Batman: 34 años de la primera gran película del Murciélago de DC

Batman: 34 años de la primera gran película del Murciélago de DC

La película dirigida por Tim Burton y protagonizada por Michael Keaton, está de festejo y en esta nota contamos algunas curiosidades.

Fernando Bedini

Fernando Bedini

En 1989, luego de haber transitado por series animadas e incluso una serie live action, Batman dio el salto a la pantalla grande. En junio de ese año, el murciélago de DC debutaba en cines.

Dirigida por Tim Burton y protagonizada por Michael Keaton y Jack Nicholson, la película mostraba al Vigilante Nocturno luchando contra su némesis, el Joker. La historia, los efectos especiales, el trabajo de sus estrellas y el director, junto a otros factores, hicieron de Batman un éxito arrasador, que no solo acaparó el dinero de la taquilla, sino que también recibió elogios a mansalva de la crítica y el público.

La aclamada primera película de Batman celebra 34 años de vida y para celebrarlo te contamos algunas curiosidades que quizás desconocías.

Eligiendo director

En el año 1979, tras el éxito de la primera película de Superman, dirigida por Richard Donner, Warner comenzó a mover los hilos para llevar al otro superhéroe de peso de DC. 

El proyecto Batman tomó distintas formas, desde una historia de origen, hasta una comedia donde se pensó a Bill Murray como Batman, Eddie Murphy como Robin y John Lithgow como el Joker. La película de Batman siguió cambiado de forma y deambulando durante años, hasta que a llegó a manos de un joven y prometedor director, Tim Burton.

La película tardó casi una década en concretarse.

Burton junto a su pareja de ese entonces, escribieron un tratamiento del guion en base a lo que se tenía de la película. El director de inmediato buscó al guionista Sam Hamm para que, con borradores del escritor Warren Skaaren, le diera una forma final al libreto.

Warner recibió el guion final y si bien le agradó, no estaba convencido de que Burton sería el ideal para dirigir la película. En 1988 se estrenó en cines Beetlejuice y como la película fue un éxito, decidieron contratar a Tim.

Beetlejuice, la carta del triunfo para que Tim pudiera dirigir Batman.

¿Quién se pone el traje?

Una vez que Burton tomó las riendas del proyecto, comenzó la búsqueda de la estrella que le pueda quedar el Batsuit. El estudio le envió al director una selecta lista de actores, donde figuraban los nombres de Kevin Costner, Charlie Sheen, Pierce Brosnan, Tom Selleck y más. Como la película iba a estar volcada a la acción, se le ofreció el papel a Pierce Brosnan, que para ese momento era muy conocido por la serie Remington Steele. 

Brosnan rechazó el papel ya que no fue interesante para él la idea de ser un superhéroe. Burton quería a un actor poco conocido, así que acudió a Ray Liotta, pero este rechazó la oferta porque ya se había acercado a lo nuevo de Martin Scorsese, Goodfellas.

Liotta no aceptó ser Batman, pero estuvo en una de las mejores películas del género mafia.

El productor Jon Peters intercedió en la búsqueda postulando a Michael Keaton. En ese momento Keaton era conocido por comedias, sin ir más lejos había sido el molesto demonio Beetlejuice. Tim aceptó, la prueba se hizo y Michael fue elegido.

Todos contra Keaton

Cuando se supo que Keaton fue elegido para el papel, estalló la polémica. Los fans de los cómics estaban disgustados, se dice que enviaron una infinidad de cartas a Warner Bros y al co creador del personaje, Bob Kane, pidiendo la destitución de Michael. 

El propio Kane, que formaba parte activa del filme como consultor, dejó en claro que no estaba de acuerdo con la elección. Para complicar la situación, otro Batman alzó su voz. El mismísimo Adam West estaba furioso porque no lo habían convocado (en ese momento transitaba sus 60). Keaton le caía bien, pero insistía que él debía ser el convocado.

A West se le ofreció el papel de Thomas Wayne, pero no aceptó, el quería ser Batman.

Keaton se tomó muy en serio la elección. Para ser el mejor, consumió los mejores cómics de Batman, The Dark Knight Returns y Year One, ambos del gran Frank Miller. Además, se aisló en Londres (lugar donde se realizó el rodaje) para compenetrarse más en la soledad de Wayne y la oscuridad del Vigilante.

Una vez estrenada la película, todos los detractores tuvieron que tragar sus palabras, Keaton era Batman.

