Anne Hathaway lloraba todos los días en el set de De amor y otras adicciones por esta dura razón

Anne Hathaway lloraba todos los días en el set de De amor y otras adicciones por esta dura razón

Las escenas subidas de tono pueden ser un reto para los actores y Anne Hathaway lo sabe.

Martina Ruffo Vicino

De amor y otras adicciones es una reconocida película romántica de 2010 que se destacó no solo por su impecable elenco comprendido por dos de los mejores actores de su generación (Anne Hathaway y Jake Gyllenhaal), sino por su dura pero atrapante historia de amor. Parece una película sencilla, sin embargo, el comienzo de sus grabaciones representó un duro desafío para Anne que no pudo evitar llorar casi cada día.

La película dirigida, producida y coescrita por Edward Zwick contaba la historia de historia de un vendedor de medicamentos en Pittsburgh en la década de 1990 que inicia una relación con una joven que sufre una enfermedad que conduce a la enfermedad de Parkinson. Ese apasionado amor involucró varias escenas subidas de tono que no eran del aprecio de la actriz.

Mirá el trailer de la película:

 

Según cuenta la anécdota, Anne Hathaway tuvo muchos problemas para participar de estas escenas porque no estaba nada acostumbrada y se encontraban fuera de su ámbito. Es que la cantidad de escenas que debían grabar implicaba armarse de valor cada vez para desnudarse. 

“Fui un desastre de principio a fin. Creo que lloré todos los días. Tuve que apoyarme mucho más en todos los que me rodeaban de lo que estoy acostumbrada. Estoy acostumbrada a hacer mi propio esfuerzo, pero me desmoroné por completo”, narró la actriz en Cosmopolitan.

Anne Hathaway lloraba cada día por el estrés que le generaban las escenas de desnudez. Foto: 20th Century Fox

“No quería hacer un escándalo por los nervios”, contó también en otro medio. “Por supuesto, existe ese momento repugnantemente embarazoso en el que tienes que quitarte la ropa delante de desconocidos. Quiero decir, no voy a la playa en bikini por alguna razón”.

La actriz explicó que para superar ese pánico que había surgido divido a su vergüenza y estrés, el elenco y el equipo cumplieron un rol esencial apoyándola y ayudando a calmar sus nervios y a tranquilizarse. “Como ocurre con todas las cosas de la vida, en el momento en que dejas de pensar en ti y empiezas a pensar en los demás, se vuelve, me atrevo a decir, divertido. No había nada de qué ponerse nervioso. Era otra escena”, dijo Anne.

El elenco y equipo de la película contuvo a la actriz para superar sus miedos. Foto: 20th Century Fox

De amor y otras adicciones cuenta la historia de un vendedor de medicamentos en Pittsburgh en la década de 1990 que inicia una relación con una joven que sufre una enfermedad que conduce a la enfermedad de Parkinson. Se trata de una película con un alto grado de sensibilidad y dignidad que aunque causó polémica por sus escenas se sexo, fue alabada por ser “ un romance tan refrescantemente adulto”. Disponible en Disney+.

Temas