Despiden a un guardia de seguridad de Taylor Swift por su polémica actitud en un show

Despiden a un guardia de seguridad de Taylor Swift por su polémica actitud en un show

El joven ideó un plan durante cinco años para poder estar cerca de la cantante, pero nunca se esperó que iba a viralizarse de esa manera.

Redacción QueVer

Redacción QueVer

Taylor Swift genera fanatismos en su público que pocos artistas logran. Tal es así que, a finales de junio, cuando la cantante norteamericana se presentó en la ciudad de Minneapolis, uno de sus seguidores se volvió viral.

Se trata de Calvin Denker, un joven amante de la música de Taylor, con una particularidad muy especial, era uno de los guardias de seguridad del Bank Stadium, donde la cantante presentó su Eras Tour.

La artista se encuentra girando con su Eras Tour.

El joven fue grabado cantando de espaldas a Taylor Swift el tema Cruel Summer por Alisa Maloney, una de las chicas que habían ido al lugar a disfrutar del show y que más tarde lo subió a TikTok. Al otro día el video se volvió viral y Calvin se convirtió en el swiftie más famoso del mundo.

Al ver tal repercusión, el joven Denker decidió abrir una cuenta propia de TikTok para contar cómo llegó a trabajar en el show de la artista. Así, sus seguidores se enteraron que cinco años atrás había ido a la gira de Reputation de Taylor Swift y había hablado con varios guardias de seguridad que le contaron que gracias a su trabajo iba a varios conciertos de música.

Esta idea cautivó a Calvin, por lo que decidió ponerse en misión de convertirse en guardia de seguridad para asegurarse estar en el próximo show de Swift y así fue. “Cuando fui a la primera noche, estaba asombrado, todos los fanáticos fueron tan ruidosos y Taylor estuvo fenomenal. Por mi trabajo no tenía permitido darle la espalda a la multitud y ver realmente el espectáculo de Taylor”, comentó en sus redes.

Calvin Denker se volvió el fan más famosos de Taylor. 

Al ver que al otro día aprecia en varios videos del público, decidió pedirles a los fans cercanos a él durante la segunda noche de concierto, que lo grabaran o hicieran fotos y se las mandasen. Por eso hizo papelitos con sus arrobas para entregar. Así fue como Alisa Maloney pudo captarlo en cámara.

Sin embargo, la historia no terminó bien. Poco después de subir el video contando cómo le pidió a la gente que le tomara fotografías, fue despedido por la empresa de seguridad. 

Sus videos tuvieron tanta repercusión que fue despedido por su empresa. 

“Recursos Humanos no fue capaz de explicar qué había hecho mal, más allá de pedir fotos, que es lo que ocurre en cualquier otro concierto, con la única excepción de que me aseguré de que me enviaran en las que yo salía”, alego el fanático de Taylor Swift

Sin embargo, la empresa recapacitó y volvió a tomarlo aunque con ciertas condiciones. Fue traslado a otra zona del estadio, Se lo controló que no tomara fotos y hasta tuvo que hacer horas extras.

Suscríbete a nuestro newsletter para recibir todas las novedades y participar de concursos exclusivos desde aquí.

Temas