El Planeta de los Simios: Nuevo Reino explicamos su final y te contamos del cierre eliminado

El Planeta de los Simios: Nuevo Reino explicamos su final y te contamos del cierre eliminado

El final de la nueva entrega de El Planeta de los Simios abre una nueva puerta para la franquicia y aquí te lo explicamos.

Fernando Bedini

Fernando Bedini

En su primer fin de semana El Planeta de los Simios: Nuevo Reino (Kingdom of the Planet of the Apes) ha conquistado una gran cantidad de público con su historia.

Esta nueva entrega de la mítica franquicia se ubica 300 años después de la batalla de César (Andy Serkis) para liberar a los simios en El planeta de los simios: la guerra (War for the Planet of the Apes).

Con nuevos personajes como el noble simio Noa (Owen Teague) y la misteriosa humana Mae (Freya Allan) la historia abre una nueva puerta para explorar una nueva y prometedora punta en la franquicia.

Aquí vamos a repasar el y explicar el final, también te vamos a contar sobre el desenlace que fue eliminado. A continuación comienzan los spoilers, les recomendamos volver una vez que hayan visto la nueva película.

Noa, el noble simio que dará todo para reencontrarse con su pueblo, digno sucesor de César. Foto: 20th Century Studios.

Para que su imperio tenga el poder necesario, Proximus Caesar (Kevin Durand) necesitaba todo lo que tenía en su interior el búnker de los humanos. Mae sabe todo el poder armamentista que puede ofrecer este lugar, por lo que se las ingenia para destruir todo con Noa, pero para cumplir la misión es necesario ingresar.

El plan de la humana no era solamente acabar con el bunker y sus armas, necesitaba obtener información para su verdadera misión, conseguir una pieza de tecnología un "libro" según explicó a Noa y compañía.

Tras conseguir lo necesario, Mae, Noa, Soona y Anaya se preparan para salir y sepultar el lugar, pero se llevan una terrible sorpresa: la traición de la humana. Ella informó a Proximus todo el plan, pero omitió algunos detalles, como que también lo traicionaría a él.

Proximus Caesar quería el poder de las armas para construir su imperio. Foto: 20th Century Studios.

Tras la desaparición del búnker y de Proximus, los simios liberados regresan con Noa para reconstruir el destruido Clan del Águila. Una vez más Mae se apersona en el lugar e intenta explicar al nuevo líder del clan cuál era su verdadero propósito, pero guardando un arma de fuego. Recordando lo enseñado por Raka, Noa entrega el colgante de César, una señal de paz y esperanza para la humana, pero ella no piensa lo mismo.

Poco después vemos que ella se dirige a un lugar que resulta ser una base humana que ha sobrevivido al virus simio durante años. Estas personas han mantenido la tecnología y gracias a lo recuperado por Mae, logran establecer contacto con otra base. Una alianza humana se está formando, tratando de regresar desde las sombras y el olvido para estar en la cima de la cadena evolutiva una vez más. Estas personas no parecen estar después a coexistir con los simios. De esta manera se abre la historia abre una nueva rama para un futuro donde las situación no será la mejor para Noa y los simios.

Mae ocultó muchas cosas, especialmente su inteligencia. Foto: 20th Century Studios.

Sobre este final, la actriz Freya Allan comentó en una entrevista exclusiva de THR que se rodó una escena totalmente distinta a la vista, con más tensión entre Mae y Noa.

“Originalmente, la ves apuntar con el arma a Noa, pero él está de espaldas a ella. Y entonces piensas: 'Dios mío, ¿está a punto de dispararle?' Y Mae llora mientras lo hace, pensando: '¿Voy a dispararle?' Pero luego no lo hace. En el momento en que se menciona el nombre de Raka, ella baja el arma”, detalló la también estrella de The Witcher.

“En la escena que filmé, Mae iba a matarlo porque él la asusta. Su inteligencia  le asusta. Mae no quiere matarlo, pero siente que tiene que hacerlo. Y en ese momento, no puede. Ha hecho muchas cosas brutales pero no puede apretar el gatillo, por lo que se convierte en un adiós muy emotivo, uno con una fatalidad trágica y persistente. Eso es lo que filmé, pero es lo sorprendente de la edición. Puedes modificarlo y hacerlo más interpretable”, recordó.

Noa tiene el potencial de ser el próximo César. Foto: 20th Century Studios.

Allan quedó satisfecha con el corte final utilizado, ya que para ella la tensión lograda se gana a través de una sutileza, sin necesidad de tener que mostrar lo obvio con el arma.

Las palabras de la actriz dejan ver que el cierre era aún más oscuro de lo visto. Habrá que aguardar a las próximas películas, ya casi confirmadas, para ver cómo evoluciona la situación y quién reclamará la Tierra.

Temas