La película de la que Clint Eastwood se arrepiente y casi lo lleva a dejar la actuación

La película de la que Clint Eastwood se arrepiente y casi lo lleva a dejar la actuación

El veterano actor estuvo a punto de replantearse toda su carrera tras un fracasado proyecto lanzado a finales de los 60.

Magela Muzio

Magela Muzio

Clint Eastwood saltó a la fama en la década de los 60 gracias a sus roles en westerns donde dio vida a personajes rudos y moralmente ambiguos que no solo redefinieron el género, sino que también moldearon su carrera. Hablamos de películas como Por un puñado de dólares, La muerte tenía un precio, y El bueno, el feo y el malo de Sergio Leone.

A pesar de que estas películas dieron paso a su carrera como actor y, posteriormente como director, no todo en la carrera de Eastwood fue un éxito. O al menos así lo considera él.

Tras varios de los éxitos arriba mencionados, Clint Eastwood protagonizó La leyenda de la ciudad sin nombre (Paint Your Wagon). Dirigida por Joshua Logan en 1969, el filme cuenta con las actuaciones de Eastwood junto a Lee Marvin, Jean Seberg, Harve Presnell, Ray Walston y Tom Ligon.

La leyenda de la ciudad sin nombre es una adaptación del musical Paint Your Wagon de 1951. La película está ambientada durante la época de la Fiebre del Oro en California. Allí, dos hombres se asocian para buscar oro. Durante un entierro, los hombres encuentran oro y deciden marcar su territorio, levantando una ciudad a su alrededor. La película narra cómo estos buscadores intentan encontrar el amor en un mundo donde la simple llegada de una mujer se convierte en un evento que alborota a todo el pueblo.

Clint Eastwood, Jean Marvin y Lee Marvin. Foto: Paramount Pictures  

La particularidad de esta cinta es que lo que comienza siendo un western completamente convencional, rápidamente pega un giro inesperado y se convierte en una comedia musical, dando origen a un híbrido de western crepuscular y musical.

"Estaba lo suficientemente loco para probar cualquier cosa", dijo el veterano actor en una entrevista con Empire. "Siempre estuve interesado en la música, mi padre era cantante, y tenía un poco de conocimiento al respecto. Aunque lo que estaba haciendo en esa película no era cantar", reconoció.

La película que lo hizo replantearse su carrera

Pero difícilmente se podría culpar a Clint Eastwood de su cuestionada performance. Ya que lo que inicialmente había sido concebido como un musical al estilo del viejo Hollywood, terminó por convertirse en algo bastante mediocre debido a las sucesivas reescrituras del guion.

Clint Eastwood fue duramente criticado por su habilidad para el canto. Foto: Paramount Pictures

Una de las cosas que había captado la atención del actor era el romance intercultural, pero este no tardó en ser eliminado del libreto. Eastwood consideró abandonar el proyecto, pero los productores fueron muy convincentes. "Estaba filmando Where Eagles Dare, y ellos (Alan Jay Lerner y el director Joshua Logan) vinieron a hablarme para que me quedara", reveló.

Cuando recibió el nuevo guion de la película, este era mucho más "light" y no tenía la fuerza del original. A partir de allí, la experiencia de Eastwood no fue como la había imaginado. El rodaje fue extenuante, ya que se extendió por más de seis meses, al que se le sumaron nuevos problemas.

Por si fuera poco. A esta rareza de género pocas veces visto, Clint Eastwood fue duramente criticado por su canto y la película no logró destacar entre la crítica. La leyenda de la ciudad sin nombre obtuvo un 33% de aceptación en Rotten Tomatoes, uno de los puntajes más bajos de la filmografía del actor. A pesar de las malas reseñas, terminó siendo uno de los grandes éxitos de Paramount Pictures de aquellos tiempos.

Después de ver el productor final, Eastwood consideró dejar la actuación y alejarse de la industria. Por suerte, no lo hizo. Además de consagrar su carrera como actor, también se forjó un camino como director con títulos como Unforgiven, Los puentes de Madison, Mystic River, Million Dollar Baby, La mula, y mucho más.

Temas