Se cumplean 30 años de uno de los episodios más misteriosos de Los Simpson

Se cumplean 30 años de uno de los episodios más misteriosos de Los Simpson

La querida serie de la familia amarilla celebra las tres décadas de uno de sus episodios más misteriosos, el cual muchos años después reveló la verdad sobre la participación de un mítico cantante.

Fernando Bedini

Las primeras temporadas de Los Simpson son reconocidas no solo por los fans, sino también por la crítica como obras de arte. Cada una de esas temporadas guarda secretos y misterios que las hacen más invaluables de lo que ya son. El pasado 19 de septiembre, la serie creada por Matt Groening celebró el 30 aniversario de uno de esos episodios cargados de secretos y misterios.

Hablamos del primer episodio de la tercera temporada, Stark Raving Dad (Papá está loco para Latinoamérica y Papá, loco de atar para España. Este capítulo se presentó un 19 de septiembre de 1991 y su historia enloqueció a los fans.

Leon y Bart cantando la famosa 'Happy Birthday Lisa'.

La trama

La trama de este episodio comienza con Bart poniendo su gorra roja en el cesto de lavado de las camisas blancas de su padre, lo que lleva a todas las camisas se tornen color rosa. Homero no tiene otra opción que ir a trabajar con ese color, algo que no pasa desapercibido por el cruel Charles Montgomery Burns. El dueño de la planta nuclear somete al protagonista a una evaluación psicológica. Debido al miedo de fallar la prueba, Homero deja que Bart llene la evaluación, lo que termina desencadenando la internación del padre de familia en una clínica psiquiátrica.

Durante su estadía, Homero conoce a Leon Kompowsky, un hombre que dice ser nada más y nada menos que el rey del pop, Michael Jackson. Homero siente vergüenza en avisarle a su familia que está internado, así que Leon decide comunicarle a la familia la situación de su amigo. Bart contesta el teléfono y termina convencido que este hombre es Jackson.

Homero recibe el alta y decide invitar a Kompowsky a su casa. Ante la noticia Bart corre la voz por todo el pueblo, desatando un frenesí por la presencia del artista en Springfield. La decepción llega cuando se revela que Leon no es Michael.

Mientras todo este descontrol sucede, Lisa sufre porque nadie de la familia recordó su cumpleaños. Afectado por la tristeza de su hermana, Bart junto a Leon componen una una tierna canción de cumpleaños.

La historia detrás del episodio

Según el estudio, la voz de Leon Kompowsky fue puesta por un tal John Jay Smith. Pero para los fans siempre fue el rey del Pop. Muchos años más tarde, tanto Matt Groening como los guionistas y productores, revelaron que Michael siempre estuvo detrás de la voz de Leon.

En ese momento Jackson tenía una agenda muy apretada y de conocerse que había hecho un espacio para Los Simpson, desataría una ola de peticiones, así que se mantuvo en secreto. Además, Michael tenía diversos contratos que le impedían cantar en cualquier ámbito que no fuese el establecido por las compañías tenedoras de los derechos, por lo que las canciones del episodio fueron grabadas por el músico Kipp Lennon, un conocido colaborador de Los Simpson.

Un detalle llamativo, es que Jackson compuso la canción que Bart y Leon crean para Lisa. Durante la preparación de su álbum Dangerous, Michael grabó su versión de “Happy Birthday Lisa”, pero nunca fue incluída en el disco. Recién en 2001, Sony reedito material exclusivo del cantante, una de las canciones incluídas era la de Lisa, pero una vez más fue descartada. Años después, la canción llegó a las redes, donde se viralizó casi de inmediato.

La polémica

En 2019 el documental de HBO Leaving Neverland sacó a la luz todas las acusaciones de abuso de menores que rodeaban al cantante. Distintos y fuertes testimonios pusieron en jaque al cantante y todo lo que había construído durante años.

Esta situación movilizó a los productores de Los Simpson para remover Stark Raving Dad  de la grilla de episodios. “Este fue un episodio preciado. Hay muchos buenos recuerdos que hemos guardado en él  y esto (el caso de Jackson) ciertamente no permite que permanezcan”, contó en 2019 el productor ejecutivo James L. Brooks a The Wall Street Journal. “Estoy en contra de la quema de libros de cualquier tipo. Pero este es nuestro libro y podemos sacar un capítulo”, agregó el productor.

La secuela que nunca fue

Al igual que el secreto de la voz de Jackson, los productores también tenían guardado que el episodio tendría una suerte de continuación. Al Jean, productor ejecutivo y también guionista de varios episodios, reveló en 2016 los detalles de este episodio que nunca fue editado.

En esta historia Leon Kompowsky regresaba, pero con una nueva personalidad. Esta vez el ex compañero de Homero en psiquiátrico decía ser otra estrella del pop, Prince. Al igual que con Jackson, los productores querían que la voz del personaje se la diera Prince Rogers Nelson

El guion llegó a las manos del intérprete de Purple Rain, pero no quedó para nada convencido con la historia, así que decidió no participar. Al no tener quórum de la estrella principal, el episodio quedó descartado.

Temas