La torre oscura: Mike Flanagan debe tomar una importante decisión para la adaptación de Stephen King

La torre oscura: Mike Flanagan debe tomar una importante decisión para la adaptación de Stephen King

El director estadounidense adaptará la serie de libros de Stephen King, La torre oscura. Pero antes, debe tomar una gran decisión para el futuro de la serie.

Agustina Agost

Agustina Agost

Después de crear éxitos como La maldición de Hill House (2018), y más recientemente, La caída de la casa Usher (2023), Mike Flanagan está en la cima del terror en este momento, y su triunfo sólo va a mejorar cuando se haga cargo de la famosa saga de libros de fantasía oscura escritos por Stephen King, La torre oscura. Pero, el director y productor estadounidense, tiene una gran decisión que tomar antes de empezar la adaptación para Amazon Studios.

Mike Flanagan. Foto: Twitter.

Flanagan se ha encargado de varias adaptaciones de famosos escritores de terror, desde Shirley Jackson a Edgar Allen Poe, sin embargo sus colaboraciones con King han sido constantes y de larga duración. En 2017, adaptó la novela El juego de Gerald en un largometraje para Netflix. Dos años después, se encargó de Doctor Sueño. Y ahora, planea llevar a la pantalla dos obras de King: La vida de Chuck y La Torre Oscura

Adaptar a Stephen King ya es un trabajo difícil, pero La torre oscura lo es aún más. Flanagan tendrá que tomar grandes decisiones sobre cómo quiere que se desarrolle la historia.

Dos versiones de un mismo libro

Leyenda

Una de las decisiones más importantes que debe tomar Flanagan sobre la adaptación televisiva de La torre oscura será qué versión utilizará. Aunque la serie de libros se originó con El Pistolero en 1982, resulta que Stephen King publicó una nueva versión editada en 2003.

Esta segunda versión introdujo cambios significativos en el libro para hacerlo más accesible a los nuevos lectores. Hizo la trama más lineal, arregló agujeros argumentales posteriores y añadió aproximadamente 35 páginas de nuevo contenido a la historia.

 Aunque ambas historias son iguales en su esencia, una es más directa, mientras que la otra es más difícil de precisar. En este sentido, ambas tienen sus pros y sus contras. Si Flanagan elige la versión de 1982, puede que haga más felices a los fans originales de la serie y se permita hacer un espectáculo más complicado. Sin embargo, la complejidad es un riesgo que quizá no quiera afrontar.

Lo más probable es que el director utilice la versión de 2003 de El Pistolero, debido a que es la que probablemente prefiera King. Que el escritor revisitara su obra para reescribirla y ampliarla, significa que consideraba necesario modificar el original. Teniendo esto en cuenta, tiene sentido que la serie siga estos pasos. Pero aún nada está dicho y sólo resta esperar para saber qué decisión toma Mike Flanagan para su nuevo y ambicioso proyecto.

Temas