Anya Taylor Joy confesó que está cansada de que los directores le hagan hacer algo a sus personajes cuando estos están enojados

Anya Taylor Joy confesó que está cansada de que los directores le hagan hacer algo a sus personajes cuando estos están enojados

Anya Taylor-Joy pidió a los directores que cambiaran las escenas de llanto cuando sus personajes en realidad estaban “jodidamente enojados”.

Martina Ruffo Vicino

Anya Taylor-Joy está harta de que sus personajes lloren cuando, en realidad, están "increíblemente enojados". “Me he ganado cierta reputación por luchar por la ira femenina, lo cual es extraño, porque no estoy promoviendo la violencia, pero sí promuevo que las mujeres sean vistas como personas”, explicaba en una entrevista para British GQ.

Con el estreno de Furiosa: de la saga Mad Max, la actriz británico-argentina ha estado en la mira de todos. Con una carrera que comenzó en 2015 al protagonizar la reconocida cinta de terror sobrenatural La bruja, Anya ha sabido pisar fuerte en la industria del cine plantando, ante todo, sus propios ideales.

La joven actriz confesó que tiene una constante lucha para que sus personajes expresen rabia en la pantalla. Es que según sus palabras, son varias las situaciones donde se le ha planteado que para expresar emociones relacionadas con el enojo, sus personajes deben llorar pero Anya no está de acuerdo y levantando la voz, convenció a directores de sus películas que dejaran que sus personajes expresaran más y que mostraran la emoción real que están sintiendo. 

Anya Taylor-Joy es una de las actrices más solicitadas del momento, apareciendo incluso pocos segundos en Duna: Parte dos por insistencia de su director. Foto: Warner Bros.

"Tenemos reacciones que no siempre son delicadas o sencillas", expresaba la actriz en relación a la cólera femenina.

Taylor-Joy enfrentó por primera vez el desafío de la ira de su personaje en su debut actoral en La bruja de Robert Eggers. El guion indicaba que su personaje, Thomasin, lloraría en una escena donde la arrastran por el patio de la granja familiar tras ser acusada de ser una presencia maligna en su hogar. Sin embargo, Taylor-Joy no pudo evitar frustrarse en cada toma.

"Al final dije: 'Ella está enojada; ella está jodidamente enojada. La han culpado una y otra vez y ella no está haciendo nada. Tenemos que dejar de llorar'", recordó Taylor-Joy haberle dicho a Eggers. Aquella vez fue la primera en la que la joven actriz hablaba por sí misma en un set de grabación aprendiendo que aquello era correcto.

Anya Taylor-Joy fue alabada por su papel en The Witch. Foto: A24

En El Menú la situación fue similar: el guion dictaba que en determinada escena, una lágrima tendría que rodar por la mejilla de su personaje cuando este describiera la frustrante verdad detrás de su cita. Si uno es invitado a una cena privada donde la intención es no salir vivos de allí la emoción más lógica no son las lágrimas, es la furia pura. 

"¿En qué planeta vivimos?", Taylor-Joy preguntó cuando descubrió que tenía que llorar durante esa escena. "Pensé: 'Déjame explicarte: voy a saltar sobre la mesa y trataré de matarlo literalmente con mis propias manos"'.

Los personajes interpretados por Anya Taylor-Joy poseen una tenacidad casi sobrehumana, pero es la fragilidad humana que subyace lo que realmente genera empatía. En el punto culminante de su carrera con su papel más destacado hasta la fecha, Taylor-Joy se dio cuenta de que Furiosa, como personaje, reflejaba aspectos de todos los otros roles que había interpretado y de ella misma. "Ella simplemente se niega a rendirse. Encuentro esa esperanza desafiante realmente hermosa".

Furiosa es un punto cúlmine en la carrera de la actriz. Foto: Warner Bros.

"Soy una firme defensora de la ira femenina", añadió la actriz. "Somos animales y llega un punto en el que alguien simplemente se desmorona. Hay un grito en esa película [Furiosa], y no bromeo cuando les digo que luché por ese grito durante tres meses. … Con George, es un juego largo".

Furiosa tuvo su estreno mundial en en el Festival de Cine de Cannes y ya se encuentra disponible en cines de todo el mundo.

Temas