Terror en Nickelodeon: el escalofriante documental que expuso la terrible realidad que vivían los actores infantiles de la señal

Terror en Nickelodeon: el escalofriante documental que expuso la terrible realidad que vivían los actores infantiles de la señal

En cuatro capítulos, este documental expone las historias de violencia, abuso y discriminación que existió en el canal durante su época dorada.

Martina Ruffo Vicino

La llave de la puerta fue destrabada en 2022 por Jennette McCurdy, la exactriz reconocida en Nickelodeon por haber personifica a  Sam Puckett en la serie iCarly, cuando publicó el un libro de memorias I'm Glad My Mom Died. Si bien en dicha publicación la escritora da detalles sobre el abuso psicológico y sexual que vivió por parte de su madre, fue una de las última en llamar altamente la atención sobre la dura infancia de los niños que nos sonreían desde la pantalla cuando éramos pequeños.

Ya existían grandes rumores y verdades en el aire sobre la realidad que existió en la época dorada de Nickelodeon. En 2016 surgió una supuesta cuenta de Twitter de Amanda Bynes donde mencionó haber sufrido agresiones sexuales durante su niñez a manos de su productor; también Jamie Lynn Spears de Zoey 101 mantuvo bajo su nombre el rumor de que su embarazo ocurrido cuando ella tenía solo 16 años involucraba también al mismo hombre; también fue tema de conversación la experiencia de Alexa Nikola del mismo programa quien desde hace un tiempo cuenta la discriminación que sufrió en el set. Todo se mantenía, sin embargo, se mantuvo flotando en el aire. Hasta ahora. 

Mira el tráiler de Quiet on Set:

Recientemente la plataforma Max lanzó en Estado Unidos los cuatro capítulos que conforman el documental Quiet on Set: The Dark Side of Kids TV. En él se exponen las oscuras realidades que vivieron los niños actores de Nickelodeon siguiendo como hilo conductor los abusos cometidos por el creador, showrunner, guionista y productor Dan Schneider, responsable de la creación de exitosos programas como The Amanda Show, iCarly, Drake & Josh, Zoey 101, Victorious, Sam & Cat y All That.

Estas son algunas cosas que exhibió el documental realizado por Discovery:

El abuso de poder de Dan Schneider

Desde el primer capítulo se cuenta como la presencia del productor en Nickelodeon, que comenzó siendo agradable y simpática, se convirtió en un gran peso y calvario para los trabajadores de los distintos programas. Entre las imputaciones más serias se cuentan conductas no adecuadas en el ámbito profesional, discriminación basada en género y raza, así como la inclusión de material inadecuado en programas destinados a audiencias juveniles como insinuaciones adultas, vestuarios cuestionables o muecas y gestos no aptos para menores.

Además, una de las cuestiones que mayor revuelo causó fue la anécdota de las escritoras de The Amanda Show, Jenny Kilgen y Christy Stratton, que denunciaron que se les obligaba a compartir un salario y enfrentaban comentarios y exigencias inapropiadas. Esto demuestra el alto nivel de discriminación por género y el ambiente tóxico que se vivía en los galpones de Nickelodeon.

El documental expone muchas situaciones vividas durante la grabación de The Amanda Show. Foto: Nickelodeon.

La presencia de pederastas en el set

El documental expone que durante la grabación de los exitosos programas de finales de los 90 y principios de los 2000, All That y The Amanda Show, trabajaban en los sets dos personajes que representan un gran peligro para los niños. 

Por un lado se dedica un tipo al caso de Jason Handy, asistente de producción que fue arrestado en 2003 por posesión de pornografía infantil (tenía más de 10.000 fotos de niños en poses eróticas y más de siete vídeos de contenido sexual explícito entre menores). Una actriz de El show de Amanda que permaneció en anonimato fue una de las principales víctimas que ayudaron en la investigación y su madre, reconoció en la serie que recibieron una disculpa formal por parte de nadie en la producción además de asegurar que “simplemente lo ocultaron bajo la alfombra".

Handy sigue preso y será liberado en 2028. Foto: Times now.

El abuso sexual de Drake Bell

Al final del segundo capítulo, se revela que un reconocido actor fue víctima del entrenador de diálogo y actuaciones Brian Peck. Luego de un silencio, quien se sienta en la silla frente a la cámara para revelar su experiencia es Drake Bell, conocido por haber encargado a Drake en Drake & Josh

En el tercer episodio, Bell cuenta que desarrolló una cercana relación con Peck durante The Amanda Show y que esta amistad levantó las alarmas del padre y manager del actor pero que al momento de expresar su preocupación a la producción le señalaron que sus reclamos eran homofóbicos porque el entrenador era gay. En aquel momento, Drake tenía 15 años y “se convirtió en un secreto”. El niño fue manipulado para romper lazos con su progenitor y que recién cuando una persona externa al set notó comportamientos extraños entre ellos, Bell pudo sincerarse y esto desembocó en la investigación. El documental no descarta tampoco contar el mal comportamiento que posteriormente tuvo el actor que lo llevó a una sentencia de dos años de libertad condicional y 200 horas de servicio comunitario.

Es la primera vez que Drake Bell cuenta la historia de su abuso. Foto: Investigation Discovery. 

Quiet on Set: The Dark Side of Kids TV estrenó este 17 de marzo y se transmitió en simultáneo por el canal de televisión Investigation Discovery y el servicio de streaming Max. En Estados Unidos ya se encuentra disponible en la plataforma y se sabe que pronto estará disponible para el resto del mundo. 

Temas