Megalopolis: un rodaje problemático, el comportamiento de Coppola en la mira y una película que nadie puede explicar

Megalopolis: un rodaje problemático, el comportamiento de Coppola en la mira y una película que nadie puede explicar

A pocos días del estreno de la película en el Festival de Cannes, salieron a la luz detalles del complicado detrás de escena que ponen en la mira al mítico director de cine.

Magela Muzio

Magela Muzio

El próximo viernes Francis Ford Coppola estrenará Megalópolis en el Festival de Cannes como parte de la Competencia oficial del certamen. Se trata de la nueva gran apuesta del aclamado director de cine detrás de clásicos como El padrino y Apocalipsis Now.

Lo cierto es que no estaríamos ante otra típica película de Coppola si no habláramos de todo el drama que se desarrolló detrás de escenas. Y es que no es solo el hecho de que el cineasta de 85 años haya dedicado décadas a las constantes reescrituras del guion o que haya vendido su bodega para poder financiar el proyecto, sino que su carrera está marcada por una serie de sucesos que lo han catalogado como un hombre dispuesto a arriesgarlo todo, una especie de genio caótico que lleva al límite a quienes lo rodean, en el sentido literal de la palabra.

Y es que esa reputación lo precede. Desde desafiar a los ejecutivos de Paramount con su magistral apuesta de El padrino, hasta la escalada épica y catastrófica que supuso la realización de Apocalipsis Now. Esta sensación de rebeldía de querer desafiar el sistema impuesto en Hollywood, lo llevó a convertirse en uno de los grandes de la historia del cine, no sin algunos fracasos de por medio.

Tráiler oficial de Megalopolis:

En los próximos días será el momento de la verdad para su Megalópolis, un proyecto al cual ha dedicado décadas de trabajo que finalmente verán la luz en los próximos días cuando haga su debut en uno de los festivales de cine más importantes del mundo entero.

Describir Megalópolis es complejo, pero en palabras del propio Coppola es "el guion de sus sueños". Él mismo la ha definido como "una epopeya romana ambientada en la América moderna". La trama de la misma gira en torno a un arquitecto idealista llamado César, interpretado por Adam Driver, que intenta por todos los medios reconstruir una ciudad utópica sobre las ruinas de Nueva York, en contra de los deseos de un alcalde corrupto. Además de Driver, el elenco incluye a Giancarlo Esposito, Nathalie Emmanuel, Shia LaBeouf, Aubrey Plaza, Dustin Hoffman, Jon Voight, y Laurence Fishburne.

Sin embargo, no todo será color de rosas para el renombrado director. En las últimas horas se dio a conocer un detallado informe publicado por el diario británico The Guardian, en el que se detalla que la filmación de la película estuvo plagada de problemas.

"Era como ver un descarrilamiento a cámara lenta, día tras día, semana tras semana, y saber que todos habían hecho todo lo posible para evitarlo", dijo un miembro del equipo en relación a la nueva película.

Adam Driver interpreta a César, el protagonistas de la historia

Una de las grandes críticas en torno a la producción fueron las enormes pérdidas de tiempo, principalmente dirigidas al enfoque poco convencional de Coppola. Al parecer su falta de planeamiento y decisión hacía que se malgastara el tiempo.

"Solía aparecer en las mañanas antes de las grandes secuencias y, como no había un plan y no dejaba que sus colaboradores lo hicieran, se quedaba sentado en su tráiler durante horas, sin hablar con nadie, fumando marihuana... Pasaban horas sin filmar nada", recuerda otro miembro del equipo. "El equipo y los actores esperaban. Luego salía, improvisaba algo que no tenía sentido, que no seguía nada de lo hablado ni lo que estaba en el guion, y todos lo seguíamos, tratando de sacarle el mejor partido. Pero casi todos los días nos íbamos preguntándonos qué habíamos hecho en las últimas 12 horas".

Asimismo, otros hicieron hincapié en el comportamiento "anticuado" de Coppola con las mujeres. Según revelaron, el director habría intentado besar a algunas de las extras durante una escena de un club nocturno. Aparentemente, afirmó que estaba "tratando de meterlas en el ambiente".

Por su parte, el coproductor ejecutivo Darren Demetre, defendió al director explicando que sí besó a algunos extras en la mejilla de forma amistosa y que nunca recibió ningún tipo de queja del comportamiento de Coppola.

"Era su manera de ayudar a inspirar y establecer la atmósfera del club, que era tan importante para la película. Nunca tuve conocimiento de ninguna queja de acoso o mal comportamiento durante el transcurso del proyecto", dijo Demetre.

Aubrey Plaza da vida a otro de los personajes centrales de la película

La tensión detrás de escena escaló y llegó a un punto crítico en diciembre de 2022 cuando una buena parte del equipo de efectos visuales renunció o fueron despedidos. Al parecer, Coppola se rehusaba a utilizar efectos visuales digitales, queriendo hacer todo de forma práctica y a la vieja usanza.

A pesar de los embates que haya podido atravesar el rodaje de Megalópolis, no caben dudas de, que para bien o para mal, estamos ante uno de los acontecimientos cinematográficos del año. Una proyección reciente del filme en Los Ángeles, dejó a los asistentes con visiones totalmente opuestas. Mientras que algunos consideraron que la película "era una locura" y que "era triste de ver", otros remarcaron que Megalopolis es "brillante, visionaria y una obra maestra".

Ahora solo nos resta esperar al próximo 17 de mayo cuando la película tendrá su debut en Cannes a los ojos de la prensa del mundo, que dará el visto bueno o no sobre su arriesgada creación.

Temas