La icónica película de los 70 que fue un infierno filmar y llevó a sus protagonistas al límite

La icónica película de los 70 que fue un infierno filmar y llevó a sus protagonistas al límite

La década de los 70 estuvo marcada por películas inolvidables, y uno de los thrillers más elogiados de la década se caracterizó por tener uno de los rodajes más arduos del cine, al punto de que varios de sus protagonistas fueron empujados al límite. ¡Enterate de la historia completa!

Victoria Muzio

Victoria Muzio

Si hay una década que dejó grandes joyas del cine, definitivamente fue la década del 70. Pues sin ir más lejos, fue durante este periodo que surgieron clásicos de todos los géneros, como podrían ser El padrino, Apocalipsis ahora, El exorcista, Star Wars, Halloween, Tiburón, Taxi Driver y Grease, entre muchas otras. 

Y otra película que muchos habrán olvidado pero que también supo ser un gran éxito de dicha década fue Amarga pesadilla, mejor conocida en inglés como Deliverance. Se trató de una adaptación de la aclamada novela homónima de James Dickey, la cual tuvo su estreno en 1972 y contó con la dirección de John Boorman.

Mira el tráiler de Deliverance:

La trama gira en torno a cuatro amigos, quienes deciden emprender un viaje de fin de semana para disfrutar del río Cahulawassee antes de que este sea embalsado y convertido en un lago. Sin embargo, lo que comienza como un viaje para andar en canoa, se termina convirtiendo en una pesadilla que nunca olvidarán.

Amarga pesadilla se convirtió en un clásico y en una película sumamente elogiada, no solo por las actuaciones de su elenco conformado por Jon Voight, Burt Reynolds, Ned Beatty y Ronny Cox; sino también por la intensidad y brutalidad de sus escenas. Aún así, la cinta fue considerada como una de las mejores de 1972, y recibió tres nominaciones a los Premios Oscar a Mejor película, Mejor director y Mejor montaje, perdiendo ante El padrino y Cabaret, respectivamente.

Amarga pesadilla es una de las películas de acción más icónicas de los 70. Foto: Warner Bros.

Sin embargo, además de ser recordada como una de las mejores películas de los 70, Amarga pesadilla también fue recordada por lo difícil que fue el rodaje para los protagonistas, especialmente por las demandas de su director, quien terminó llevando a los actores al borde de la locura… ¡y de la muerte!

Un aspecto que hace a Deliverance tan especial, es que el estudio y su director, John Boorman, decidieron realizar la película sin la presencia de dobles de riesgo, con el fin de abaratar costos. De esta manera, los actores debieron realizar sus propias escenas de acción sin ningún tipo de cobertura médica o medios de seguridad. 

Desafortunadamente, la película no se encuentra disponible en streaming. Foto: Warner Bros.

Sin ir más lejos, el cineasta decidió rodar la película en orden cronológico para que, en caso de que alguno de los actores perdiera la vida, pudieran continuar con la historia sin ningún problema de continuidad. Por ejemplo, Burt Reynolds se encontraba a bordo de una canoa cuando ésta cayó por una cascada, provocando que el actor se fracture el coxis.

Por otro lado, Jon Voight tuvo que escalar él mismo un acantilado, pues el director quería hacer primeros planos de su rostro. Para aquella tarea, el actor no contaba con ningún arnés o protección en caso de una caída, pero no tuvo más remedio que hacerlo, pues era una demanda dentro del contrato. Y así como estas historias, los actores tuvieron que protagonizar escenas de lo más peligrosas y violentas. Afortunadamente, nadie salió herido… a excepción de Boorman.

Jon Voight arriesgó su vida durante el rodaje. Foto: Warner Bros.

Al parecer, James Dickey, quien además de escribir el libro en el que se basaba la película se encargó de escribir el guion, apareció un día en el set en estado de embriaguez. Allí, tuvo un altercado con el director, pues éste había hecho reescrituras en su guion, lo que desencadenó una pelea que supuestamente dejó a Boorman con la nariz y algunos dientes rotos. A pesar de esto, los hombres supieron hacer las pases y eventualmente se convirtieron en amigos.

Definitivamente, Amarga pesadilla fue una película intensa en todos los sentidos, especialmente para sus protagonistas. Afortunadamente, la cinta terminó siendo un éxito y todo el esfuerzo valió la pena, pues pasó a ser una de las más aclamadas de su época y que hasta el día de hoy sigue siendo muy recordada por sus icónicas frases y escenas. 

Temas