Quién fue el ganador del Oscar a Mejor Dirección más joven de la historia

Quién fue el ganador del Oscar a Mejor Dirección más joven de la historia

El prestigioso reconocimiento queda reservado para las figuras más importantes del año, y son pocos quienes pueden hacerlo en etapas tempranas de su carrera

Nicolás Berte

Ganar el Premio Oscar es, para muchos integrantes de la industria audiovisual, el summum de su carrera, el máximo objetivo que puedan alcanzar o, por lo menos, el reconocimiento más importante. Es por ello que la mayoría, acaso si tienen la chance de ganarlo, lo hacen después de muchos años de intentarlo. 

Existen sin embargo, llamativos casos de cineastas que han competido por el Premio Oscar a Mejor Dirección a temprana edad, y por supuesto quienes pudieron llevárselo a casa sin tener varias décadas en su documento. El caso más extremo, quien ostenta el récord como el ganador más joven de la historia, es Damien Chazelle

Damien Chazelle con su Oscar por La La Land

Nacido en Estados Unidos en 1985, el joven sacudió la industria con su segunda película como director, Whiplash, estrenada en 2014. La misma le valió una nominación a los Premios Oscar pero en la categoría Mejor guion adaptado. No tardó mucho en llegar la de Mejor Dirección. 

Fue apenas dos años después, cuando La La Land ya había roto cualquier pronóstico en salas, la música de Justin Hurwitz se tarareaba en cada esquina y la dupla Gosling-Stone llenaba los corazones de los espectadores. Su primera nominación a los Premios de la Academia como director fueron su primera victoria (y única hasta ahora), con apenas 32 años recién cumplidos, ya que es nacido el 19 de enero. 

El director llevó a cabo la película con apenas 31 años

Para tener noción de la proeza de Damien Chazelle, se puede considerar que este año, la nominada más joven en la categoría es Justine Triet, quien con 45 años ya tiene más de una década más que la edad en la que ganó el premio, y que además no parece tener demasiadas chances de arrebatárselo a Christopher Nolan, quien con 53 años parece tener todos los números. 

Hace poco, el director nominado también por su trabajo en Babylon dijo que esta última película le quitó posibilidades de conseguir un buen financiamiento para su próxima película. Quizás los inversores puedan poner el foco en el hecho de ser el ganador del Oscar a Mejor Dirección más joven de la historia, por sobre el pobre devenir de su último proyecto. 

Temas