Glass Onion: un misterio de Knives Out, ¿por qué se destruye el cuadro al final de la película?

Glass Onion: un misterio de Knives Out, ¿por qué se destruye el cuadro al final de la película?

La nueva película protagonizada por Daniel Craig, Kate Hudson y Edward Norton se encuentra disponible en Netflix y plantea una serie de misterios. A continuación una explicación del final.

Magela Muzio

El pasado 23 de diciembre se estrenó Glass Onion: un misterio de Knives Out, la nueva película original de Netflix dirigida por Rian Johnson. La cinta es una secuela de Knives Out, estrenada en 2019, y que contó con Daniel Craig en el rol del detective Benoit Blanc, quien llega a una casa de familia para resolver la misteriosa muerte de un adinerado escritor de libros.

Tras el éxito de dicho filme, Netflix compró los derechos de la historia y así fue como algunos días atrás llegó Glass Onion. Esta nueva apuesta vuelve a contar con Craig en el rol del detective, que esta vez se traslada a la isla privada de un millonario que convoca a su círculo de amigos más cercano y hacer un juego en donde los invitados deberán averiguar quién lo asesinó.

La extravagante celebración de Miles Bron, interpretado por Edward Norton, se ve completamente arruinada cuando en un abrir y cerrar de ojos Benoit Blanc resuelve su "asesinato" sin mayores esfuerzos. La velada continúa pero un suceso imprevisto corta con el espíritu festivo cuando Duke (Dave Bautista) aparece muerto.

La película cuenta con un increíble elenco de actores. / Fuente: Netflix 

De pronto la luz se corta por completo y el grupo comienza a dispersarse. Blanc va en busca de Andi (Janelle Monáe) y una vez que la encuentra, un arma se dispara y Andi queda mortalmente herida a la vista de todos.

Inmediatamente descubrimos que dicho personaje no se trata de la verdadera Andi, sino su hermana gemela Helen. La verdadera Andi, una vez socia de Miles, había muerto algunos días antes en un aparente suicidio, y Helen contrata a Benoit para resolver el asesinato de su hermana. Luego de una extensa secuencia de flashbacks, volvemos al presente donde Helen derrama salsa picante en su cuerpo para aparentar que está muerta y así descubrir quién intentó matarla.

El grupo vuelve a reunirse y Benoit revela que había sido Miles quien asesinó a Duke, ya que este había descubierto que el magnate acabó con la vida de su antigua socia. Miles agrega jugo de piña en el trago de Duke, quien resultaba alérgico a la fruta. Asimismo se descubre que fue Miles quien disparó contra Helen.

La pieza perdida del rompecabezas y la búsqueda de justicia

Mientras Benoit está de regreso con el grupo, Helen va en búsqueda de la pieza final del rompecabezas. Helen encuentra la servilleta original en donde su hermana había ideado todo el plan de la compañía. Sin embargo, antes de poder mostrar la evidencia a la policía, Miles prende fuego la servilleta y una vez más se deshace de la evidencia en su contra. A su vez, todos los "amigos" de Miles deciden seguir escondiendo la verdad y así poder seguir siendo cómplices del empresario.

Una vez que Benoit ya no puede avanzar más en el caso, le da a Helen la última pieza que la puede ayudar a obtener algo de justicia por la muerte de su hermana: el pequeño fragmento de Klear, una nueva fuente de energía a base de hidrógeno que la compañía Alpha busca lanzar al mercado.

Rápidamente, Helen comienza a destrozar las esculturas de cristal de Miles y hasta rompe la pequeña isla con los tragos prendiéndolos fuego. Rápidamente las llamas comienzan a abrirse paso por el lugar y Helen aprovecha para tirar el trozo de Klear al fuego (un material cuyo uso no había sido aprobado debido a que es altamente inflamable).

Edward Norton interpreta a Miles Bron en la historia. / Fuente: Netflix

En un momento de Glass Onion, Miles revela a sus invitados que se encuentra en posesión de la Mona Lisa, la célebre obra de arte de Leonardo DaVinci que tomó prestada del museo del Louvre durante la pandemia. Tras la explosión, Helen recuerda que hay un botón que quita la protección del cuadro.

De esta forma, una de las obras de arte más famosas de todos los tiempos termina reducida a cenizas gracias a un experimento fallido de uno de los empresarios más "revolucionarios de todos los tiempos". Solo que esta vez pasará a la historia por haber destruido una pieza de arte invaluable, sino que queda demostrado lo peligroso que era ese nuevo combustible que planeaba presentar a los líderes mundiales. De este forma será recordado al igual que la Mona Lisa, algo que siempre quiso.

Suscríbete a nuestro newsletter para recibir todas las novedades y participar de concursos exclusivos desde aquí.

Temas