¿Cómo sigue la batalla judicial entre Brad Pitt y Angelina Jolie a 5 años de su divorcio?

¿Cómo sigue la batalla judicial entre Brad Pitt y Angelina Jolie a 5 años de su divorcio?

El pleito judicial que enfrenta a los actores está lejos de terminarse. Pitt continúa peleando por la custodia compartida de sus hijos y por propiedades que Jolie intenta vender.

Redacción QueVer

Redacción QueVer

Brad Pitt y Angelina Jolie fueron la pareja más importante de Hollywood por varios años hasta que se divorciaron en medio de un escándalo en 2019. Las cosas no terminaron nada bien entre ellos y el pleito judicial que los enfrenta está lejos de terminarse.

En la actualidad, Pitt enfrenta complicaciones no solo con sus negocios vitivinícolas, sino también en el ámbito familiar, marcado por recientes conflictos legales y personales.

La disputa por la custodia de sus hijos con Angelina Jolie se ha extendido, afectando la posibilidad de un acuerdo de custodia compartida. Exceptuando a Knox, todos los hijos han optado por eliminar el apellido Pitt de sus identidades de diversas maneras, con Shiloh siendo la última en seguir esta tendencia al cumplir 18 años el pasado 27 de mayo.

Shiloh inició formalmente los trámites para desvincularse legalmente del apellido, convirtiéndose en la primera en hacerlo oficialmente. Un caso anterior es el de su hermano Pax, quien ya en 2020 mostró públicamente su distanciamiento mediante redes sociales. Estos episodios subrayan un patrón de alejamiento personal que parece consolidarse entre los miembros jóvenes de la familia.

Desde un incidente específico, que captó la atención del FBI aunque no condujo a cargos formales contra Pitt, el actor no ha sido visto públicamente con ninguno de sus hijos. La mayor parte de la información sobre estos sucesos proviene de filtraciones ligadas a las investigaciones correspondientes.

Angelina Jolie junto a sus hijos

Según trascendió, antes de coger un vuelo privado entre Francia - California, Brad y su hijo Maddox (de 15 años por aquel entonces) comenzaron a discutir, llegando a mayores. Ante tal situación, Angelina salió a defender a su hijo, algo que no gustó a Pitt, acusándola de sobreprotectora. 

Ya en el avión, el actor lejos de calmarse, encerró a Angelina en el baño del avión y la empujó contra la pared, “le agarró y sacudió la cabeza”, y la amedrentó dando puños en la pared. Al salir estaba pálida y sus hijos, con cara de preocupación, le preguntaron si estaba bien. Seis días después del incidente, Jolie presentó el divorcio ante la corte en Los Ángeles. Un divorcio que se consumó en 2019, pero con una situación de por medio que aún anda lejos de resolverse.

La pelea por las propiedades

El 23 de agosto de 2014, en una íntima ceremonia en el Château Miraval, situado en el sur de Francia, Angelina Jolie y Brad Pitt se casaron ante familiares y amigos cercanos. Esta propiedad, adquirida en 2008, no solo fue testigo de su unión, sino que también se convirtió en un símbolo de su relación. 

Brad Pitt y Angelina Jolie cuando estaban juntos

La situación dio un giro en 2016 tras un incidente en un avión, que llevó a Angelina a solicitar el divorcio. Aunque en 2019 se les declaró legalmente separados, las disputas por la custodia de los hijos y el patrimonio compartido persisten. En 2021, el juez John Ouderkirk otorgó inicialmente la custodia compartida a Pitt, decisión que fue revocada tras demostrarse un conflicto de interés del juez con el abogado de Pitt. Este fallo fue confirmado por la Corte Suprema de California, devolviendo a Jolie la custodia completa.

En un vuelo internacional de 2016, Angelina acusó a Brad de agresiones físicas y verbales hacia ella y sus hijos, lo que fue investigado por el FBI y el Departamento de Servicios para Niños y Familias, sin resultar en cargos contra Pitt. No obstante, Angelina denunció al FBI por falta de diligencia en la investigación, lo que podría reabrir el caso.

Durante el proceso de divorcio, se incluyó una cláusula de adquisición preferente sobre Château Miraval, complicando aún más la situación cuando Angelina intentó vender su parte a una empresa vinculada a un magnate ruso en 2021. Esta acción, que Brad considera intencional para dañar el proyecto, ha llevado a solicitar un juicio con jurado, buscando un resultado similar al caso de Johnny Depp y Amber Heard, donde el jurado favoreció a Depp, mejorando su imagen pública. La disputa continúa, reflejando no solo las tensiones legales sino también el impacto personal profundo en ambos.

Temas