Duro de matar: el clásico de Bruce Willis cumple 35 años y te contamos 35 curiosidades

Duro de matar: el clásico de Bruce Willis cumple 35 años y te contamos 35 curiosidades

El tiempo vuela y hoy Duro de matar, el innegable clásico de Bruce Willis cumple 35 años. Para celebrar el aniversario de este increíble filme, repasamos 35 curiosidades que seguro no conocías. ¡No te lo pierdas!

Victoria Muzio

Victoria Muzio

Un día como hoy pero hace ya 35 años, llegaba a los cines por primera vez Duro de matar, el clásico de acción de Bruce Willis dirigido por John McTiernan. Ambientado en plena Navidad, la película sigue a John McClane, un policía de Nueva York que debe rescatar a su ex esposa de un grupo de criminales que atacan y secuestran un rascacielos.

Mirá el tráiler de Duro de matar:

A pesar de que nadie tenía mucha fe en el proyecto, Duro de matar se convirtió en un éxito de inmediato. No solo tuvo un desempeño excelente en taquilla, sino que se encargó de impulsar las carreras de Alan Rickman y Bruce Willis, consagrando a este último como protagonista del cine de acción.

Al día de hoy, es considerada una película de culto, así como también una de las más importantes de la historia del cine. Lo cierto es que el tiempo vuela, pero este filme nunca pasa de moda. Debido a esto, y debido a que hoy se encuentra de aniversario, te contamos 35 curiosidades que seguro no sabías de este clásico del cine de acción (y navidad). 

Bruce Willis saltó a la fama total gracias a este filme. Foto: 20th Century Fox

1. Duro de matar está basada en una novela de 1979, Nada es para siempre, de Roderick Thorpe, la cual a su vez, es una secuela del libro El detective, publicado en 1966.

2. Está inspirada en otro clásico del cine: Infierno en la torre (1974), protagonizada por Steve McQueen y Paul Newman y que gira en torno a un importante rascacielos que se incendia.

3. Inicialmente, los productores de la película querían que Frank Sinatra interpretara a John McClane, pues este había sido el encargado de protagonizar la adaptación de El detective en 1968. Sin embargo, este lo rechazó, pues en aquel entonces tenía más de 70 años.

Frank Sinatra fue el primer candidato para John McClane luego de haber protagonizado El detective. Foto: Apple TV+

4. Al día de hoy, Duro de matar es una de las películas más populares dentro de la filmografía del recordado Alan Rickman, quien se encargó de interpretar a Hans Gruber, el villano de la historia. Curiosamente, se trató de su primera película luego de varios años trabajando en teatro.

5. Bruce Willis estuvo lejos de ser la primera opción ya que en aquel entonces era considerado un actor de comedia, pues había protagonizado Cita a ciegas, Asesinato en Hollywood y la aclamada serie Luz de luna.

6. Duro de matar fue tan exitosa que dio pie a una saga que en total cuenta con cinco entregas: Duro de matar (1988), Duro de matar 2 (1990), Duro de matar 3: la venganza (1995), Duro de matar 4.0 (2007) y Duro de matar: un buen día para matar (2013).

Bruce Willis protagonizó las cinco películas de la saga. Foto: Twitter

7. Durante un tiempo, Clint Eastwood fue dueño de los derechos de adaptación e iba a encargarse de dirigir la película. Sin embargo, esto nunca ocurrió.

8. Bruce Willis terminó obteniendo el papel de John McClane luego de que Sylvester Stallone, Richard Gere, Harrison Ford, Mel Gibson, Robert De Niro y Burt Reynolds lo rechazaran.

9. John McTiernan rechazó varias veces el proyecto antes de aceptar dirigirlo. Consideraba que la historia era muy oscura y hacía mucho foco en el terrorismo. Terminó aceptando y modificando la trama para que no fuera tan densa.

10. Los sonidos que emitían las armas eran tan fuertes que Bruce Willis perdió parte de su audición en el oído izquierdo. A su vez, Alan Rickman se sobresaltaba cada vez que su personaje disparaba, por lo que el director cortó todas las tomas donde se lo ve disparar, para que nadie vea su reacción.

11. El famoso Nakatomi Plaza, el edificio donde se lleva a cabo la acción de la película, era en realidad la oficina central de 20th Century Fox, y durante el rodaje, sus empleados trabajaban allí mismo, algo que se volvió muy incómodo, especialmente por todos los ruidos de explosiones y disparon.

Las famosas vistas del hotel eran una pintura. Foto: 20th Century Fox

12. Las vistas desde el edificio tampoco son reales. Para ello se pintó un importante mural, con luces, tráfico que podía moverse y un cielo que podía cambiar de la noche al día. Al día de hoy, sigue estando en pie y se utiliza para otras producciones.

13. La famosa frase del personaje de Bruce Willis “yippee-ki-yay” fue improvisada por el actor con la intención de hacer reír al equipo técnico. Sin embargo, la frase terminó siendo incluída en la versión final de la película.

