El emotivo gesto de Robin Williams a Christopher Reeve que le cambió la vida para siempre

El emotivo gesto de Robin Williams a Christopher Reeve que le cambió la vida para siempre

Christopher Reeve será siempre recordado por haber dado vida a Superman, así como también por el trágico accidente que lo dejó paralítico. Sin embargo, la vida del actor cambió por completo luego de un dulce gesto de Robin Williams, uno de sus grandes amigos de la industria.

Victoria Muzio

Victoria Muzio

Christopher Reeve supo ser una de las grandes promesas del cine, logrando pasar a la historia gracias a su icónica interpretación de Superman en la pantalla grande. Sin embargo, así como supo ser reconocido por sus actuaciones, el público jamás podrá olvidar el trágico accidente que sufrió en 1995 y que le cambió la vida para siempre.

Reeve era un aficionado de la equitación, y el 27 de mayo de 1995, con solo 42 años, durante un concurso de equitación con saltos de obstáculos, el caballo del actor se paró en seco, lo que provocó que este saliera disparado por los aires y aterrizara de cabeza en el suelo. Las consecuencias de este accidente fueron gravísimas, pues el intérprete se había fracturado dos vértebras cervicales y dañado gravemente la médula espinal, dejándolo paralítico por el resto de su vida y con uso de respiración asistida.

Así era recibido Christopher Reeve tras su accidente en los Premios Oscar:

Al principio, fue muy difícil para el actor seguir adelante, al punto de que llegó a considerar la eutanasia, pues consideraba que había arruinado su vida y no tenía sentido seguir adelante. Sin embargo, debido al apoyo que le habían proporcionado su esposa e hijos, así como también colegas y fanáticos, decidió someterse a todas las cirugías y tratamientos que le permitieran seguir adelante.

Sin embargo, hubo una persona en particular que jugó un rol clave en su recuperación, y se trató de nada más y nada menos que Robin Williams. Tras el accidente, Christopher Reeve se preparaba para una compleja cirugía que lo tenía muy inquieto y asustado, pues consistía en volver a unir su médula espinal al esqueleto, y que tenía 50% de chances de ser exitosa, así como 50% de chances de fracasar.

Robin Williams fue una pieza clave en la recuperación de Christopher Reeve. Foto: Instagram @lolita

Y fue durante ese momento desolador cuando un día, la puerta del hospital se abrió de par en par y en la habitación del actor ingresó un sujeto vistiendo un traje de médico, anteojos y hablando con un acento ruso. Allí, el hombre le manifestó que era un proctólogo y que debía efectuarla un examen anal al actor. Se trataba de Robin Williams, quien estaba repitiendo su rol en la película Nueve meses

“Por la primera vez desde mi accidente, me reí” confesó tiempo más tarde Christopher Reeve. “Mi viejo amigo me ayudó a saber que de alguna manera, iba a estar bien. Si podía reír, podía vivir”  Afortunadamente, la operación fue exitosa en el actor, y tras cinco duros meses de habituarse a una nueva vida, el actor pudo seguir adelante. 

Cómo surgió la amistad de Robin Williams y Christopher Reeve

En 1973, Christopher Reeve fue admitido en la prestigiosa Academia Julliard, donde terminó siendo aceptado junto a nada más y nada menos que Robin Williams. Tras compartir varias clases en común, y a pesar de sus personalidades completamente diferentes, los hombres se hicieron amigos cercanos, y su amistad terminó durando para toda la vida. Incluso llegaron a ser compañeros de cuarto durante sus años universitarios, por lo que el vínculo era sumamente estrecho.

“Robin podía compartir sus verdaderos sentimientos conmigo, y yo siempre hice lo mismo con él. Esto se mantuvo así por 25 años” reveló Reeve en su autobiografía de 1998, Still Me. En 2013, Robin Williams reveló cómo el actor de Superman lo ayudó durante la universidad cuando no tenía dinero, revelando que le compartía su comida cuando él no podía pagarse la propia. 

La amistad que surgió en la universidad y se mantuvo toda la vida. Foto: Instagram @lolita

Incluso los hombres hicieron un pacto de ayudarse cuando uno de los dos irrumpiera en Hollywood. Sin embargo, para finales de los 70, ambos ya había logrado establecerse en la industria. Y a pesar de esto, nunca se distanciaron. En 1979, cuando Robin Williams fue premiado con un Critics Choice Award a Mejor actor en un programa de televisión nuevo, fue Reeve el encargado de otorgarle la distinción. 

Siempre que podían se reunían y pasaban tiempo juntos, y en 1983, Reeve se convirtió en padrino de Zachary, el primer hijo de Williams con su esposa de aquel entonces, Valerie Velardi. Tras el accidente de su amigo, Robin Williams siempre se mantuvo a su lado. Incluso llegó a existir el rumor de que el comediante se había ofrecido a cubrir los gastos médicos que el seguro no le cubriera al actor, algo que Williams negó, pero sí confirmó que le ayudó a comprar uno que otro equipamiento necesario. A su vez, se convirtió en miembro de la junta de la fundación que Reeve creó.

Robin Williams se mantuvo junto a su amigo hasta el último día. Foto: Instagram @lolita

En 2004, la salud de Christopher Reeve ya había comenzado a deteriorarse, y tras una infección, el actor sufrió un ataque al corazón que posteriormente lo dejó en coma. El 10 de octubre de ese mismo año, falleció a los 52 años, y Williams expresó en un comunicado: “El mundo ha perdido a un gran activista y artista, y una inspiración para todos. Yo perdí un gran amigo”. 

En 2005, Robin Williams recibió un premio honorífico en los Globos de Oro, y no dudó en dedicárselo a su querido amigo. Con el correr de los años, en varias ocasiones recordó al actor, y en agosto de 2014, a los 63 años, tras un buen tiempo lidiando con depresión y problemas de salud, Robin Williams falleció, quitándose la vida y dejando a todo el mundo sumido en una gran tristeza, pero reuniéndose con su amigo de toda la vida.

Temas