El clásico de casi tres horas de duración que debes ver al menos una vez en la vida

El clásico de casi tres horas de duración que debes ver al menos una vez en la vida

Estrenada en 1960 y dirigida por Federico Fellini, "La dolce vita" es un poderoso drama con tintes románticos que es ideal para ver durante el fin de semana. Marcello Rubini es un desencantado periodista romano, es el protagonista de esta historia que muestra todas las aristas de la humanidad.

Delfina Ortega Nodar

Delfina Ortega Nodar

Hablar de cine italiano es hablar, sin lugar a dudas, Federico Fellini y Marcello Mastroianni. La dupla de director y actor han dado con algunas de las cintas más importantes del país, siendo La dolce vita uno de los clásicos que rompió las fronteras y se convirtió en universal.

"Marcello Rubini es un desencantado periodista romano, en busca de celebridades, que se mueve con insatisfacción por las fiestas nocturnas que celebra la burguesía de la época. Merodea por distintos lugares de Roma, siempre rodeado de todo tipo de personajes, especialmente de la élite de la sociedad italiana. En una de sus salidas se entera de que Sylvia, una célebre diva del mundo del cine, llega a Roma, cree que ésta es una gran oportunidad para conseguir una gran noticia, y, en consecuencia, la perseguirá por las noches por diferentes lugares de la ciudad", reza la sinopsis oficial del filme.

Mira el tráiler:

Si bien muchos piensan que la cinta es sólo la mítica escena de Marcello Mastroianni Anita Ekberg dentro de la Fontana di Trevi, lo cierto es que la película va mucho más allá de esta imagen y es una suerte de crítica a la humanidad al mostrar todas las facetas del ser humano, desde las más brillantes a las más oscuras, con la maestría única que poseía Fellini para contar historias.

La dolce vita habla de temas aún hoy vigentes como el poder de los medios, la explotación de la imagen y las disonancias entre lo que se muestra y lo que las cosas son en realidad. Por eso, detrás del libertinaje de las fiestas y el exceso que se muestran en varias de las escenas del filme, el director muestra la amargura que atraviesa a esos personajes, en apariencia perfectos.

Pese a que la escena más icónica del filme es la de la Fontana di Trevi, la cinta habla de temas aún hoy vigentes como el poder de los medios, la explotación de la imagen y las disonancias entre lo que se muestra y lo que las cosas son en realidad
Crédito: Riama Film

Más allá de ser considerado un clásico del cine, como toda película incómoda, fue censurada por el Centro Católico Cinematográfico de Roma, que puso para ella la etiqueta de "escluso per tutti" ("excluida para todos"), con el afán de frenar un éxito imparable que hizo emocionar al público de todo el mundo pese a la barrera idiomática.

Con una duración total de 175 min (2 horas y 55 minutos), La dolce vita es una gran opción pese a lo extensa que es. La historia de por sí es tan frenética y atrapante que uno jamás pensaría que pasaron casi tres horas desde que le dio "play".

Temas