Para lograr la química de Blue Valentine, Ryan Gosling y Michelle Williams realizaron una curiosa técnica que fue un éxito

Para lograr la química de Blue Valentine, Ryan Gosling y Michelle Williams realizaron una curiosa técnica que fue un éxito

El amor y el dolor, la rutina y las complicaciones de la vida, Blue Valentine llevó muchos años de realización pero el compromiso de Ryan Gosling y Michelle Williams la convirtió en una de las grandes (y más tristes) historias de amor de los últimos años.

Martina Ruffo Vicino

Hay películas que trascienden la pantalla para capturar la esencia misma del amor humano con una sinceridad y cruda intensidad. Blue Valentine se destaca como un testimonio poderoso de esta capacidad. Protagonizada por Michelle Williams y Ryan Gosling, la película no solo narra la evolución tumultuosa de su relación, sino que también explora la complejidad de las emociones humanas con una autenticidad conmovedora.

Cuando Williams y Gosling trabajaron juntos en la película, se esforzaron especialmente por interpretar de manera auténtica a sus personajes en Blue Valentine. La película retrata la relación de una pareja y  alterna entre dos líneas temporales: una que muestra el apasionado inicio de la relación de Cindy y Dean, y otra que revela la dolorosa disolución de su matrimonio años más tarde. Para llegar al objetivo con éxito era necesario lograr una buena sintonía entre los intérpretes y por ello realizaron un curioso trabajo para lograrlo.

Mirá el trailer de Blue Valentine:

Podemos decir que la técnica funcionó, al punto que Michelle reveló que luego de la cinta le resultaba incómodo estar cerca de Gosling. Es que los actores vivieron juntos durante un mes en un departamento para desarrollar una conexión única y como una pareja casada que se derrumba, la experiencia permitió aumentar aún más la realidad de la trama de la película. 

“Durante el mes, tratamos de desmantelar esta cosa que habíamos estado construyendo”, explicó el proceso Gosling. “[Originalmente,] todos trabajamos muy duro para crear esta parte de la historia de amor, cuando se están enamorando. Queríamos que se sintiera genuino, real y verdadero. Y pasamos todo este tiempo construyéndolo, y luego tuvimos que derribarlo”.

Ryan Gosling y Michelle Williams vivieron juntos en un departamento un mes para conocerse y entenderse. Foto: The Weinstein Company

La química que los intérpretes lograron fue impresionante, de hecho, Michelle Williams expresó que jamás tuvo una conexión tan profunda como la que tuvo con el actor de Barbie. “Nunca antes había tenido este tipo de conexión con otro actor. Creo que mucho de esto se debe al hecho de que sabía que esta persona estaba a bordo y había estado preparando el papel durante seis años”.

El trabajo de los actores fue fuertemente alabado, de hecho, la actriz recibió una nominación a Mejor Actriz en los premios Oscar. Blue Valentine pasó a la historia por su profundidad emocional y su enfoque sincero en las complejidades del amor y las relaciones humanas.

Temas