Clueless: Esta es la historia real que inspiró el romance entre Cher y Josh

Clueless: Esta es la historia real que inspiró el romance entre Cher y Josh

Aunque pueda parecer irreal, la historia de amor de la protagonista tiene origen en una pareja que existió realmente. La directora de la clásica comedia explica de dónde salió la idea para una de las parejas más icónicas de las rom-coms.

Agustina Agost

Agustina Agost

Clueless es un clásico noventero protagonizado por Alicia Silverstone. Se trata de una reinterpretación moderna de la novela de Jane Austen, Emma. A pesar de haber sido estrenada hace casi 30 años, la película tiene una base de fans sólida, y el romance entre su protagonista, Cher, y su hermanastro, Josh, continúa generando debates y opiniones. 

Sin embargo, una mirada al pasado de la directora de la cinta, Amy Heckerling, revela que la inspiración para esta comedia romántica quizás no sea tan descabellada como parece.

Clueless sigue a Cher Horowitz (Silverstone), una adinerada y popular adolescente de Los Ángeles, que se hace amiga de la chica nueva, Tai Frasier (Brittany Murphy), y decide utilizar su talento para hacerle un cambio de imagen. Mientras tanto, Cher se enfrenta al regreso de su ex hermanastro Josh (Paul Rudd), un estudiante universitario que empieza a trabajar para el bufete de abogados de su padre. 

 

La película presenta varios posibles romances antes de que la protagonista se dé cuenta de quién está realmente enamorada. Después de pasarse gran parte de la trama discutiendo con Josh sobre literatura, moda, política y molesta porque pase tanto tiempo en su casa sin siquiera tener relación con ella, Cher finalmente se da cuenta de que siente algo por él y comienza a darse cuenta de lo desinteresada y comprensiva que es cuando está cerca de él. Obviamente, ambos acaban siendo la pareja principal de la historia.

Teniendo en cuenta que Josh y Cher se conocieron porque sus padres estuvieron casados brevemente y que los dos mostraban una dinámica de hermanos, muchos encuentran su romance un poco inquietante. Y aunque la relación entre ambos pueda parecer un poco extraña a causa de su conexión familiar, lo cierto es que el vínculo entre Cher y Josh está inspirado en una historia real de la vida de la directora.

El romance entre Cher y Josh está inspirado en una historia real

Alicia Silverstone y Paul Rudd interpretan a Cher y Josh en Clueless. Foto: Paramount Pictures.

Amy Heckerling, tomó como inspiración  la historia de sus propios abuelos para darle vida a la pareja de Cher y Josh. Como la relación de sus familiares era tan natural para ella, no le pareció raro que los personajes tuvieran el mismo origen. Esto significa que Clueless es, hasta cierto punto, una historia real.

La conexión entre los hermanastros no es la única forma en que los abuelos de Heckerling inspiraron el romance de la película, ya que también utilizó sus constantes peleas y discusiones -que tuvieron incluso hasta los 80 años- como base para la dinámica juguetonamente pendenciera de los personajes. Y todo resultó en una de las historias de amor más icónicas de las comedias románticas.

Cher y Josh, una de las parejas más queridas de los noventa. Foto: Paramount Pictures.

Aunque en la película Cher y Josh no se consideran ni remotamente familia, el padre de Cher sigue considerando a Josh como su hijo. Cuando Cher se queja de que Josh vaya a su casa argumentando que sus padres "apenas estuvieron casados", su padre responde diciendo: "uno se divorcia de las esposas, no de los hijos". No queda muy claro qué piensa el padre de Cher de que ella salga con el joven abogado, pero como lo considera un hijo, probablemente no le entusiasmara mucho la idea al principio.

Al mismo tiempo, Clueless hace que la historia de amor de Cher y Josh funcione distanciando a uno del otro para no sentir ninguna conexión familiar real. Cada vez que intentan sacar a colación el hecho de ser hermanastros, cada uno de ellos niega que alguna vez hayan actuado como una familia o se hayan sentido unidos en ese sentido. Cher menciona a menudo que sus padres apenas estaban casados, así que no había razón para que Josh siguiera viniendo. En este sentido, Josh no era más que un joven que pasaba mucho tiempo en su casa y que fomentaba a partes iguales su madurez y su despiste adolescente, por lo que no es descabellado que la película termine con ella enamorándose de él. 

Temas