Harry y Meghan pierden la propiedad que tenían en Inglaterra

Harry y Meghan pierden la propiedad que tenían en Inglaterra

Los Duques de Sussex eran dueños de Frogmore Cottage que, desde su salida de la monarquía, quedo vacía y a disposición de la pareja para cuando estuvieran por el Reino Unido. Con el claro objetivo de reducir los gastos de la familia real, Carlos III le cedió la casa a su hermano, el príncipe Andrés.

Delfina Ortega Nodar

Delfina Ortega Nodar

No hay un día en que los británicos no se despierten con un nuevo escándalo entre el príncipe Harry y la familia real; y este no podía ser la excepción. En medio de idas y vueltas sobre su presencia y la de Meghan Markle en la coronación de Carlos III, el monarca tomó una decisión que podría cerrar, para siempre, la puerta a una posible reconciliación del matrimonio con la familia.

El monarca, un su afán por reducir los gastos de la familia real, les quitó a los Sussexs la propiedad de Frogmore Cottage, donde vivían desde su boda y que había sido un obsequio de Isabel II al flamante matrimonio. Ahora, la casa pasará a manos del hermano de Carlos, el príncipe Andrés, otro de los dolores de cabeza del Palacio de Buckhingham.

El príncipe Andrés se quedará con la propiedad que Harry deberá desalojar a principios del verano boreal
Crédito: JAMES MANNING-WPA POOL/GETTY IMAGES

"Podemos confirmar que al Duque y la Duquesa de Sussex se les ha solicitado abandonar su residencia de Frogmore Cottage", ha declarado a HELLO! un portavoz de la Fundación Archewell.

Lo cierto es que Carlos III les habría comunicado a Meghan y Harry su decisión de quedarse con la propiedad en enero de este año, justo cuando salieron a la luz las memorias del príncipe.

El plan del Palacio es que los Sussexs desalojen la propiedad a principios del verano, justo después de la coronación.

Teniendo en cuenta este dato, es posible que el matrimonio asista al evento y así poder terminar de mudar las pocas pertenencias que les quedan en Frogmore Cottage a Estados Unidos, donde establecieron su residencia desde su sonada salida de la familia real.

Los primeros inquilinos de Frogmore Cottage fueron la reina Carlota y sus hijas; y también sirvió de residencia para el secretario de la reina Victoria. Enclavada en una de las alas de Frogmore House, esta casa cuenta con jardines de ensueño donde Harry anunció su compromiso con Meghan y donde le gustaría ser sepultado el día de mañana, tal como lo reveló en sus memorias.

Suscríbete a nuestro newsletter para recibir todas las novedades y participar de concursos exclusivos desde aquí.

Temas