5 clásicos indiscutibles de ciencia ficción que hay que volver a ver aunque sea una vez en la vida

5 clásicos indiscutibles de ciencia ficción que hay que volver a ver aunque sea una vez en la vida

La década de 1980 aportó grandes películas al subgénero cyberpunk de ciencia ficción y algunas de ellas son clásicos indiscutibles que pueden verse una y otra vez.

Agustina Agost

Agustina Agost

El cyberpunk, que no debe confundirse con el neo-noir, es un subgénero muy específico pero no bien definido de la ciencia ficción. Hay algunas características que casi todas las historias tienen, como mensajes anticapitalistas, una descripción sombría y distópica del futuro cercano, un enfoque en la tecnología avanzada, el horror corporal y un protagonista que desafía a un sistema corrupto para derribarlo todo. Los años 80 fueron la edad de oro del cyberpunk; nació o se desarrolló plenamente en esa década.  
A continuación, una pequeña selección de 5 películas cyberpunk de la década de 1980 que merecen volver a verse aunque sea una vez más en la vida. Todas están disponibles en los catálogos de Netflix, Max, Amazon Prime Video, Filmin y Disney+.

Videodrome | Filmin (1983)

 Deborah Harry en Videodrome, dirigida por David Cronenberg. Foto: Universal Studios.

El cyberpunk nunca pretendió ser un subgénero reconfortante, pero algunas de sus películas se centraron más que otras en sus aspectos terroríficos. Videodrome es una mirada inquietante a un futuro oscuro. Una de las razones por las que la cinta continúa siendo actual es que plantea temas como los efectos de los medios de comunicación masivos y la relación entre los humanos y las máquinas. Además, es una de las mejores películas de terror corporal y un pilar del género de la ciencia ficción

Terminator (1984) | Amazon Prime Video

Arnold Schwarzenegger protagoniza Terminator. Foto: Orion Pictures.

Hay muchas cosas en Terminator que la convierten en una gran historia cyberpunk. La acción es una parte fundamental del subgénero y la película tiene una de las mejores escenas. Es uno de los mejores papeles de Arnold Schwarzenegger, y su interpretación de una fría máquina de matar da a la cinta el suspense y el peso que necesitaba para convertirse en un icono. La trama transcurre en los años 80 y presenta un panorama sombrío de lo que le espera a la humanidad y el rápido avance de la tecnología. Sin dudas, merece volver a ser vista.

 

Tron (1982) | Disney+

Tron, escrita y dirigida por Steven Lisberger. Foto: Buena Vista Distribution.

A primera vista, Tron parece una típica película de ciencia ficción. Sin embargo, si se mira más a fondo, cumple casi todos los requisitos para ser considerada cyberpunk, desde los temas anticorporativos hasta su enfoque en un inadaptado social que derriba un sistema corrupto. Pero donde realmente brilla es en el de la tecnología. Fue una de las primeras películas en las que se utilizó ampliamente el CGI y, aunque puede que no haya envejecido a la perfección, supuso un gran avance para 1982. Además, es impresionante lo mucho que acertó sobre el futuro.

The Running Man (1987) | Netflix

 Arnold Schwarzenegger en The Running Man. Foto: TriStar Pictures.

Las películas cyberpunk son distópicas por definición, pero The Running Man llevó su ambientación a un nuevo nivel. Todo en este futuro cercano, desde el espectáculo innecesariamente cruel hasta el sistema penitenciario peligrosamente apático, tiene algo que decir sobre la sociedad. El personaje de Schwarzenegger, Ben Richards, y el tiempo que pasa intentando sobrevivir al concurso de gladiadores han captado la atención de los aficionados a la ciencia ficción durante décadas, e incluso inspiró un remake protagonizado por Glen Powell. Puede que no sea la mejor película de Stephen King, pero merece la pena volver a verla.

 

Blade Runner (1982) | Max

 Harrison Ford es el protagonista de Blade Runner. Foto: Warner Bros. Pictures.

Ninguna película ha tenido un efecto estilístico tan grande en el cyberpunk como Blade Runner, y hay razones de peso para afirmar que con ella inició el subgénero tal y como se conoce hoy en día. Las calles lluviosas y llenas de niebla de Los Ángeles, las brillantes luces de neón y el paisaje urbano en expansión que se pudre lentamente son elementos que todas las historias cyberpunk han replicado de algún modo. Blade Runner es en lo que mucha gente piensa cuando escucha la palabra “cyberpunk” y su importancia para el subgénero no se puede exagerar. La cinta de Ridley Scott es también la razón por la que el subgénero está profundamente ligado a los mensajes filosóficos sobre lo que significa ser humano. 

Temas