14. Bruce Willis no estuvo realmente descalzo durante toda la filmación. En su lugar, la producción le confeccionó unos zapatos que tenían la forma y apariencia de sus pies.

15. La famosa escena final del personaje de Alan Rickman también tuvo algo de improvisación, pues el director decidió dejarlo caer unos segundos antes, causando una verdadera expresión de terror en el actor. 

La famosa escena que tomó a Alan Rickman por sorpresa. Foto: 20th Century Fox

16. A pesar de que los antagonistas son un grupo de terroristas alemanes, gran parte de los actores en interpretarlos no eran alemanes. Tal es así, que en realidad el idioma que hablan no es alemán sino jeringozo.

17. En un principio, la historia de la película iba a transcurrir en un lapso de tres días, pero este fue reducido a una sola noche.

18. La decisión de contratar a Bruce Willis causó mucha polémica luego de que su salario se revelara. El actor cobró $5 millones de dólares, lo que en aquel entonces era mucho dinero. Muchas personas cuestionaron cómo un actor de televisión, con poca experiencia en cine, obtuviera una paga tan alta. Sin embargo, aquello ayudó a que otros grandes actores comenzaran a obtener esos salarios.

19. Alan Rickman sufrió una lesión en la rodilla el primer día de rodaje, al punto de que tuvo que utilizar muletas. Sin embargo, la producción no podía detenerse, y el actor tuvo que filmar escenas sin ningún sostén, manteniendo el equilibrio con una pierna.

Alan Rickman enfrentó varias complicaciones durante el rodaje. Foto: 20th Century Fox

20. La música de la película está inspirada en la música de La naranja mecánica, película dirigida por Stanley Kubrick.

21. Debido a que no eran tan conocido, Bruce Willis no formó parte del póster original de la película. Dos semanas después del estreno, y cuando la película era un gran éxito de taquilla, lanzaron una pieza promocional con la presencia del actor.

22. La escena donde John salta al conducto de ventilación ocurrió por error. El doble de riesgo de Willis debía colgarse del primer conducto, pero no llegó a este y terminó agarrándose del segundo. Al director le pareció que esto aportaba mayor tensión a la escena y decidió dejarla.

23. John McTiernan nunca estuvo conforme con el acento americano de Alan Rickman, quien tenía una voz profundamente marcada por el acento británico. “Es raro viniendo de una persona con una habilidad verbal tan enorme” manifestó el director en una entrevista.

24. El guión escrito por Steven E. de Souza fue modificado y reescrito varias veces durante el rodaje de la película.

25. Alan Rickman tenía mucho miedo de ser despedido de la película, pues sentía que no tenía la experiencia y nadie estaba conforme con su actuación. Aún así, el director y el director de fotografía lo defendieron.

26. Por el contrario de lo que siempre se ha especulado, Bruce Willis no fue el encargado de pedir que Bonnie Bedelia fuera seleccionada para interpretar a Holly, su esposa. Al menos así lo confirmó el actor en una entrevista.

Bonnie Bedelia tiene muy buenos recuerdos de su paso por el icónico filme. Foto: 20th Century Fox

27. John McTiernan confesó que William Shakespeare fue una gran fuente de inspiración, especialmente la obra El sueño de una noche de verano.

28. Roderick Thorpe, el autor del libro en el que se basa la película estaba furioso de que cambiaran el nombre del libro, Nothing Lasts Forever, por Die Hard.

29. En 2007, Bruce Willis donó su famosa camiseta al Museo Smithsoniano de Arte Americano.

30. Hasta el día de la fecha, el de John McClane sigue siendo el rol favorito de Bruce Willis.

31. La escena donde John y Hans se conocen se realizó sin ningún tipo de ensayo previo. Esto fue así para que las interpretaciones y reacciones de los actores fueran más espontáneas.

32. Alexander Godunov fue el encargado de interpretar a Karl, mano derecha de Hans. Curiosamente, el actor tuvo sus comienzos como bailarín de ballet en la Unión Soviética, hasta que decidió abandonar, siendo perseguido por ello.

33. Duro de matar no solo se expandió en una saga de cinco películas, sino que también lanzó videojuegos y cómics.

34. Sam Neill era la primera opción para interpretar a Hans Gruber, pero el actor terminó rechazando el papel. Fue allí cuando Alan Rickman entró en acción.

Duro de matar, la película de acción navideña que conquistó a las audiencias. Foto: 20th Century Fox

35. Finalmente, Duro de matar sí es una película navideña a pesar de que muchos argumenten lo contrario. La propia 20th Century Fox lo admitió cuando relanzaron el tráiler por el 30 aniversario de la película, catalogándola como “la mejor historia de Navidad jamás contada”.

Duro de matar es un clásico innegable del cine y afortunadamente, se encuentra disponible en el streaming. Puedes encontrarla en Star+. ¡A maratonear!

Suscríbete a nuestro newsletter para recibir todas las novedades y participar de concursos exclusivos desde aquí.

Temas