Un reconocido actor de Breaking Bad admitió que casi organiza su muerte antes de aparecer en el show

Un reconocido actor de Breaking Bad admitió que casi organiza su muerte antes de aparecer en el show

A veces se necesita un golpe de suerte para no tomar medidas desesperadas. Giancarlo Esposito es el ejemplo de eso.

Martina Ruffo Vicino

El paso de Giancarlo Esposito en Breaking Bad fue muy exitoso. El actor que encarnó a  Gustavo "Gus" Fring llegó a ganar un premio Critics' Choice al mejor actor de reparto en una serie de drama en 2012 y una nominación a la misma categoría en los premios Emmy de ese año. Este rol fue el despegue de una gran carrera, ahora repleta de grandes trabajos, sin embargo, parece que nada fue fácil antes de llegar a él.

Durante una reciente entrevista con el programa Jim & Sam de SiriusXM, el actor reveló una interesante anécdota. Según relató, antes de conseguir su papel icónico de Gus Fring en Breaking Bad estaba tan arruinado que consideró la (Hollywoodense) opción de organizar su propio asesinato para que  sus hijos pudieran tener cierta protección financiera gracias al dinero de su seguro de vida.

Esto ocurrió cerca del año 2008, un año antes de que la gran oportunidad de su vida llegara. 

Esta es la entrevista completa de Giancarlo Esposito:

"Lo primero en lo que pensé fue en mi suegro, que trabajaba con seguros", comenzó a relatar luego de que le preguntaran por su situación en esos años. "Empecé a preguntar a mi esposa por qué cantidad estaba asegurado, y comencé a darle vueltas. Empecé a hacerle preguntas como que si podías cobrar el seguro si te suicidabas, y me dijo que era complejo".

"Mi salida en mi cerebro fue: 'Oye, ¿obtienes un seguro de vida si alguien se suicida? ¿Reciben el pan? Mi esposa no tenía idea de por qué le preguntaba estas cosas. Empecé a maquinar. Si consiguiera que alguien me liquidara, muerte por desventura, [mis hijos] obtendrían el seguro. Tengo cuatro hijos. Quería que tuvieran una vida. Fue un momento difícil en el tiempo. Literalmente pensé en la autoaniquilación para que pudieran sobrevivir. Así de bajo estaba", relató.

Esta decisión, muy al estilo de la nueva película Descansa en paz, estaba presente en su cabeza pero las consecuencias de ello eran mucho más profundas. "Ese fue el primer indicio de que había una salida, pero yo no estaría aquí para estar disponible para mis hijos", añadió Esposito. "Entonces comencé a pensar que eso no era viable porque el dolor que les causaría sería de por vida, y habría un trauma de por vida que simplemente extendería el trauma generacional del que estoy tratando de alejarme. La luz al final del túnel fue 'Breaking Bad'. Ya tuve trabajo antes de esta serie, pero ‘Breaking Bad’ fue lo que me salvó".

Gus Fring es un distribuidor de drogas de alto nivel de origen chileno. Foto: AMC

Por suerte las cosas salieron bien. Luego de Braking Bad la filmografía de Esposito comenzó a crecer de forma inesperada. Tuvo roles en cintas como la saga The Maze Runner, la película de Netflix Ojka, fue dirigido por Jodie Foster en Money Monster e incluso volvió a ser Fring en Better Call Saul durante tres temporadas. Claro que sus grandes entregas luego de la serie protagonizada por Walter White fueron sus apariciones en The Mandalorian, el rol de Stan Edgar en The Boys, y más recientemente su participación en la serie Los caballeros de Netflix

El futuro sigue brillante para Esposito pues lo veremos en la cinta de terror Abigail (que ya está en cines), también en la tercera parte de la trilogía X, MaXXXine o incluso en la gran cinta del icónico director Francis Ford Coppola, Megalópolis.
 

Temas