Datos curiosos que desconocías de Máxima Velocidad, la película de acción con Keanu Reeves

Datos curiosos que desconocías de Máxima Velocidad, la película de acción con Keanu Reeves

La película que acción y velocidad que sirvió como la primera colaboración entre Keanu Reeves y Sandra Bullock cumple sus 30 años de vida.

Fernando Bedini

Fernando Bedini

En 1994, precisamente un 10 de junio, el mundo del cine recibió uno de los grandes exponentes en materia de acción: Speed (Máxima Velocidad). La cinta contó con Keanu Reeves y Sandra Bullock, además de marcar la primera colaboración de esta querida dupla, sirvió para catapultar aún más las carreras de sus estrellas.

Su historia nos presenta a Jack Traven (Keanu) un policía de Los Ángeles perteneciente al escuadrón de bombas. La tranquilidad de Jack se verá afectada cuando un terrorista llamado Howard Payne (Dennis Hopper) le avisa que un autobús con pasajeros tiene una bomba en interior.

El trailer de Speed

Para complicar aún más la situación, el autobús no debe descender la velocidad, por lo que tiene que mantenerse a 50 millas por hora. De no conseguir esto, el vehículo y su gente volarán por los aires. 

Sin tiempo que perder Jack se lanza para abordar el vehículo, afortunadamente para Jack, está Annie, una simple pasajera que tomó la responsabilidad de tomar el volante. Mientras ella calma a los pasajeros y trata de mantener la velocidad, Jack buscará por todos los medios desactivar la bomba.

"El autobús que tenía que ir rápido". Foto: 20th Century Fox.

La crítica se rindió ante el filme de Jan de Bont, destacando la frenética historia, las escenas de acción y la química que logran Keanu y Sandra en pantalla. El desempeño en las salas también fue más que positivo, recaudó $350 millones de dólares y como su presupuesto fue de $30 millones esto se traduce como un éxito de taquilla.

Para celebrar los 30 años de Speed te traemos algunas de sus curiosidades, las menos conocidas

Los primeros pasos

El guionista Graham Yost, tras haberse inspirado en Runaway Train (1985) con Jon Voight se inspiró para la creación de Máxima Velocidad. La historia original no tenía un autobús de pasajeros, sino un tren. A medida que fue puliendo el texto decidió hacer el cambio de vehículo y en lugar de dejarlo sin control, le sumó una bomba de tiempo.

A la hora de buscar director comenzaron a surgir varios nombres como un joven Michael Bay y hasta el experimentado John McTiernan. El responsable de Depredador (1987) y Die Hard (1988) fue el elegido, pero una vez que leyó el guion pensó que estaba ante otra adaptación de la historia del oficial John Mcclane (Bruce Willis), por lo que declinó la oferta.

La última acción de McTiernan fue recomendar a un amigo, el director de fotografía Jan De Bot, con quien había trabajado en Die Hard y The Hunt for Red October (1990). En ese momento Paramount Pictures tenía el guion, así que aceptó las sugerencias de John.

Poco después el estudio comenzó a dudar que la historia de un autobús explosivo no era rentable, así que sin tiempo que perder Yost y De Bont le acercaron el guion a la 20th Century Fox, donde aceptaron de inmediato para hacer el filme.

Keanu Reeves se luce como el oficial Jack Traven. Foto: 20th Century Fox.

Los primeros Jack y Annie

Ya establecidos con Fox, comenzó la búsqueda de las estrellas, especialmente quienes se convertirían en Jack Traven y Annie Porter.

Para el papel del oficial comenzaron a circular los nombres de Richard Grieco, Woody Harrelson y Stephen Baldwin. Los tres actores rechazaron el papel. El director sugirió a Keanu Reeves, el trabajo del actor en Point Break (1991) había llamado su atención.

De Bont se encargó de entablar comunicación con Keanu y el actor fue sincero al decirle que no estaba muy interesado. El director no hizo rodeos y le dijo que podía hacer sus propias escenas de acción, algo que sin duda tentó a Reeves.

Para el papel de Annie el estudio dejó en claro que buscaba una estrella de peso. Así fue como figuraron los nombres de Alyssa Milano, Halle Berry y hasta Meryl Streep. El guion tuvo reescrituras por lo que la formación del personaje cambió, hasta se llegó decir que era un alivio cómico.

Afortunadamente con la última reescritura el personaje se puso serio y el director vio en una reciente Sandra Bullock a la Annie Porter que necesitaba.

La química entre Jack y Annie fue única. Foto: 20th Century Fox.

Compromiso total

Para convertirse en Jack Traven, Keanu Reeves recibió adiestramiento por parte de la unidad SWAT en armas y explosivos. Gracias a esta preparación, sumado a un riguroso entrenamiento físico, el actor pudo realizar la mayoría de sus escenas de acción.

Sandra Bullock no se quedó de brazos cruzados y comenzó a practicar la conducción de un autobús. Sus habilidades fueron tan altas que pasó en el primer intento la prueba de manejo que realizan los conductores.

Demasiado autobús

Si bien Fox quedó a gusto con la historia, existió un detalle en el que no estaba para nada de acuerdo: el tiempo en el autobús. En el guion original la historia se desarrolla en su mayoría en el vehículo.

La empresa contrató a un joven escritor que tenía experiencia en la acción, un hombre llamado Joss Whedon (Avengers, Justice League). Whedon se puso manos a la obra y prácticamente cambió todo el guion. Además de equilibrar la acción con el bus y otras locaciones, cambió la personalidad de Jack Traven. Al principio el oficial era alguien sin problemas, bromista y hasta algo fanfarrón, luego se convirtió en alguien educado, preocupado por la seguridad de los rehenes y con la mentalidad de salvar el día aún a costa de su vida.

Keanu y River en "My Own Private Idaho" de 1991. Foto: New Line Cinema.

El peor momento

Durante el rodaje de Máxima Velocidad, Keanu Reeves recibió la peor noticia, la muerte de su gran amigo River Phoenix. Ambos se conocieron a finales de los 80 y de inmediato entablaron una gran amistad.

La partida de River golpeó fuertemente a Keanu. Ante esta situación Jan de Bont no perdió tiempo y reorganizó el cronograma de rodaje para poder apoyar al actor y dejar que lleve adelente el duelo.

Quienes quieran celebrar los 30 años de Speed podrán hacer un rewatch del filme, deberán saber que está disponible en Latinoamérica mediante Star+, mientras que en España se encuentra en Disney+

Temas