El faro: la historia real detrás de la oscura película de Robert Eggers

El faro: la historia real detrás de la oscura película de Robert Eggers

La oscura fábula del director estadounidense tomó como inspiración una historia real. Continúa leyendo y entérate de los detalles.

Agustina Agost

Agustina Agost

Aunque cueste creerlo, El faro (The Lighthouse), inquietante película dirigida por Robert Eggers, se basa libremente en la historia real de dos fareros galeses. El cineasta, coescribió el guion junto a su hermano Max y utilizaron como base los acontecimientos sucedidos en 1801 en The Smalls, un pequeño grupo de rocas alejadas de la costa galesa de Pembrokeshire en el Reino Unido.

El faro está protagonizada por Willem Dafoe y Robert Pattinson en el papel de dos fareros que se sumergen en la oscuridad cuando una tormenta les deja varados en la remota isla en la que están destinados. 

El faro se inspiró en una historia real

Imagen real de el faro de Smalls. Foto: X. 

La historia real que inspiró El Faro ocurrió en The Smalls, un pequeño grupo de rocas a 32 kilómetros de la costa galesa de Pembrokeshire, en el Reino Unido. Sobre estas rocas se alzaba el faro de Smalls, que en 1801 vio cómo dos fareros llamados Thomas Griffiths y Thomas Howell eran destinados allí. 

Al parecer, ambos hombres ya eran hostiles entre sí, y ahora se encontraban a la deriva de la civilización en una lengua de tierra con la única compañía del otro.

Los relatos que narran la historia afirman que Griffiths enfermó repentinamente a consecuencia de las heridas sufridas en un extraño accidente y murió en circunstancias misteriosas tras semanas de sufrimiento. Esto dejó a Howell solo para ocuparse del cadáver de un hombre que le desagradaba y que temía que le acusaran de asesinato. 

Consciente de la óptica de la situación, Howell optó por no arrojar el cuerpo al océano por temor a recriminaciones, y en su lugar colocó a Griffiths en un ataúd de madera improvisado y lo colgó de la barandilla exterior del faro. Howell declaró entonces que el viento y el oleaje acabaron por destruir la caja que había fabricado para su compañero, dejando el cuerpo de Griffith atrapado y suspendido por las cuerdas utilizadas para sujetar su ataúd.

 

Se calcula que Howell quedó solo durante más de tres semanas con el cuerpo de Griffith en una cabaña de menos de cinco metros de diámetro, con el golpeteo del cuerpo en la ventana del faro haciendo parecer que Griffiths intentaba entrar o que le hacía señas a Howell para que se uniera a él fuera. Cuando un barco de socorro llegó a la orilla, Howell se encontró totalmente inconsolable y gravemente afectado por esta horrible experiencia.

Varios barcos pesqueros pasaron por delante del faro Smalls durante ese periodo de tres semanas, pero ninguno fue consciente de los horrores que escondía. La tragedia provocó un cambio inmediato en la normativa sobre faros en 1801, con tres fareros como mínimo asignados a todas las estructuras costeras en adelante. 

Por lo tanto, la tragedia de Smalls en la que se basa la película de Eggers puede considerarse un momento importante, aunque increíblemente oscuro, de la historia marítima que puso al descubierto los peligros que corrían los fareros y creó reformas de seguridad radicales para su época.

Los cambios que realizó Eggers cambió sobre la historia real

Willem Dafoe y Robert Pattinson en El faro. Foto: A24.

Debido a la naturaleza del relato de Howell y al carácter aislado de la tragedia del faro Smalls, se han tomado muchas libertades creativas en la película de terror de A24, y Robert Eggers cambió varios aspectos de la historia real para El faro

En primer lugar, la película se impregna de una cualidad mucho más alucinatoria. La cinta comienza incluso con Thomas Wake como guardián de la isla durante mucho tiempo, cuando en la historia real, ambos hombres viajan juntos hacia el lugar.

A partir de aquí, las diferencias se acumulan: Howard presencia alucinaciones de monstruos marinos, mientras que Wake practica extraños rituales. Wake también revela a Howard que su anterior compañero murió en la isla, un hecho que los hermanos Eggers sin duda añadieron a la historia para aumentar el mito premonitorio del lugar. 

 

También utilizan el hallazgo de una gaviota muerta en el interior de la cisterna del faro como catalizador de los sangrientos acontecimientos posteriores, aunque en la verdadera historia no se encontró ninguna prueba que sugiriera el descubrimiento o la posterior mutilación de ninguna gaviota.

Las escenas finales de El faro también se desvían de la historia real con Wake y Howard envueltos en un sangriento combate que casi con toda seguridad no ocurrió en la versión real de los hechos. Wake entierra vivo a Howard antes de que éste pueda escapar y matar a su agresor, pero este entierro nunca se produjo realmente. 

El final de la película también es muy diferente: Howard muere mientras los pájaros le picotean. Sin embargo, en los sucesos reales, el verdadero Howard es rescatado por un barco de Milford que lo lleva de vuelta a tierra firme.

Temas