Últimos días para ver uno de los dramas eróticos más escandalosos de la década del 70

Últimos días para ver uno de los dramas eróticos más escandalosos de la década del 70

La película estrenada en 1972 es considerada una de las mejores del cine pero fue objeto de gran controversia

Magela Muzio

Magela Muzio

Las plataformas de streaming están constantemente renovando sus catálogos de contenido. Es por eso que si eres suscriptor de Prime Video, tienes que aprovechar a ver uno de los grandes clásicos del cine y que pasó a la historia por un controversial motivo.

En la década de los 70, el género romántico comenzó a distanciarse de las décadas anteriores al mostrar relaciones más realistas y complejas, con personajes que a menudo sobrellevaban algún trauma del pasado y se encontraban impactados por alguna situación del contexto histórico que les tocaba atravesar.

Esto es un poco lo que sucedió con El último tango en París, el drama erótico dirigido por Bernardo Bertolucci, y que llegó a las salas de cine en 1972. La cinta protagonizada por Marlon Brando y Maria Schneider, narra la intensa relación entre un viudo americano y una joven parisina. La trama se narra desde el anonimato de ambos personajes y en el interior de un desolado apartamento en París.

Tráiler oficial de El último tango en París:

 

La película adquirió gran notoriedad debido a que fue uno de los filmes que revitalizó la carrera de Brando después de la primera entrega de El Padrino. A lo largo de la historia, muchos han coincidido en que su actuación en El último tango en París es la mejor de su carrera como actor. El intérprete recibió una nominación al Oscar a Mejor actor por su actuación en dicho filme, y Bertolucci en la categoría de Mejor director.

Pero a pesar del éxito que significó el largometraje, también provocó un torbellino de reacciones debido a su contenido explícito sexual y emocional. La forma en que el director aborda temas relacionados al sexo, la soledad y el desespero humano, rompió con muchas de las convenciones cinematográficas de la época, lo que llevó a que la película fuera censurada y hasta prohibida en varios países, incluyendo Italia, el país de nacimiento del director.

Pero la controversia no se limitó solo a su temática, sino también a algunos sucesos detrás de cámaras. Años después del lanzamiento de la película, se conocieron algunos detalles sobre cómo se filmaron ciertas escenas, particularmente una escena íntima no consensuada entre los personajes de Brando y Schneider.

Marlon Brando y Maria Schneider interpretan a Jeanne y Paul. Foto: United Artists

La película cuenta con una escena en donde el personaje de Paul abusa sexualmente de Jeanne usando mantequilla como lubricante. Si bien se trató de un acto simulado, Schneider reveló que dicha escena no formaba parte del guion. Años más tarde, la actriz se sinceró y expresó que dicha situación le provocó gran humillación y tuvo un impacto negativo en su carrera.

"Sólo me lo contaron antes de que tuviéramos que filmar la escena y estaba muy enojado. Debería haber llamado a mi agente o haber hecho venir a mi abogado al set porque no se puede obligar a alguien a hacer algo que no está en el guión, pero en ese momento no lo sabía. Marlon me dijo: 'María, no te preocupes, es sólo una película', pero durante la escena, aunque lo que Marlon estaba haciendo no era real, yo estaba llorando lágrimas de verdad", expresó la actriz francesa durante una entrevista.

A pesar de las controversias, El último tango en París sigue siendo una de las películas más aclamadas de la historia del cine. Su impacto es innegable y continúa generando discusiones sobre la mirada de los personajes y las temáticas que retrata. La cinta se encuentra disponible en el catálogo de Prime Video, pero pronto abandonará el servicio de streaming.

Temas