La comedia dramática sobre una caótica familia de los suburbios que impulsó la carrera de Jeremy Allen White de The Bear

La comedia dramática sobre una caótica familia de los suburbios que impulsó la carrera de Jeremy Allen White de The Bear

Acompañó por muchos años a los diversos fans que se encariñaron con la familia Gallagher. No te pierdas esta fantástica serie protagonizada por Jeremy Allen White antes de su éxito con The Bear.

Martina Ruffo Vicino

Antes de The Bear y protagonizar grandes carteleras bajo el nombre de Clavin Klein, Jeremy Allen White demostró su talento en una de las series más queridas de los últimos años. Aunque no se convirtió en un fenómeno tan masivo como otras, su ácido humor, su sentimental y profunda trama y sus emblemáticos personajes la convirtieron en una entrega apreciada (aún hoy en día) por sus seguidores. Está en streaming y no puedes perdérsela.

Shameless es una serie de comedia y drama que estrenó su primer capítulo el 11 de enero de 2011. Durante la década del 2010, cada año nos entregaba una nueva temporada que seguía la historia de una particular familia habitante del Lado Sur de Chicago mientras intentan avanzar en la vida y soportarse entre ellos.

Mirá el tráiler de la primera temporada de Shameless:

Shameless abre su primer capítulo con un grupo de personas, desde un hombre adulto de barba hasta un pequeño bebé, riendo y bebiendo alrededor de una fogata. En eso se escuchar a Frank Gallagher, interpretado por William H. Macy, comienza a narrar la historia de su familia mientras la cámara se posa en cada uno de ellos. "Nadie dice que nuestro barrio sea el Jardín del Edén. Hay incluso quien dice que Dios evita este lugar. Pero ha sido un buen hogar para mí y para mis hijos, de quien estoy orgulloso… porque cada uno de ellos me recuerda un poquito a mí". Así narra la primera línea de la serie que resume de manera concisa lo que veremos en las próximas temporadas.

La serie narra la historia de los Gallaghers, una familia que lucha día a día para salir adelante. Frank, un padre soltero de seis hijos pasa sus días borracho por lo que es su hija mayor, Fiona, quien se tiene que hacer responsable del resto de sus hermanos. Cada uno de ellos tendrá su propia historia y problemas, cuestiones que en general, como narra el padre al principio, se desprenden de la personalidad del más grande.

Jeremy Allen White se destacó por su papel como el inestable Lip Gallagher. Foto: Showtime

Shameless se suma a la larga lista de series que exploran familias disfuncionales en la televisión, pero su enfoque es tan completo y complejo que a veces parece increíble. Los Gallagher han atravesado prácticamente todo tipo de situaciones, y si aún falta alguna, es seguro que la enfrentarán en algún momento. Sin embargo, esta variedad de experiencias ha enriquecido enormemente la serie, añadiéndole un trasfondo dramático (y a veces cómico) muy fascinante y tremendamente adictivo.

Algunas series protagonizadas por muchos personajes suelen centrar su atención (casi por error) en el desarrollo de solo algunos de sus personajes. En Shameless, todos los personajes tienen su momento en escena y su propia trama, excepto quizás el miembro más joven de la familia, que apenas pronuncia palabras a lo largo de la serie. Esto les otorga una complejidad y un interés considerable para los espectadores que terminan encariñándose con cada uno de ellos. No significa que los Gallagher sepan tomar buenas decisiones (Spoiler: eso pasa raramente) pero a medida que pasan los capítulos acompañamos a estas personas mientras se enfrentan a la vida y crecen.

La serie retrata el crecimiento y relaciones de los personajes por diez años. Foto: Showtime

Es que si bien la serie arranca cuando todos salvo Fiona están en la secundaria, los años pasarán y veremos el desarrollo de cada hermano. Al grabarse durante casi diez años, como espectadores también observaremos cómo los mismos actores también van cambiando. La serie toma relevancia con algunos personajes más que otros de acuerdo a su etapa en la vida, por ejemplo, el desarrollo de Liam, el menor de los hermanos, no llegará hasta el final porque antes solo era un tierno bebé. 

A pesar tener un tono y edición de comedia, la serie tiene momentos muy dramáticos y dolorosos. Foto: Showtime

Uno de los elementos que destaca a Shameless es el tono ácido en el que está narrada. Sus personajes viven en un barrio de bajos recursos al sur de Chicago y por ello, el guion exagera esta condición y se aprovecha de ella creando personajes irreverentes, para nada correctos, que normalizan situaciones que el resto de nosotros tomaríamos como malas o “cancelables”. Solo basta con considerar que la serie gira en torno a Frank, un terrible padre que es realmente un ser repulsivo y capaz de vender a sus hijos por un vaso de cerveza, para entender que la moral está en juego en esta historia. 

La serie es una remake de su versión inglesa. Son numerosas las adaptaciones de series británicas pero no todas tienen éxito o superan a su original. La versión estadounidense ganó relevancia y cariño porque su historia conmovedora y divertida junto con un reparto brillante la convierten en una auténtica joya que merece toda nuestra atención. Con actuaciones de William H. Macy, la fascinante Emmy Rossum, Justin Chatwin, Ethan Cutkosky, Shanola Hampton, Steve Howey, Emma Kenney, Cameron Monaghan, Jeremy Allen White, Joan Cusack y Noel Fisher, Shameless.

William H. Macy fue nominado a diversos premios por su Frank Gallagher incluidos varios Emmys y Globos de Oro.

Luego de comenzar la serie, el cariño por los Gallaghers y compañía es inevitable. Shameless te hará reír, llorar, celebrar victorias, enojarte con los personajes y caminar con ellos por 12 temporadas. No dejes de ver está divertida comedia que está disponible en Max y Prime Video.

Temas