La serie escondida en Star Plus que es una joya para melómanos

La serie escondida en Star Plus que es una joya para melómanos

Te traemos una de las producciones más cool y divertidas de los últimos años.

Agustina Agost

A mediados de los 90’ Nick Hornby publicó Alta Fidelidad, una novela sobre Rob Fleming, el dueño de una disquería del barrio londinense de Camden. En el año 2000 el director Stephen Frears filmó una adaptación cinematográfica basada en aquel libro, aunque ambientada en Chicago y con John Cusack como protagonista en el personaje rebautizado como Rob Gordon. 

Rob atraviesa una ruptura amorosa y no encuentra mejor forma de procesarla que recordando las anteriores relaciones que marcaron su vida. Obsesionado con armar top 5 de todo, se la pasa haciendo listas del tipo “top 5 de temas para despedir a alguien que falleció” y hablándole directamente al espectador, haciéndolo cómplice de sus desgracias.

Aquella película se convirtió en una obra de culto, y ante el éxito de una novela que no pierde vigencia, en 2020 llegó en formato serie, aunque con algunos cambios en su propuesta.

La serie se encuentra disponible en Star Plus 

Esta adaptación reciente tiene como protagonista a Zoë Kravitz, quien encarna a la dueña de una disquería de Brooklyn cuya historia comienza cuando su novio Mac decide ponerle punto final a la relación entre ambos. Rob intenta salir adelante escuchando música, armando compilados y refugiándose en su local, donde trabaja junto a sus amigos Cherise y Simon. Mientras la protagonista intenta sanar las heridas de ese amor, hace un recuento de los cinco quiebres amorosos que más le han afectado a lo largo de su vida.

La propuesta es dinámica y con buen ritmo. Estamos ante una revitalización acertada de una historia que no pierde su esencia y continúa siendo actual. Además, mantiene al espectador enganchado hasta el último capítulo. 

6 razones por las que no puedes dejar de ver Alta Fidelidad:

La música

En esta producción la música tiene un papel central y se convierte en un personaje más. La música es mucho más que un mero elemento narrativo, se utiliza para aprender más sobre ella.  Fleetwood Mac, Frank Zappa, David Bowie, Prince y Blondie son sólo alguna de las bandas que se puede escuchar al largo de diez capítulos. Bromas sobre Weezer y hasta una polémica discusión sobre Michael Jackson acompañan este paseo musical que es una declaración de amor a esta disciplina artística.

Zoë Kravitz

¿Quién no ama a Zoë Kravitz? Más allá de las preferencias, la joven actriz demostró haber nacido para este papel. La naturalidad con la que interpreta a Rob es tanta que hasta parece que estuviéramos viendo una biopic sobre su vida. Si tenemos en cuenta que es hija del músico Lenny Kravitz se puede sospechar que su conocimiento y amor por la música son los mismos que siente el personaje ficticio. Y cuando la vemos romper cuarta pared con sus pequeños monólogos no cabe duda de que este será uno de sus personajes más queridos y recordados. 

La nueva configuración

La serie de la una vuelta de tuerca a la película, no sólo cambiando el género de los personajes, sino que situando la historia en un espacio-tiempo más actual. Planteos y debates en torno a temas que preocupan en esta ultima década aportan frescura a la trama, al igual que la impronta feminista y la apuesta por la diversidad étnica, de cuerpos y sexual, algo que poco tiene que ver con el contenido misógino de la versión original.

La actriz se luce con su actuación en High Fidelity

Los guiños a la obra original 

La nueva versión mantiene algunos diálogos, escenas y momentos que hacen homenaje a la película de 1995 y que les encantarán a los fanáticos y a los más nostálgicos. Uno de los más curiosos: Zoë Kravitz es hija de Lisa Bonet, quien interpreta a Marie De Salle, personaje que aparecía cantando en vivo en la versión de Frears. Las conexiones, referencias y guiños son muchos.

El mejor cameo

Si en el film original hacía una aparición especial el músico Bruce Springsteen, pero para esta nueva adaptación la elegida fue nada más y nada menos que la mítica Debbie Harry, vocalista de la banda Blondie. También tienen sus propios cameos el productor musical Jack Antonoff, la actriz Parker Posey y Thomas Doherty. 

Alguien especial en la dirección

Natasha Lyonne, conocida por sus papeles en Orange is The New Black y Muñeca Rusa, dirigió el sexto episodio de la serie.

Temas