La película de terror sobrenatural de los 80 que tienes que ver antes que abandone el streaming

La película de terror sobrenatural de los 80 que tienes que ver antes que abandone el streaming

El clásico del terror, que se encargó de causar muchas pesadillas, incluso a sus propias estrellas, se despide dentro de poco del streaming.

Fernando Bedini

Fernando Bedini

El cine de terror tuvo uno de sus mejores momentos en la década de los 80. En ese periodo surgieron títulos que al día de la fecha siguen vigentes no solo por su calidad, sino también porque aún pueden erizar la piel de los espectadores.

Dentro de esos títulos encontramos una de las mejores obras de Tobe Hopper: Poltergeist. Esta historia de terror sobrenatural se lanzó en 1982 y nos presenta a los Freeling, una familia que vive en Cuesta Verde, un amistoso vecindario en los suburbios.

La tranquila vida de esta familia cambiará abruptamente cuando Carol Anne (Heather O'Rourke), la Freeling más pequeña, es contactada por espíritus que viven en la casa. A partir de ese momento los Freeling: Steven (Craig T. Nelson), Diane (JoBeth Williams), Dana la hija mayor (Dominique Dunne), Robbie (Oliver Robins) y sin olvidar a la pequeña Carol Anne, comenzarán a vivir extraños y violentos sucesos que superan su imaginación.

Poltergeist fue todo un éxito. Su historia, los efectos especiales y más, lograron aterrorizar al público y sorprender a la crítica. En recaudación superó los $120 millones de dólares, convirtiéndose en un éxito comercial.

La terrorífica escena de la piscina sí tenía esqueletos reales. El miedo de JoBeth Williams es real. Crédito: Warner Bros. Pictures.

Un dato curioso es, es que al igual que con El Exorcista (1973) de William Friedkin, en Poltergeist también sucedieron cosas que nadie pudo explicar durante el rodaje. Objetos que se movían solos, cámaras o luces que se encendían sin que nadie presionara un botón y más. Estas situaciones le valieron a Poltergeist el título de “película maldita”

La situaciones extrañas no cesaron, años más tarde, en plena filmación de la tercera película, Heather O’ Rourke enfermó y por un mal diagnóstico clínico falleció antes de terminar el rodaje, tenía 13 años. Tampoco hay que dejar pasar la muerte de Dominique Dunne, que meses después del estreno del filme, murió por ser estrangulada por su pareja.

La pequeña Carol Anne siendo llevada por los espíritus. Crédito: Warner Bros. Pictures.

En los próximos días Poltergeist dirá adiós a Max, su casa en el streaming. Así que antes que esta joya quede en el éter, sin rumbo en el streaming, aprovechen para verla ya mismo.

Temas