La escena de 365 días: Aquel Día que dejó en shock a los fanáticos

La escena de 365 días: Aquel Día que dejó en shock a los fanáticos

La secuela de la exitosa película de Netflix ha vuelto a dejar a los fanáticos sin aliento con otro desconcertante final.

Redacción QueVer

Redacción QueVer

Esta semana se estrenó 365 día: Aquel día, el drama erótico que ya se posiciona como lo más visto de Netflix. Se trata de la continuación basada en la trilogía de la autora ?Blanka Lipinska.

Aquel día es una continuación directa del intenso romance entre Massimo (Michele Morrone) y Laura (Anna-Maria Sieklucka). La primera película giraba en torno a Laura Biel, una ejecutiva que es secuestrada por Massimo Torricelli, un jefe de la mafia que se obsesiona con la mujer, pero a cambio de su libertad, Massimo le da 1 año para que se enamore de él. En un principio, Laura no está interesada en su secuestrador, pero a medida que pasa el tiempo, comienza a experimentar el síndrome de Estocolmo en carne viva.

Laura y Massimo están de regreso 

En su momento del estreno, 365 días causó gran polémica ya que en muchos sentidos trataba de glorificar el abuso y el secuestro. Lo cierto es que la secuela no supone un avance mucho mayor en términos de historia.

"Vuelven Laura y Massimo más apasionados que nunca. Pero la nueva vida de la pareja se complica por culpa de los lazos familiares de Massimo y de un hombre misterioso dispuesto a ganarse el corazón y la confianza de Laura, cueste lo que cueste", dice la sinopsis oficial de la película de Netflix.

En la nueva entrega se revela que Laura ha sobrevivido al accidente al final de la primera película, y junto a Massimo se preparan para convertirse en marido y mujer. Aunque no hay un gran progreso a nivel pareja, ya que mayormente continúan manteniendo una relación pasional y física. A partir de allí la cosa no mejora sustancialmente ya que Laura piensa que Massimo la engaña con otra mujer, y ella aprovecha para tomarse un poco de vendetta personal y escapa con el peligroso y sexi Nacho, el jardinero.

A partir de allí se disparan una serie de preguntas. ¿Nacho es bueno o malo? ¿Qué sucedió con la otra mujer Anna? ¿Laura murió? El final de 365 Days: This Day fue bastante dramático, pero a continuación vamos a tratar de explicarlo.

La escena final que sorprendió a los fans

Al final de la película, Nacho lleva a Laura a España. Allí, Massimo se encuentra con Don Fernando Matos, un jefe de la mafia española, rival del protagonista. Don Fernando le dice que el poder de su familia sobre la mafia italiana está yendo demasiado lejos y le sugiere que su hermano gemelo asuma como jefe de la familia. Aquí es cuando se descubre que Massimo no engañó a Laura, y que en realidad es su hermano Adriano (también interpretado por Morrone) el que se ve teniendo sexo con Anna.

Asimismo se descubre que Nacho no es quien dice ser, y en realidad es el hijo de Don Fernando Matos, quien decide acercar a su hijo a la esposa de su enemigo con el objetivo de lograr que Massimo entregue el poder a su hermano Adriano. Sin embargo, las cosas no salen acorde al plan, ya que Laura termina en las manos del hermano equivocado.

El final que dejó a todos en shock 

La película concluye con un intenso enfrentamiento que deja a los espectadores exactamente en el mismo lugar que primera entrega: la vida de Laura pende de un hilo y Massimo trata desesperadamente por salvarla. Una vez más la historia no conduce a ningún lado, pero los fanáticos vuelven a quedar con la intriga sobre el destino de la protagonista. A pesar de todo, podemos suponer que Laura está convida y que ambos estarán de regreso para la tercera entrega de 365 Días, ya que Netflix confirmó que efectivamente habrá una más en camino.

Temas