Tres películas de Pixar sobre crecer que puedes encontrar en Disney+

Tres películas de Pixar sobre crecer que puedes encontrar en Disney+

La antesala de la pubertad y la adolescencia son dos temáticas que suelen encontrarse en las últimas cintas del estudio, que explorar la mente de los niños que atraviesan esta etapa. Con historias entrañables e ideales para debatir el tema en familia, estas son nuestras tres elegidas.

Delfina Ortega Nodar

Delfina Ortega Nodar

El paso de la niñez a la adolescencia es un tema universal y de sobre explorado en el cine, siendo las cintas animadas de Pixar las que mejor lo hacen.

Con historias entrañables e ideales para debatir el tema en familia, aquí nuestras elegidas para ver y pensar este fin de semana.

Intensa-Mente

Crecer puede ser difícil, y Riley no es la excepción. Al igual que cualquier otro ser humano, Riley se deja llevar por sus emociones: Alegría, Temor, Furia, Desagrado y Tristeza. Estas habitan dentro de la cabeza de Riley. Mientras Riley y sus Emociones luchan para adaptarse a una nueva vida, la confusión se produce en el Cuartel Central. Aunque Alegría, su emoción más importante, intenta mantener el positivismo, las Emociones entran en conflicto sobre cómo sobrellevar el cambio de ciudad, casa y escuela. Algunas secuencias o patrones de luces intermitentes pueden afectar a espectadores fotosensibles.

Luca

Ambientada en un hermoso pueblo costero de la Riviera italiana, esta nueva película animada original es la historia del paso de la niñez a la adultez de un niño que vive un verano inolvidable repleto de gelato, pastas y viajes interminables en scooter. Luca comparte estas aventuras con su nuevo mejor amigo, pero toda la diversión se ve amenazada por un secreto muy bien escondido: Luca es un monstruo marino de un mundo que se encuentra justo por debajo de la superficie del agua.

Turning Red

Mei Lee, una niña de 13 años un poco rara pero segura de sí misma, que se debate entre seguir siendo la hija obediente que su madre quiere que sea y el caos de la adolescencia. Para colmo, Ming, su madre sobreprotectora y autoritaria, nunca se separa de su hija. Y por si los cambios en sus intereses, relaciones y cuerpo no fueran suficientes, cada vez que se emociona demasiado (lo que ocurre prácticamente siempre), ¡se convierte en un panda rojo gigante! 

Temas