El Joker

La búsqueda de estrella para Batman no fue la única tarea difícil, también había que encontrar al ideal para que se convierta en el villano más retorcido. La lista de actores era extensa, allí aparecieron los nombres de Tim Curry (Rocky Horror Picture Show), Brad Dourif (la voz de Chucky), David Bowie y hasta James Woods.

Burton tomó la iniciativa y se acercó a dos importantes estrellas: Robin Williams y William Dafoe. La estrella de Pelotón (1986) fue la primera en iniciar negociaciones, pero la situación no prosperó, así que el director telefoneó a Williams para saber qué tan interesado estaba en convertirse en el Joker. La estrella de Good morning Vietnam (1987) enloqueció con el ofrecimiento, quería el papel a toda costa.

En la actualidad los fans quieren que Dafoe sea el Joker del nuevo Universo DC.

En paralelo el productor Jon Peters movía sus piezas, él quería a la estrella The Shining, Jack Nicholson. Peters habló con Nicholson y este se mostró poco y nada interesado en el papel.

Robin Williams estaba prácticamente contratado. Peters rápidamente volvió a insistir con Nicholson y esta vez para persuadirlo le dijo que Robin era el nuevo Joker. Nicholson estalló de la furia y casi sin pensarlo le dijo que sí al productor.

Williams fue apartado, se dice que quedó ofendido con Warner Bros y hasta rehusó trabajar con el estudio hasta que ellos no se disculparan. Jack estaba dentro, pero tenía muchas condiciones. El actor estableció un contrato especial en donde él marcaba las horas en las que podían rodar sus escenas y la cantidad de horas que podía trabajar por día. Otras de las cláusulas especificaba un salario de $6 millones de dólares y un porcentaje del dinero que obtuviese la película en taquillas. Se dice que Jack-o llegó a embolsarse la la friolera suma de $60 millones por su trabajo como el Joker.

Las líneas que Keaton usa en The Flash provienen de esta escena. "Now you wanna get nuts? Come on! Let's get nuts!".

Batiproblemas en el set

Warner había planeado rodar en los estudios de Burbank, EEUU, pero el interés masivo por la película llevó a la empresa a trasladarse a los míticos Estudios Pinewood en Inglaterra y así evitar cualquier tipo de filtración,

El rodaje comenzó en octubre de 1988 y se prolongó hasta enero de 1989. En el medio surgieron varios problemas, uno de ellos fue una huelga de escritores que llevó a que el guionista Sam Hamm no pudiese concretar el libreto. Jonathan Gems, Skaaren Warren y Charles McKeown tomaron la posta para la escritura.

Los cambios fueron masivos, la historia fue escrita varias veces. En un principio la trama incluía a Dick Grayson, el primer Robin, incluso se llegaron a hacer algunas props para la película, como una estatua de los Flying Grayson, la familia acróbata de Dick. 

Los planes de tener a Robin también estuvieron en Batman Returns (1993), pero el personaje recién apareció en Batman Forever (1995)  

El final también se modificó, al principio el Joker asesinaba a Vicki Vale (Kim Basinger), desatando la cólera de Batman. El productor Jon Peters pidió cambiar el final, pero por debajo del radar, sin que Burton lo supiera. Al mismo tiempo, el productor encargó al departamento de efectos especiales la creación de una catedral gótica a escala. En ese lugar se daría el cierre de la historia.

Se filmaron tres finales en la catedral. Uno muestra que el Joker ser rescatado por sus esbirros en helicóptero. En otro, mientras el Joker sube al helicóptero, un grupo de murciélagos que salen de la azotea lo ataca, provocando que caiga al vacío. Y el último (el utilizado) el Joker es sujetado por Batman y atado a una gárgola para evitar la huída. La pesada estatua cae, arrastrando al villano consigo.

Aunque no quiso formar parte al principio, el trabajo de Nicholson fue único e inigualable.

Jack Nicholson estaba al tanto de cuál iba a ser el desenlace de su personaje, preguntó por la escena de la catedral, ya que no sabía de qué iba. Burton, que luego fue informado de los planes, no tuvo otra opción que mentir, diciendo que no sabía nada al respecto.

Un 23 de junio de 1989 Batman llegó a los cines, acaparando la atención del público y la crítica. Un mes antes se había estrenado Indiana Jones y la Última Cruzada y Batman fue la única película en superar al tanque de Steven Spielberg, además marcó un récord de taquilla que recién en el 2008 fue superado por The Dark Knight de Christopher Nolan.

Todas las películas de Batman pueden encontrarse en el catálogo de HBO Max.

Suscríbete a nuestro newsletter para recibir todas las novedades y participar de concursos exclusivos desde aquí.

Temas