¿Por qué Homelander está obsesionado con la leche materna en The Boys?

¿Por qué Homelander está obsesionado con la leche materna en The Boys?

Homelander es un complejo y perturbador personaje. Entre sus muchas características hay una que ha sabido sobresalir y que no puede evitar llamar la atención: su obsesión con la leche materna. En esta nota te explicamos la razón de esta fijación.

Martina Ruffo Vicino

Hablar de The Boys significa, inevitablemente, hablar de Homelander. Este personaje, que vendría a representar una especie de Superman pero con altos grados de corrupción y violencia, se ha destacado como uno de los más complejos e inquietantes de toda la serie.

Debido a esta naturaleza tan inestable, el personaje cuenta con varios  fetiches característicos. Uno de ellos logró resaltarse entre los demás y estremecernos por su rareza: hablamos de la obsesión del héroe por tomar leche, y específicamente, leche materna.

Durante la primera temporada de The Boys, se nos muestra que Homelander tiene una extraña fijación por Madelyn Stillwell, incluso sintiendo graves celos por el hijo pequeño de la mujer. De cierta manera, ella es la única que puede controlarlo  y para ello recurre al constante y profundo deseo del hombre por una madre.

Es la perturbadora relación entre los personajes lo que lleva a su fatídico final. Foto: Prime Video

Es que Homelander es el único supe de Vought que fue criado por la corporación y no en un entorno familiar con personas que le ofrecieran cariño o se preocuparan realmente por él. A pesar de ser un sociópata, el personaje interpretado por Anthony Starr alberga un auténtico anhelo por formar parte de una familia y guarda resentimiento hacia la empresa por privarle de esa oportunidad.

De esta manera, Madelyn Stillwell se convierte en la única figura materna que alguna vez tuvo en su vida, generando así una especie de complejo de Edipo. Una relación extraña, con las líneas entre la maternidad y la tensión sexual algo desdibujadas, que nos dio algunas de las escenas más incómodas y perturbadoras de todo el show.

Pero, ¿y la leche materna?

Según el creador de la serie, Eric Kripke, “por el momento no hay muchas [debilidades] físicas, pero hay tantas psicológicas que es a eso a lo que nos inclinamos. Anthony [Starr] lo ha dicho muchas veces, y estoy de acuerdo, Homelander es el personaje más débil de la serie”. 

La leche se relaciona también con ese niño interno que Homelander nunca logró ser. Foto: Prime Video

Desde temprana edad, Homelander ha sido rodeado por científicos que han buscado explotar al máximo sus habilidades sobrehumanas. Esta experiencia ha dejado una profunda huella en él, llevándolo a desarrollar una obsesión por la leche materna, que de alguna manera parece llenar el vacío emocional que siente.

“[Homelander] encuentra su vulnerabilidad humana tan odiosa y odia esa parte de él y trata de suprimirla, sin embargo, es parte de quién es. Y por eso odia una parte de él que en última instancia no puede controlar, y eso le lleva a una psicosis de nido de serpientes.”, explicaba Kripke. Homelander es un hombre roto, frustrado y retraído que nunca pudo recibir el cariño que todo ser con sensibilidad necesita.

Temas