El temor de Meghan Markle ante el crecimiento de sus hijos

El temor de Meghan Markle ante el crecimiento de sus hijos

La Duquesa de Sussex le tiene terror a las redes sociales y el uso que Archie y Lilibet Diana harán de ellas cuando comiencen la escuela primaria, donde los niños suelen tener mayor contacto con la tecnología. El miedo de la ex-actriz es lo que sus niños podrían encontrar sobre sus padres en la web.

Redacción QueVer

Redacción QueVer

En la era de la hiper conectividad y las redes sociales, Meghan Markle expresó su mayor temor ante el crecimiento de sus hijos: Archie y Lilibet Diana, en este entorno.

"Me siento afortunada de que nuestros hijos sean bastante pequeños, por lo que esto no está en nuestro futuro inmediato, pero también me asusta cómo continúa cambiando y esto estará frente a nosotros", dijo.

Meghan evita que tanto Lilibet Diana como Archie tengan acceso a las redes sociales y la web, para evitar oír los comentarios maliciosos sobre la familia
Crédito: Netflix

Tan grande es su temor que, destinó parte de su trabajo en Archwell a la concientización de padres y niños sobre las problemáticas de la tecnología y la importancia de trabajar en la salud mental de los niños para evitar que la redes se conviertan en un arma letal.

"Dicen que, como padre, los días son largos pero los años cortos, por eso me preocupa, pero también me da mucha esperanza y energía el progreso que hemos logrado en el último año al poder tener estos padres increíbles, estos sobrevivientes de estas experiencias", expresó.

Estas palabras fueron dichas en el marco de la charla sobre salud mental que Meghan y el príncipe Harry brindaron en Nueva York la semana pasada, justo en el día de la concientización de la inteligencia emocional (10 de octubre), problemática que afecta a gran parte de la población mundial y sobre la que no se suele hablar abiertamente.

La razón detrás de la salida de Harry y Meghan de la familia real fue para preservar a Archie (su único hijo en aquel momento) de crecer en entre flashes y habladurías
Crédito: Shutterstock

Abocados en esta temática desde el inicio de su fundación, para los Sussex la salud mental no da lo mismo y es clave para un crecimiento sin estigmas; y es tal su importancia que fue en pos de ella que decidieron abandonar a la familia real para criar a su hijo (el único por ese entonces) lejos de los flashes y las críticas.

Instalados en Estados Unidos y sin planes de regresar al Reino Unido (al menos por ahora), Harry y Meghan crían a sus hijos sin redes sociales ni acceso a internet, para resguardarlos de los maliciosos comentarios sobre ellos y sus padres que riegan la web y que podrían ser nocivos para ellos.

Suscríbete a nuestro newsletter para recibir todas las novedades y participar de concursos exclusivos desde aquí.

Temas