La comedia romántica con Eddie Murphy que fue un dolor de cabeza y desató un enorme éxito

La comedia romántica con Eddie Murphy que fue un dolor de cabeza y desató un enorme éxito

En los 80 el actor se embarcó en una historia fue un dolor de cabeza en muchos sentidos, pero el resultado final fue arrasador.

Fernando Bedini

Fernando Bedini

En los 80 la carrera de Eddie Murphy estaba en lo alto. Su trabajo como comediante de Saturday Night Live lo había dejado en el radar de las grandes empresas. Para ese momento ya contabilizaba éxitos como “48 Horas”, “De mendigo a millonario” y las dos primeras entregas de “Beverly Hills Cop”.

En 1986 comenzó a gestarse la oportunidad para que Murphy se probara con una comedia romántica. A partir de una idea propia del actor, David Sheffield y Barry W. Blaustein dieron vida al guion de “Coming to America” (“El príncipe de Zamunda” para España y “Un príncipe en Nueva York” para Latinoamérica)

Akeem y Semmi,listos para su búsqueda en Queens. Foto: Paramount Pictures.

La historia nos lleva a la ficticia nación africana de Zamuda, lugar donde el príncipe Akeem Joffer (Murphy) cumple la mayoría de edad, por lo que deberá dar el siguiente paso y casarse como lo designa su familia.

Akeem le pide a su padre, el rey Jaffe Joffer (James Earl Jones) no llevar adelante su compromiso arreglado. Aprovechando el tiempo de gracias que le concedió su padre, Akeem y su amigo e instructor Semmi (Arsenio Hall), emprenden rumbo a Estados Unidos, precisamente al distrito de Queens, lugar donde creen que el príncipe encontrará a la persona ideal.

El trailer

Para llevar adelante su idea, Murphy se reunió con el director John Landis, con quien había trabajado en la comedia taquillera “Trading Places” de 1983. Landis aceptó casi sin pensarlo, especialmente por que el trabajar con Eddie había sido todo un buen momento.

Contrario a todo lo que esperaba Landis, el rodaje de “Un príncipe en Nueva York” fue todo un dolor de cabeza. Desde el día que se encendieron las luces y las cámaras comenzaron a rodar, Murphy y Landis chocaban constantemente.

Planos que Eddie quería y Landis no, choque de egos y más llevaban a que el actor y el director terminaran a los gritos. La explosión máxima llegó cuando los guionistas del filme comenzaron a trabajar en otro proyecto para Murphy, dejando de lado la historia de Akeem, algo que desató la cólera del cineasta.

Murphy y Hall se lucen. Foto: Paramount Pictures

Eddie y John se encontraron y por una broma que el actor soltó en el momento, los insultos y casi un tirón de manos terminó por sepultar la relación de los dos. El rodaje de “Coming to America” siguió y hasta su finalización, ni Landis ni Murphy se dirigieron la palabra.

La historia del príncipe Akeem llegó a los cines en junio de 1988 y a pesar de todos los problemas que ocurrieron en medio, el filme fue todo un éxito. La crítica destacó el trabajo de Eddie Murphy como Akeem y como varios personajes secundarios, también se alabó el trabajo de John Landis.  “Un príncipe en Nueva York” tuvo un presupuesto de $36 millones y logró recaudar cerca de $350 millones de dólares.

Uno de los pocos momentos donde Eddie y John hablaban sin querer matarse. Foto: Paramount Pictures.

La tensión entre Landis y Murphy siguió por varios años más, hasta que limaron asperezas y volvieron a trabajar juntos con “Beverly Hills Cop 3” en 1994.

Temas