿Qué?' Y yo dije: '¡Nada!'”, confesó Pugh sobre el momento exacto en el que rebautizó a su colega de esa forma.

La amistad de Timothée Chalamet y Florence Pugh nació durante el rodaje de la versión de "Mujercitas" de Greta Gerwig
Crédito: Columbia Pictures

La amistad de Timothée Chalamet y Florence Pugh nació durante el rodaje de la versión de Mujercitas de Greta Gerwig, donde interpretaban a Laurie y Amy March respectivamente.

Más allá de las jugarretas de este par, Denis Villeneuve se enfrento a otro contratiempo durante el rodaje: el calor extremo en uno de los sets recreados en un gran espacio cerrado.

"Alcanzó los 43 grados y hacía mucho calor. Tenía la gorra calva y estaba entre dos escenarios de sonidos que eran cajas grises de 60 metros y arena. Se convirtió en un microondas. Había gente desmayándose de un golpe de calor", reveló en Austin Butler en diálogo con Entertainment Weekly.

Temas