Un escándalo en la filmación de Tulsa King salpica a Sylvester Stallone

Un escándalo en la filmación de Tulsa King salpica a Sylvester Stallone

La ex directora de casting de la serie ha generado un gran escándalo al asegurar que renunció después de que Sylvester Stallone insultara a los extras en el set.

Redacción QueVer

Redacción QueVer

La ex directora de casting de la serie Tulsa King ha generado un gran escándalo al asegurar que renunció después de que Sylvester Stallone insultara a los extras en el set.

Sin embargo, desde el equipo de trabajo de la serie salieron a desmentirla y dijeron que no se lanzaron tales insultos y que renunció porque la criticaron por no hacer su trabajo.

La ex supervisora de casting Rose Locke afirmó que Sly y el director llamaron a los extras "feos, "tina de manteca de cerdo" y se refirieron a un actor como un "tipo gordo con bastón". Una página de Facebook de los actores con sede en Atlanta afirma que el hombre del bastón dijo que el comentario "le dolió en el alma".

Mirá el tráiler de Tulsa King

Según una publicación de Facebook, Locke también afirmó que Sly dijo: "Trae chicas jóvenes y bonitas para que estén cerca de mí". Pero Craig Zisk, director y productor ejecutivo de la serie de Paramount+, desmintió estas acusaciones.

Zisk dijo que Locke no estuvo en el set durante el día del supuesto encuentro y que eligió incorrectamente a los extras. Zisk explicó que se suponía que los extras estarían en un bar joven y moderno, y que el plan era contratar actores de entre 25 y 35 años, pero los actores elegidos eran considerablemente mayores.

El equipo de trabajo de Tulsa King desmintió las acusaciones contra Sylvester Stallone

Zisk, que acabó utilizando a los actores para la escena, aseguró: "Fueron educados e hicieron su trabajo". Según Zisk, luego le dijo a Rose Locke que necesitaba enviar fotos de los extras para que funcionaran con la premisa de la película, pero dice que ella respondió: "No trabajo de esa manera".

"Así es como trabajo y todos los que conozco trabajan así en el casting de extras", respondió Zisk, por lo cual Locke renunció una hora más tarde. Zisk también aclaró que Sly nunca dijo nada sobre traer "chicas guapas" y agregó que su esposa, Jennifer Flavin, estuvo allí durante toda la filmación.

Temas