Ethan Hawke y las valiosas lecciones que le dejó Robin Williams

Ethan Hawke y las valiosas lecciones que le dejó Robin Williams

El actor reconoció que cuando compartieron set en “La Sociedad de los poetas muertos” pensó que su compañero lo odiaba pero que gracias a él recibió los mejores consejos.

Redacción QueVer

Redacción QueVer

Una de las primeras películas de Ethan Hawke fue “La Sociedad de los poetas muertos”, clásico protagonizado por Robin Williams. Durante su discurso en el Festival de Cine de Karlovy Vary, donde recogió el Premio del Presidente, el actor recordó su paso por el filme de culto y cómo cambio su percepción de Williams con el correr de las semanas en el set.

Robin era muy divertido, relajado y creativo e improvisaba constantemente. Pero yo estaba preocupado por ser un actor serio, había incluso leído a Stanislavsky. Quería interpretar genuinamente ese personaje y no burlarme. Él (Robin) se reía de mí y decía: ‘Oh, ¡este no quiere reírse!’... Cuanto más hacía bromas sobre mi personaje, más humo salía de mis oídos”, dijo.

Ethan Hawke junto a Robin Williams en La Sociedad de los poetas muertos

Hawke, que en el momento del rodaje de la producción tenía 19 años, se tomaba muy en serio su rol como el tímido estudiante Todd Anderson, y se mostraba ofuscado con la reacción de Williams que, al ser un actor consagrado, filmaba mucho más relajado que sus compañeros de elenco.

Para el joven actor, los primeros días de rodaje fueron duros. Sentía que Williams lo detestaba por las bromas que le hacía, pero, con el tiempo, se dio cuenta que esa era su forma de demostrarle aprecio y admiración.

“Cuando terminamos de realizar la película, recibí una llamada del agente de Robin diciéndome que me quería representar porque él le había dicho que sabía que yo iba a ser alguien grande algún día”, narró, recordando que esa actitud lo dejo sin palabras.

El elenco de La Sociedad de los poetas muertos

“La Sociedad de los poetas muertos” se rodó en 1989 pero su recuerdo vive aun hoy de forma muy viva en el corazón de Hawke.

“Hubo una escena en la película en la que me hizo inventar espontáneamente un poema frente a la clase. Hizo esta broma al final, diciendo que me encontraba intimidante. Pensé que era una broma. A medida que envejezco me doy cuenta de que hay algo intimidante en la seriedad de los jóvenes, su intensidad. Es intimidante, ser la persona que creen que eres. Robin fue eso para mí”, agregó.

Con el impulso de Robin Williams, la carrera de Ethan Hawke creció de formas insospechadas, transformándolo en uno de los referentes de su generación.

Temas