El trauma que Emma Stone revivió tras rodar con Ryan Gosling

El trauma que Emma Stone revivió tras rodar con Ryan Gosling

Fue en el set de "Loco y estúpido amor" donde el actor nominado al Oscar y su oscarizada colega debían rodar una escena en apariencia muy simple pero que enfrentó a Stone con una de sus mayores fobias: las alturas. Enterate todos los detalles detrás del corte que casi paraliza a la actriz, aquí.

Redacción QueVer

Redacción QueVer

El buen actor es aquel que se despoja completamente de sus limitaciones para dar vida a un personaje con el que no comparte, prácticamente, nada. En algunos casos, ello implica cambios físicos; mientras que en otros, enfrentarse, cara a cara, con fobias y traumas propios. En este segundo grupo, se ubica uno de los primeros roles destacados de Emma Stone, que la llevó al límite en una escena aparentemente fácil de rodar.

El personaje en cuestión fue el de Hannah, la joven de la que se enamora Jacob Palmer (Ryan Gosling), en la cinta Loco y estúpido amor.

En la traumática escena, Gosling debía alzar a Stone como en "Dirty Dancing", pero la actriz debió recurrir a una doble luego de que la primera toma terminara con ella en crisis
Crédito: Warner Bros. Pictures

"Cal Weaver (Steve Carell), cuarentón y puritano, tiene una vida perfecta: un buen trabajo, una bonita casa, unos hijos estupendos y está casado con su novia de la adolescencia. Sin embargo, cuando se entera de que su esposa (Julianne Moore) lo ha traicionado y quiere el divorcio, su vida se desmorona", reza la sinopsis oficial del film estrenado en 2011.

La escena que casi lleva al límite a Emma Stone fue una divertida coreografía a la que se le anima la pareja: "Sabía que haríamos el paso de Dirty Dancing. No sabía, sin embargo, que tengo una fobia internalizada a que alguien me levante por encima de la cabeza a varios metros de altura".

Acorralada por el temor, la actriz experimentó un bajón de presión que la obligó a tomarse un tiempo fuera del set. “Fue un colapso. Quiero decir, tuve una verdadera crisis. Tuve que acostarme”, expresó.

Mira la escena:

Si bien intentó volver a probarlo, finalmente desistió y esa parte de la coreografía fue rodada por una extra para no exponerla nuevamente. 

El miedo de Emma Stone tiene fue raíz en un accidente que sufrió de pequeña y que la marco a fuego: “Cuando tenía alrededor de siete años, estaba en clase de gimnasia en una de estas barras paralelas que están como a seis pies del suelo. Estaba parada en lo alto de las barras y la profesora me sostenía de los tobillos, pero, por alguna razón, ella me soltó, yo seguía en la barra, me precipité comenzando a inclinarme hacia adelante, crucé mis brazos, caí hacia abajo y me rompí ambos brazos a la vez”.

Temas