Brooklyn 99 presentó su última temporada en Netflix: lo bueno y lo malo de un adió esperado

Brooklyn 99 presentó su última temporada en Netflix: lo bueno y lo malo de un adió esperado

Una de las sitcoms más originales de los últimos años dice adiós por una coyuntura que le pasó por arriba.

Redacción QueVer

Redacción QueVer

Y llegó el día, Brooklyn 99 llegó a su fin, su última temporada aterrizó en Netflix y dijo adiós definitivamente. Se sabía que esta octava temporada sería lo último que ofrecerían los creadores de la serie. Y también que su emisión por NBC el año pasado tuvo una recepción algo apática. 

Es que Brooklyn 99 fue  víctima de sus propias fortalezas, la comedia que solo hacía comedia en una sede la policía de Nueva York y que tocaba temas coyunturales con bastante acidez quedó fuera de timing después de las múltiples denuncias sobre la brutalidad de la policía norteamericana, en especial sobre las minorías. Es algo que evidentemente sus creadores Dan Goor y Michael Schur tuvieron siempre presente.

Con el caso de George Floyd aún a flor de piel en gran parte de la sociedad estadounidense, la serie se propuso no hacerle caso omiso a esta problemática. Desde un comienzo demuestran que, desde el humor, seguirán tocando la coyuntura por más incómoda que les parezca. Y además, no le agrega una solución mágica que poco se adapta a la realidad. Y este golpe realista le dan una frescura que la serie extrañaba desde, por lo menos, la cuarta temporada. 

No faltan los momentos de risa, Amy y su adoración por el Capitán Holt, las locuras de Jake Peralta y las situaciones con Doug Judy, por lejos el mejor personaje de los considerados secundarios en toda la saga. 

Brooklyn 99 cierra a la altura: hay risas, no pretende apelar al sentimentalismo, sus personajes, aún algo repetidos continúan demostrando que la receta de la serie fue bastante original. Pero cae por su propio peso. Hoy quizás no sea tan fácil identificarse con policías que jamás se equivocan y que cuidan la ciudad. Y aún con una temporada donde se deja en evidencia que esto no es así, la 99 no tiene mucho más que contar. 

La temporada cuenta con 8 episodios de 23 minutos (la más corta de todas) y tiene su punto alto en el episodio 5 con el infaltable Doug Judy y en su cierre, donde se resume perfectamente porqué esta serie atrapó a tantas personas a lo largo de su historia. 

Para aquellos que supimos disfrutarla desde el primer momento, la temporada 8 nos devolverá a sus mejores momentos, y nos permitirá cerrar este círculo sin la sensación de haber estirado un producto sin mucha necesidad, como quizás sí pasaba con las dos temporadas anteriores. 

Extrañaremos a Andy Samberg como Jake Peralta, a Andre Braugher como el Capitán Holt o a Terry Crews como el Teniente Jeffords. Pero todo termina al fin. 

Suscríbete a nuestro newsletter para recibir todas las novedades y participar de concursos exclusivos desde aquí.

Temas