La sátira romántica que no tiene nada que ver la filmografía de Julie Andrews pero que deberías ver

La sátira romántica que no tiene nada que ver la filmografía de Julie Andrews pero que deberías ver

Estrenada en 1964, "La americanización de Emily" encuentra a la actriz en el rol de una viuda inglesa enamorada de marine norteamericano previa al desembarco de Normandía.

Delfina Ortega Nodar

Delfina Ortega Nodar

La época dorada de Hollywood dio como fruto algunos de los mejores musicales de la historia de la pantalla grande, la mayoría de ellos, con un factor en común llamado Julie Andrews.

La oscarizada actriz dio vida a algunos de los personajes más queridos del género, pero, en 1964, su carrera dio un gran giro, cambiando los musicales por una comedia negra bélica, en una bella historia de amor signada por la Segunda Guerra Mundial.

Andrews se pone en la piel de una viuda británica que se enamora de un marine norteamericano (interpretado por James Garner) en la previa al desembarco de Normandía
Crédito: Metro-Goldwyn-Mayer

"Un rico y cobarde oficial de la Marina, que se mantiene alejado de la guerra en una base militar norteamericana, se enamora de una viuda inglesa. Esta historia de amor se ve amenazada cuando el oficial debe cumplir una peligrosa misión, previa al desembarco de Normandía", reza la sinopsis oficial de La americanización de Emily.

Aquí, Julie Andrews despliega todo su talento y prueba que puede ser mucho más que una bella voz. Aquí da vida a un personaje complejo, con relaciones complejas y una historia de vida llena de oscuridades.

Junto a la intérprete se luce el recordado James Garner, con quien la británica tiene una poderosa química que hace que la historia fluya y sea realista. Los dos son un combo explosivo y dotan a sus personajes de un realismo incomparable, haciendo que su amor traspase la pantalla y despierte los suspiros (y alguna que otra lágrima) de la audiencia.

Mira el tráiler:

Dirigida por Arthur Hiller, La americanización de Emily consagra a Julie Andrews en la industria, pese a no haber ganado ningún premio por este consagratorio trabajo.

"Fue una experiencia muy satisfactoria. Jimmy Garner se convirtió en un gran amigo. Trabajamos juntos en tres ocasiones. Esa película fue escrita por Paddy Chayefsky y tenía un gran guión. De nuevo, no me sentía particularmente acertada para ella, pero me alegro de haber formado parte de ella. Ahora se ha convertido en una especie de clásico a su manera", dijo sobre este filme, al que considera el favorito de su extensa filmografía.

Temas