Cinco datos que seguro no conocías de la carrera de Arnold Schwarzenegger

Cinco datos que seguro no conocías de la carrera de Arnold Schwarzenegger

Para seguir celebrando el cumpleaños del querido actor, te traemos algunos datos de sus producciones más grandes, los que seguro no sabías que existían.

Fernando Bedini

Este 30 de julio Arnold Schwarzenegger cumplió 75 años y sigue demostrando que aún es un ícono indiscutible del cine de acción. El actor oriundo de Austria cobró fama mundial al protagonizar aclamadas películas como Conan el bárbaro (1982), Terminator (1984), Commando (1985), Depredador (1987) por nombrar algunas.

Para seguir celebrando a lo grande el cumpleaños del ex Mister Universo, te contamos cinco datos que quizás no conocías de su carrera en Hollywood.

¡Quiero ser el héroe!

Cuando en los 80 James Cameron comenzó los trabajos para darle vida a Terminator, el director tenía en mente muchos actores totalmente distintos a Arnold para darle vida al T-800. Siempre con el pensamiento de que debían lucir como personas comunes para que nadie sospeche que sos cyborgs cubiertos de tejido orgánico.

Nombres como Lance Henriksen (sí, Bishop de Aliens), el deportista y actor O.J. Simpson, Sylvester Stallone y hasta Mel Gibson sonaron en las listas del casting. Lo cierto es que además de esos nombres, los estudios querían que Cameron sumara a Schwarzenegger, pero no como el cyborg, sino como el héroe humano.

No quería el T-800. quería ser Kyle.

Para ese momento Arnold había captado la atención del público y de los estudios con su papel de Conan el cimmerio. A Cameron no le gustó para nada la idea de que el austríaco sea el héroe, incluso no lo quería ni para el papel del T-800.

Aceptando las constantes peticiones de la producción, James se reunió con Arnold y lo que pensaba que sería un “gracias, pero no te quiero en mi elenco”, fue un “lo necesito urgente”. Schwarzenegger le comentó a Cameron muchas ideas para el exterminador, desde sus movimientos hasta sus expresiones, todo porque el actor había visto Westworld de 1973 con Yul Brynner.

Cameron prestó atención a cada detalle y pidió a Arnold que se una al elenco, pero como el T-800 y no Kyle Reese. El austríaco no quería el papel del villano, ya que su carrera estaba creciendo y temía que fuera encapsulado en ese tipo de roles. El director lo convenció y hasta incluso le prometió que en caso de haber una secuela, él sería el héroe.

I will be back!

Terminator uno además de potenciar la carrera de Schwarzenegger le dio una de sus frases de cabecera, una que llegaría a repetir mucho más allá de las películas del cyborg.

Luego de Sarah Connor (Linda Hamilton) y Kyle Reese (Michael Biehn) son puestos en custodia policial, el exterminador decide hacer una recorrido de reconocimiento. Cuando consulta por su objetivo, el oficial que lo atiende le dice que la mujer no puede recibir visitas a lo que T-800 responde, “I’ll be back!” (Volveré). Ese momento marcó tanto a Arnold como al filme, pero pudo ser totalmente distinta.

Durante el rodaje, Arnold le expresó a James que se sentía incómodo por la línea, le molestaba la contracción gramatical que sufría el “I will”. Este llegó a sugerir que era mejor decir la frase completa, sin contracción, "I will be back!". Se dice que Cameron lo miró con una sonrisa y respondió sin tapujos: “!Yo no te digo cómo actuar, tú no me digas cómo escribir!”. Arnold acató las órdenes del director y al momento de rodar lanzó la frase. Así que de no haber sido por James, ese momento no hubiese tenido la envergadura que tiene en la actualidad.

Come on Bennett, Let’s party!

Commando (1985) además de estar plagada de escenas de acción y de frase para el recuerdo, también marcó a Arnold y es sentido literal. El actor sufrió algunos accidentes durante la producción y uno de ellos provino de un afilado cuchillo.

Cuando comenzó el rodaje del filme Mark L. Lester, Arnold pidió al experto en cuchillos Jack Crain, un cuchillo de supervivencia. Para quienes no conozcan, Crain se hizo conocido por haber sido el creador del cuchillo táctico y de supervivencia que utiliza Sylvester Stallone en First Blood (Rambo) de 1982.

Crain haría un nuevo cuchillo para Arnold en Depredador.

Arnold también quería su cuchillo y para no terminar con alguno similar al de su amigo y digamos "rival" en el cine de acción, encargó a Crain una hoja especial. El trabajo de este experto fue único, el cuchillo que blande Arnold en Commando se destaca en todas las tomas.

El hecho llamativo es que en la famosa escena del gear up, cuando John Matrix carga armamento tras armamento, podemos ver como guarda el cuchillo en la vaina. El problema es que la hoja tenía tanto filo que no sólo atravesó la vaina, sino que también le provocó un profundo corte a Arnold en una de sus manos. Nada que un par de puntos de sutura no solucionen.

Dead or Alive, You're Coming With Me!

Luego del éxito de Terminator, las historias de robots cobraron fuerza en el cine. Orion Pictures quería su propia película con la misma temática, por eso adquirieron los derechos del guion de escrito por Edward Neumeier y Michael Miner, titulado Robocop.

El filme que recientemente celebró 35 años, se convirtió no solo en un gran exponente del cine de acción, sino también del género cyberpunk. Pero antes que Paul Verhoeven tuviese al gran Peter Weller como Alex Murphy / Robocop, el estudio barajó varios candidatos, incluyendo a Arnold Schwarzenegger.

Arnold era demasiado grande para el papel.

Rob Bottin, el experto en maquillaje y efectos especiales, fue el encargado de crear a Robocop. Se dice que Bottin tuvo una reunión con Arnold, pero cuando lo tuvo frente a frente supo que el personaje iba a ser exageradamente grande. Esto descartó por completo la participación de Arnold en el filme.

El ex Mister Olympia quedó decepcionado y mucho más cuando pudo ver Robocop, quedó completamente fascinado. Esto lo motivó para contactarse con Paul Verhoeven para que en el futuro pudiesen trabajar juntos. Años más tarde ambos tendrían su oportunidad con la aclamada Totall Recall de 1990.

Para, o mi amigo hará tretas!

Aunque todos veían a Arnold y Stallone como rivales, ellos siempre fueron grandes colegas y amigos. Llegados los 90 ambos actores, además de tener más películas de acción en su haber, sumaron papeles distintos, como comedia.

En los 90 Arnold recibió un guion titulado Stop! Or My Mom Will Shoot, el que cuenta la simpática historia de como un rudo oficial de policía tiene que lidiar con la visita de su tierna madre mientras intenta detener un caso de tráfico de armas.

Arnold no simpatizó para nada con el guion, pero decidió hacerle una treta a Sylvester Stallone. El actor de Depredador difundió rumores de que tenía gran interés en Stop! Or My Mom Will Shoot y que en determinado punto, pediría una increíble suma de dinero para que el papel quedara vacante. Así fue como los rumores le llegaron a sly. 

El detective Bomowski y su mamá, la señora Tutti.

Casi una semana después de todo esto, se supo que Sylvester había cerrado el contrato para filmar la película. La estrella de Rambo odió el filme, pero así y todo lo hizo.

La película no fue un éxito, con suerte alcanzó a suplir su presupuesto, pero de todas formas es un recuerdo simpático en la carrera de Sly y más sabiendo que esto fue obra y gracias de Arnold.

Suscríbete a nuestro newsletter para recibir todas las novedades y participar de concursos exclusivos desde aquí.

Temas