Las combatientes: ¿el nuevo drama francés de Netflix es una historia real?

Las combatientes: ¿el nuevo drama francés de Netflix es una historia real?

La plataforma de streaming estrenó Las combatientes, una serie que bate récord de reproducciones y es tendencia.

Agustina Agost

Recientemente Netflix sumó a su catálogo una miniserie que se ha convertido en uno de los estrenos más populares de la plataforma. Se trata de Las combatientes, una producción francesa que combina drama y acción.

El proyecto fue creado por Cécile Lorne y dirigida por Alexandre Laurent y  se emitió originalmente en Suiza, Bélgica y Francia antes de llegar al servicio de streaming.

Julie de Bona, Audrey Fleurot, Camille Lou y Sofia Essaïdi interpretan a cuatro mujeres atrapadas en Francia en el año 1914, en plena Primera Guerra Mundial. Sus caminos se cruzarán para luchar juntas contra las terribles consecuencias del enfrentamiento bélico.

Julie de Bona, Audrey Fleurot, Camille Lou y Sofia Essaïdi.

Un drama de época que se desarrolla a lo largo de ocho capítulos, en los cuales un elenco brillante, una fluidez narrativa y una puesta en escena muy cuidada -mención especial para el diseño de vestuario- tienen como resultado una pieza audiovisual de gran calidad que resulta adictiva.

A través de actuaciones sólidas y diálogos profundos y bien construidos se da lugar a una historia emocionante, donde se reflexiona sobre los roles de género y el papel de la mujer.

Pero, ¿está basada en hechos reales?

Es fácil pensar que la trama está basada en hechos reales, sin embargo, no es tan así. Si bien los eventos que ocurren alrededor de la historia sí lo son, el retrato de Las combatientes no es real.

Cécile Lorne tuvo la idea de crear la serie luego de ver un documental que mostraba las contribuciones de las mujeres durante la Primera Guerra Mundial y darse cuenta de que son muy pocas las producciones que cuentan las historias de las personas que quedan solas en durante los conflictos bélicos y de las mujeres que, a pesar de no estar en la primera línea de combate, desempeñaron un papel activo al sostener a sus comunidades durante esos periodos.

Para lograr que el proyecto fuera históricamente correcto se les pidió ayuda a dos asesores históricos, dos historiadores y un asesor militar. Parte de la información que brindaron tuvo que ver con los lugares y las formas en que las mujeres estuvieron activas durante la guerra, datos que les sirvieron para crear a los personajes.

Una de las series con la que vale la pena empezar el 2023.

Suscríbete a nuestro newsletter para recibir todas las novedades y participar de concursos exclusivos desde aquí.

Temas