Cinco comedias icónicas de los 80 y 90 que hoy serían "canceladas"

Cinco comedias icónicas de los 80 y 90 que hoy serían "canceladas"

Ya sea por sus escenas subidas de tono o por sus chistes, hay muchas películas de comedia que, si bien hubo un tiempo en el que fueron sumamente exitosas, hoy no podría ser realizadas, pues el público no se lo tomaría para nada bien.

Victoria Muzio

Victoria Muzio

La comedia siempre ha sido uno de los géneros favoritos del público, pues no existe mejor plan que poder disfrutar de una película que nos haga reír y olvidarnos de todo lo demás. Tal es así, que durante décadas las películas de comedia han triunfado entre las audiencias, ya sea en formato de comedias románticas, para toda la familia e incluso aquellas más ligadas a un humor negro.

Como siempre ha ocurrido, las películas siempre son un reflejo de nuestra sociedad, y es por eso que existen películas de todo tipo y para todos los gustos. Las comedias no son excepción, y no podemos negar que durante la década de los 80 y 90 surgieron películas sumamente divertidas y que el público nunca olvidará.

Mira el tráiler de Ace Ventura: Detective de mascotas:

Durante los últimos años, ha surgido la famosa tendencia de cuestionar o ‘cancelar’ todo aquello que fue hecho en el pasado pero que hoy en día, debido a los cambios que atravesó nuestra sociedad, no son muy bien vistas. Así han pasado a ser cuestionados clásicos del cine como Lo que el viento se llevó o cualquiera de las primeras entregas de James Bond

Y debido a que la comedia puede ser un género sensible, existen cientos de ejemplos de películas que, si bien su humor era típico de la época en la que fueron realizadas, hoy en día nunca podrían ser realizadas, pues muchas de ellas contaban con un humor basado en el sexismo, el racismo y otros tipos de discriminación que en la actualidad serían ‘cancelados’. ¡Mira algunos ejemplos!

American Pie (1999)

Una de las películas adolescentes por excelencia, American Pie nunca podría ser realizada en la actualidad, y no solo por la cantidad de escenas subidas de tono que presenta, sino por su forma de representar a los adolescentes, especialmente a las mujeres. Recordemos que la trama gira en torno a un grupo de adolescentes que realiza un pacto para perder su virginidad, por lo que todos se involucran en intentos desesperados por ser el primero. El filme expresa y hace alusión a todo tipo de actitudes que hoy en día son muy mal vistas por la sociedad, entre ellas, las relaciones sexuales no consensuadas y el abuso.

American Pie no ha caído tan bien en las nuevas audiencias. Foto: Universal Pictures

Escuela de jóvenes asesinos (1988)

Conocida simplemente como Heathers, para muchos es una de las películas más icónicas de la década de los 80 y una de las más destacadas dentro de la carrera de Winona Ryder. Sin embargo, el filme no ha envejecido para nada bien, y al día de hoy sería imposible ver una película igual. El filme se centra en Veronica, una joven que cada día se muestra más irritada por la presencia de su presumido grupo de amigas, hasta que su tóxico y perturbado novio decide ayudarla.

Si bien la película es planteada como una comedia negra, lo cierto es que su trama toca temas muy sensibles como el suicidio, la salud mental, el bullying y la violencia escolar. Sin embargo, todos estos temas son tomados a la ligera y desde un punto de vista humorístico, y hoy en día, con el terrible momento que atraviesa Estados Unidos con los tiroteos escolares y todo tipo de situaciones, Escuela de jóvenes asesinos no podría ser realizada.

La película está protagonizada por unos jóvenes Winona Ryder y Christian Slater. Foto: New World Pictures

Ace Ventura: Detective de mascotas (1994)

Jim Carrey es uno de los actores de comedia más queridos por el público, pero no podemos negar que varias de las películas que ha protagonizado han resultado ser un tanto problemáticas, especialmente con el correr del tiempo. Y entre sus roles más conocidos se encuentra el del torpe detective Ace Ventura, el que protagonizó las películas Ace Ventura: Detective de masctoras y Ace Ventura: Cuando la naturaleza llama. Y si bien la película fue todo un éxito, mirando hacia atrás, podemos notar que la misma cuenta con un tono y un humor que roza con la homofobia y transfobia, especialmente hacia el personaje de Sean Young. 

Jim Carrey es uno de los actores de comedia más queridos por el público. Foto: Warner Bros.

Austin Powers (1997)

En su momento, Austin Powers supo ser una de las comedias más divertidas de los 90. Escrita y protagonizada por Mike Myers, el filme funcionaba como una parodia de las pelícuals de James Bond, pero junto con el estreno de sus secuelas, Austin Powers: el espía seductor (1999) y Austin Powers en Goldmember (2002), su humor no hizo más que volverse repetitivo. Además, se pueden encontrar demasiado chistes que hacen alusión a la gordofobia y la sexualización de los personajes femeninos hacen que una película así sea imposible de realizar en el presente.

Irene, yo y mi otro yo (2000)

Una vez más nos encontramos con Jim Carrey, quien a principios de los 2000 protagonizó esta comedia que, hoy en día, presenta varios aspectos negativos. La historia gira en torno a un policía, quien desarrolla una segunda personalidad, la cual posee un lado violento y que se presenta cuando este atraviesa situaciones de estrés. Todo se complica cuando ambas personalidades se enamoran de la misma mujer. Lo cierto es que el trastorno de identidad disociativo es un problema de salud mental muy serio, y que la película toma a la ligera. No solo este trastorno es tomado como una especie de esquizofrenia, sino que a lo largo del filme se utilizan insultos que no serían nada bien recibidos por un público actual, especialmente en un momento donde la salud mental ha pasado a ser un tema de preocupación mundial.

Irene, yo y mi otro yo es otra de las tantas películas de Jim Carrey que no podría hacerse en la actualidad. Foto: 20th Century Fox
Temas