Llegó a los cines la peculiar historia de fantasmas que enseña sobre el amor y la sanación

Llegó a los cines la peculiar historia de fantasmas que enseña sobre el amor y la sanación

Hizo llorar a muchos y enamoró a otros, Todos somos extraños es una propuesta sin igual encabezada por Andrew Scott y Paul Mescal.

Martina Ruffo Vicino

"Esta película es muy difícil de etiquetar", explicaba Andrew Scott sobre Todos somos extraños. Y no está alejado de la realidad. Esta semana llegó a los cines de Latinoamérica la nueva entrega dirigida por Andrew Haigh, basada en la novela Strangers de Taichi Yamada. La película fue catalogada como una de las 10 mejores películas independientes de 2023 por el National Board of Review y promete un viaje introspectivo y sensible por el pasado que nunca sanamos.

All of us strangers (Todos somos extraños o Desconocidos en España) explora la internalidad de un personaje y su lucha por revivir el pasado o animarse a salir a la vida. La historia sigue a un escritor solitario que sufre un bloqueo creativo y pasa la mayoría de su tiempo recluido en su apartamento. La rutina de su vida se ve alterada por la presencia de su vecino, Harry, un joven de mirada melancólica y afectado por el alcohol, que se encuentra frecuentemente con Adam en el edificio. A medida que ambos desarrollan una atracción mutua, el escritor se enfrenta a la difícil decisión de mantenerse cerrado emocionalmente y reprimir sus sentimientos, o permitirse abrirse a la posibilidad de una conexión emocional con Harry.

Pero lo que puede venderse como una simple historia de amor y conflicto interno se torna aún más compleja en el momento en el que Adam decide visitar la casa de sus padres que fallecieron cuando él era solo un niño hace 30 años. La sorpresa llega cuando al tocar el timbre, las personas que le abren la puerta de entrada son nada más ni nada menos que sus progenitores, que lucen exactamente igual al momento cuando se despidieron. 

Mira el tráiler de All of us Strangers:

Todos somos extraños se aleja de lo sobrenatural que caracteriza al libro base para reflexionar sobre la esencia del amor que compone las relaciones humanas, a través de una combinación de géneros y recursos. La película retrata "las diferentes manifestaciones del amor y cómo querer con valentía", explicaba Andrew Scott.

Esta obra, al mismo tiempo amplia y específica, brinda a quienes la ven la oportunidad de reconectar con relaciones del pasado y esto contribuye a "comprender los modelos de conducta que seguimos". 

La química entre el elenco principal es la pieza clave de All of us strangers. Foto: @aoustrangers

Una de las principales fortalezas de la cinta son sus actuaciones y actores. La lista está encabezada por Scott, multifacético intérprete que sorprende con cada rol que toma. El irlandés se funciona con su compatriota, Paul Mescal, para ofrecer una pareja con una química que traspasa la pantalla y cala hasta el último sentimiento. La capacidad del actor de Normal People y Aftersun de retratar la tristeza con su mirada tuvo punto culmine en este trabajo.

Los acompañan Claire Foy y Jamie Bell. Lo curioso es que a pesar de interpretar a sus padres, ambos actores pertenecen a una generación anterior a la de Scott lo que produce una sinergia en su relación y sus intercambios muy especial. 

Todos somos extraños no se limita a contar una historia de amor tradicional, sino que también busca explorar las complejas interacciones sociales y el autodescubrimiento en entornos urbanos contemporáneos. La trama invita a reflexionar sobre cómo la soledad puede ser enfrentada y vencida gracias a las conexiones humanas, incluso en situaciones inesperadas.

Temas