4 increíbles películas de ciencia ficción que son más ciencia que ficción

4 increíbles películas de ciencia ficción que son más ciencia que ficción

Descubre algunas producciones de ciencia ficción que no solo entretienen, sino que también cuentan con un sólido respaldo científico.

Agustina Agost

Agustina Agost

Las películas de ciencia ficción suelen sobrepasar los límites de la verosimilitud y se inclinan por la ficción. Sin embargo, algunas se toman en serio el aspecto científico. Estas cintas van más allá de la mera especulación e incorporan principios, teorías y tecnologías que son posibles en la actualidad o plausibles en un futuro próximo. 

Consultando a expertos en diversos campos, investigando meticulosamente y prestando atención a los detalles, los cineastas crean historias que no sólo entretienen, sino que también educan al público.

A continuación, te recomendamos cuatro excelentes películas de ciencia ficción que destacan por su precisión científica y no están tan lejos de la realidad. Todas ellas se encuentran disponibles para ver en streaming en las plataformas de Netflix, Max, Amazon Prime Video y Star+.

Interestelar (Interstellar, 2014) | Max

Matthew McConaughey protagoniza Interestelar. Foto: Warner Bros. Pictures.

La aclamada epopeya de ciencia ficción de Christopher Nolan, sigue a Cooper, un antiguo piloto de la NASA que se une a un equipo de investigadores en busca de un planeta habitable a través de un agujero de gusano. La película explora numerosos aspectos de la ciencia y los viajes espaciales, mostrando el compromiso del director con la precisión científica. 

Uno de los elementos más alabados de Interestelar es la representación del agujero negro Gargantua, que ha sido ampliamente elogiada por la comunidad científica como una de las más precisas del cine. Otro concepto científicamente sólido es el efecto de la dilatación temporal. La cinta demuestra con precisión que la proximidad al pozo gravitatorio de un objeto masivo puede hacer que el tiempo se mueva más despacio en comparación con el paso del tiempo que experimentan los habitantes de la Tierra. 

Nolan crea una narración cautivadora que invita a la reflexión y que educa a los espectadores sobre las fascinantes realidades del universo.

 

La llegada (Arrival, 2016) | Netflix

Amy Adams es la protagonista de La llegada. Foto: Paramount Pictures.

En La llegada, la profesora de lingüística Louise Banks se enfrenta a la monumental tarea de descifrar una lengua alienígena cuando una misteriosa nave espacial aterriza en doce lugares de todo el mundo. A medida que aumenta la tensión y el reloj avanza, Banks debe enfrentarse a la complejidad de establecer una comunicación significativa con los visitantes extraterrestres. Aunque la película se toma algunas libertades creativas, su retrato de los retos lingüísticos inherentes al contacto extraterrestre destaca por su notable precisión y atención al detalle.

El enfoque metódico de Banks para comprender el lenguaje alienígena en su totalidad, teniendo en cuenta su estructura y contexto, refleja los principios y prácticas empleados por los lingüistas del mundo real. Estos elementos científicamente plausibles aumentan la credibilidad general de la película, incluso cuando se adentra en conceptos más especulativos en torno al tiempo, la percepción y la experiencia humana.

 

Misión rescate (The Martian, 2015) | Star+

Matt Damon es el protagonista de Misión rescate. Foto: 20th Century Fox.

En Misión rescate, la precisión científica brilla en su descripción del tiempo de viaje entre la Tierra y Marte. Basándose en las capacidades tecnológicas actuales, el viaje de ocho meses que se describe es una representación realista del tiempo que se tardaría en recorrer la enorme distancia entre los dos planetas. Esta atención al detalle añade una capa de autenticidad a la historia del astronauta Mark Watney (Matt Damon) y su lucha por la supervivencia en el Planeta rojo.

El retrato que hace la película de la capacidad de Watney para cultivar plantas en suelo marciano es otro aspecto que se ajusta a la verosimilitud. La investigación en el mundo real ha explorado la posibilidad de cultivar vegetación en condiciones marcianas simuladas, lo que da credibilidad a este argumento. Además, capta con precisión la prevalencia de los remolinos de polvo en la superficie de Marte, un fenómeno que se produce a pesar de la delgada atmósfera del planeta. El compromiso general con la precisión científica en la descripción del entorno marciano y los retos a los que se enfrenta un astronauta varado la distinguen como una narración de ciencia ficción convincente y fundamentada.

 

Ella (Her, 2013) | Amazon Prime Video

Joaquin Phoenix protagoniza Ella. Foto: Warner Bros. Pictures.

Ella está protagonizada por Joaquin Phoenix en el papel de Theodore, un solitario divorciado que se adentra en las complejidades de las relaciones entre los humanos y la Inteligencia artificial. La película gira en torno al encuentro de Theodore con Samantha, un programa de inteligencia artificial intuitivo y evolutivo que desarrolla una profunda conexión con él, que acaba convirtiéndose en un vínculo romántico. Mientras la IA sigue siendo un tema de debate e investigación, Ella ofrece una sugerente exploración de las posibilidades y retos que pueden surgir a medida que avanzan estas tecnologías.

Aunque se han establecido comparaciones entre Samantha y los asistentes de IA existentes, la película la presenta como una entidad mucho más sofisticada, capaz de una conexión emocional genuina y de crecer. Sin embargo, la idea de una IA tan avanzada no es del todo inverosímil, dado el rápido ritmo del desarrollo tecnológico. Ella plantea las cuestiones filosóficas que surgirán inevitablemente a medida que la IA se integre cada vez más en la sociedad, incitando a los espectadores a considerar la naturaleza de la conciencia, los límites de las relaciones entre humanos y máquinas y las implicaciones éticas de crear seres artificiales sensibles.

 

Temas