Simone Ashley se refirió al tortuoso rodaje de la segunda temporada de Bridgerton

Simone Ashley se refirió al tortuoso rodaje de la segunda temporada de Bridgerton

Con el estreno de la tercera entrega, donde la actriz también participa, salieron a la luz detalles del rodaje del detrás de escena de la anterior temporada que dejaron a los fans sin palabras. Según confesó Ashley, el vestuario era tan incómodo que le costaba realizar las escenas e, incluso, comer.

Delfina Ortega Nodar

Delfina Ortega Nodar

Con la tercera temporada de la esperadísima tercera temporada de Bridgerton, comenzaron a salir a la luz detalles del detrás de escena de las anteriores temporadas que dejaron a los fans sin palabras. Uno de los más comentados fue la revelación que hizo Simone Ashley sobre lo tortuoso que resultó para ella el rodaje de la segunda entrega.

Para la actriz, el vestuario fue muy complicado de llevar, sobre todo el corset, prenda de la que no estaba acostumbrada a lucir y que es clave en la historia que bate récords en Netflix.

Para la actriz, el vestuario fue muy complicado de llevar, sobre todo el corset, prenda a la que no estaba acostumbrada y que le imposibilitaba moverse
Crédito: Netflix

"Realmente no podía comer, recuerdo que el primer día en el set tenía una gran porción de salmón y arroz y estaba utilizando un corset súper apretado [...] y se me atragantaba la comida", expresó.

Como si esto fuera poco, lo ajustado de las prendas que llevaba le imposibilitaban lograr la intimidad que su personaje debía tener con el de Jonathan Bailey. "Había escenas donde no podía abrazarlo tanto como era necesario. Eventualmente lo aflojaron un poco y pude pasar mis manos por su increíble cabello", agregó.

Fue, debido a la imposibilidad que expuso Simone Ashley, que el departamento de vestuario debió rediseñar gran parte de las prendas de las actrices que también presentaron dificultades a la hora de rodar.

El equipo de vestuario debió rediseñar las prendas de la actriz que, de tan apretadas que estaban, no podía llegar a lograr la intimidad que el guion requería entre su personaje y el de Jonathan Bailey
Crédito: Netflix

De hecho, de cara a la tercera entrega, el equipo tomó su inspiración de una época mucho más avanzada que la victoriana donde ocurre la historia: la época dorada de Hollywood, dando un giro de 360° al vestuario y al maquillaje, sobre todo, de la gran protagonista de la temporada.

“En la primera y segunda temporada, el cambio de vestuario fue una silueta ligeramente diferente, una más hacia 1820, pero sin ir del todo allí. Ahora estamos mostrando la cintura de la mujer porque la confección se ha vuelto un poco más ajustada que antes”, explicó John Glaser, diseñador de vestuario de la serie.

Temas