La escena de Friends que fue imposible de grabar para sus actores

La escena de Friends que fue imposible de grabar para sus actores

Un sofá, tres amigos, una palabra: la icónica escena de la sitcom de los 90 que fue difícil de conseguir debido a las risas.

Martina Ruffo Vicino

Friends es una serie donde las risas nunca faltan: desde diálogos hilarantes, escenas absurdas o incluso los mismos actores rompiendo su personaje por no poder aguantar la risa, la sitcom sabía dónde hacer bromas exactas para matarnos de la risa.

Si como espectadores nos resultaba gracioso, ser partícipe de esas escenas debe haber sido incluso peor. Existe una escena que fue muy difícil de grabar para ellos, no por sus complicaciones a nivel actoral o algún obstáculo físico, sino que era tan graciosa que los protagonistas no podían actuar bien.

"Fue la vez que más me he reído en la vida", dijeron Jennifer Aniston, David Schwimmer y Matthew Perry. La escena se puede reconocer por una palabra en particular, simple y concisa, pero que los fans de la serie seguro reconocerán: “¡PIVOT!”.

El resultado final de la escena luego de varios intentos:

En el doblaje se tradujo como "¡Girenlo!" debido a la falta de la palabra en español y allí se perdió un poco el chiste, sin embargo, sigue siendo hilarante. En la quinta temporada, esa caracterizada por tener algunas de las mejores escenas de la serie, particularmente en el episodio "El del policía", hay una que se ha convertido en legendaria: Rachel, Chandler y Ross luchando por subir un sillón por una escalera complicada.

La escena comienza con Ross reclutando algunas personas para que le ayuden a llevar el mueble a su departamento. Con la llegada de Chandler y Rachel, el paleontologo les muestra un sketch para saber qué hacer. El momento pasa a la comedia cuando sus amigos dan a entender que el dibujo es… cuestionable.

Comienzan a subir el sillón pero los cálculos salen mal: Chandler se ve aplastado y arrastrado en el proceso, Ross da una sola indicación (para nada útil) y terminan trabando el sofá en medio de la escalera. 

Los bloopers revelados evidenciaron lo graciosa que fue la grabación de la escena:

Aunque en la escena los personajes están serios y frustrados, los bloopers revelaron que grabarla fue un suplicio. A pesar de sus intentos repetidos, David Schwimmer pronunciaba "¡Pivot!" de una manera tan única que sus compañeros de reparto no podían contener la risa, convirtiendo la escena en una de las más difíciles de filmar en la historia de la serie. Afortunadamente, al final lograron superarlo, aunque tuvieron que contener las risas como pudieron.

Friends está disponible para volver a disfrutar de sus divertidos episodios en Max.

Temas